Supongo que era inevitable opinar al respecto; todos estamos siendo movilizados para hacer algo, incluso los que no participamos mucho en la vida política. No es que planee regresar al blog, pero me pareció el medio adecuado para compartir esta opinión en internet. A quien lo lea, le espera una larga serie de párrafos, llenos de crítica directa y sin los filtros que se ponen normalmente para convencer a la gente ingenua. Y por supuesto, cualquiera es bienvenido con su opinión/comentario/crítica hasta el final.

Nunca he tenido mucho interés en el ambiente de la política ni creo que lo llegue a tener en mucho tiempo; sin embargo, hay momentos en que parece oportuno presentar una opinión y mientras más diferente sea del resto, más le servirá a aquellos que sí invierten mucho de su tiempo en ese mundo engañoso.

El caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa parece presentarse como una oportunidad histórica de lograr un cambio, o al menos es lo que las redes sociales nos indican. Aparecen uno tras otro, videos que parecen demostrar que el pueblo está listo para comenzar a revolucionarse y que ya todos estamos cansados de vivir bajo la opresión de las autoridades.

Hasta este momento, es difícil creer en la información que se divulga por cualquier medio de comunicación, sea televisión o internet, da igual, en este tiempo es prácticamente imposible conocer las verdaderas fuentes; todo se limita a la opinión de aquél que quiera (y pueda) expresarla como un hecho. Y es que eso es, precisamente, lo más peligroso en estos casos: cualquiera que sea capaz de escribir o hacer un video puede hacerlo público y asegurar que es información verídica y confiable.

La gente cree que al vivir bajo el dominio y control de un gobierno tirano, puede creer las palabras de todos aquellos que opinen en su contra. Las decisiones extremistas siempre llevan a las peores consecuencias y permiten que el sujeto sea manipulado de mil y una formas. En este caso, el punto es que se nos ha creado, a lo largo de la historia, una opinión extremista respecto al gobierno; nadie está a favor de quienes dirigen el rumbo del país (y gran parte de nuestras vidas por igual).

¿Qué consecuencias trae esta postura extremista?. En primer lugar, cuando aparece el nuevo video que informa sobre lo mal que nos trata el gobierno, lo creemos de golpe; y no sólo eso, despreciamos a quien opina en contra, lo tachamos de ignorante y lo señalamos como aquel que no quiere un cambio para su país.

No obstante, el gobierno sí es el villano; entonces, ¿cuál es el problema?. Como he mencionado, fijar nuestra atención en el centro estando en los bordes del escenario nos lleva a ver incorrectamente la información y nos conduce a la toma de decisiones incorrectas. No es correcto pensar que las autoridades tienen buen corazón (hasta gracioso suena), pero eso no implica que sea una decisión inteligente, aceptar toda aquella postura que se les oponga.

Se han hecho protestas masivas y movilizaciones en todo el país, desde la UNAM, mi casa de estudios, hasta el zócalo capitalino, e incluso a nivel internacional, donde pequeños grupos de personas han expresado su apoyo por la causa de los 43 desaparecidos. ¿A nadie le parece esto alarmante?, ¿o es que no hay nadie que vea nada sospechoso en esta situación?.

Todos creemos que “estamos hartos” de este gobierno, que ya no toleraremos ni una más sólo porque los medios de comunicación nos están diciendo que así debemos sentirnos. Los mismos métodos de manipulación se continúan empleando: dile a la gente cómo pensar y qué sentir. A nadie le hubiera interesado el tema de los normalistas si un grupo invisible de personas no nos hubiera dicho que debíamos protestar en contra del suceso. Esta clase de eventos sangrientos e injustos no es nuevo y este no tiene mucho de diferente respecto a cientas de otras tragedias. Sin embargo, por alguna razón que aún no comprendo, alguien ha decidido que ahora sí debemos prestarle atención y protestar, y más allá de eso, curiosamente, después de unos meses, parece que todo el mundo está enterado del suceso y nos apoya moralmente en nuestra lucha… ¿¡En serio a nadie le parece extraño lo que está ocurriendo!?.

Permanecemos atónitos viendo hacia donde señalan sus dedos que no nos damos cuenta de todo lo que pasa a nuestras espaldas; ¿a quién le interesa un movimiento en contra de nuestro gobierno?. La respuesta está tan oculta que es difícil saberlo y es muy fácil seguir ignorándolo, preferimos solidarizarnos con la lucha actual por encontrar a los desaparecidos (que, por cierto, curiosamente, no llaman muertos, a pesar de lo absurdo que es creer que sigan con vida) que sentarnos a pensar realmente un poco y voltear a ver a ese lado que nos intentan ocultar:

  1. ¿Quién lidera los movimientos que se han hecho hasta ahora?, ¿quién los planea?. Porque las fechas no son azarosas y los carteles, anuncios y videos que aparecen frente a nosotros son hechos por alguien que sabe lo que hace y para qué lo hace.
  2. ¿Cuál es el verdadero objetivo de estos movimientos?. Porque, evidentemente, los 43 estudiantes no aparecerán con vida, no tendría sentido (y en caso de que ocurriese, no sería aún más raro el asunto?.
  3. ¿A quién le beneficia que nuestro gobierno tenga tantos problemas con su pueblo en este momento?. Olvidarse del factor del tiempo es un error grave, el estado actual de las cosas es, al fin y al cabo, lo que dirige las acciones que tomamos; puede que algún país ajeno se beneficie con nuestra estabilidad (¿Estados Unidos?, no me suena raro).

Y es obvio que la lista puede extenderse a lo largo de muchas páginas, pero con eso tenemos para un buen rato. Reflexionar es algo atípico del ser humano, ya que es más sencillo dejar llevar la atención por los líderes que buscar la senda propia; se piensa menos y se ocupa menos tiempo en seguir la flecha con luces que adentrarse entre la maleza por convicción propia. Por tanto, dejo estas preguntas para quien de verdad está interesado en ver más allá de las cosas resaltadas en negritas y prefiere leer entre líneas para conocer la realidad que le rige.

En estos momentos, lo único que puedo sentir respecto a los sucesos es incertidumbre. No tengo certeza de lo que ocurrirá mañana, ni de lo que planean esas personas que nos mueven como peones en un tablero de ajedrez. Me gustaría conocer sus verdaderas intenciones y las razones por las que producen tanto sufrimiento. Todo esto sólo conduce al odio, la ira, la confrontación, el engaño y la muerte. ¿Qué necesidad hay de causar todo esto?, ¿en verdad es tan importante su bienestar que provocan todo este dolor en nosotros?.

Precisamente por esto es que prefiero mantenerme al margen de la política; cuando se está dentro de ese mundo, uno no se sabe manipulado, utilizado, completamente influenciado por quienes se encuentran arriba. Y siendo un observador, al menos tengo la oportunidad de conocer ese movimiento del que soy parte (quiera o no) y de cómo es que unas cuántas personas, ocultas de la mirada de quienes dominan, les dirigen hacia donde les sean útiles y todo para su beneficio propio.

Entonces, se hizo una imprenta rentable y en un momento tal, que fue posible su comercialización; los libros comenzaron a venderse como pan caliente; la población, que fue mayoritariamente analfabeta, ahora quería leer y escribir. Fue tal y como con las computadoras, que hasta hace un par de años nadie sabía usar, excepto los ingenieros, científicos y gente instruida para tal fin. Las letras se volvieron el lenguaje de todos, los libros eran el medio de transmisión del conocimiento más importante desde la tradición oral, ciencia, humanidades, tecnología, viene todo un vórtice de cambios que llevarán a la humanidad entera a una transformación radical en cuanto a su cultura y estilo de vida.

Bibliotecas

Bibliotecas

Claro que existían, desde tiempos muy remotos, sólo que ahora eran la sensación del momento. Hay que construirlas por todos lados, abarrotemos los países de estos centros de lectura en silencio para que todos puedan tener acceso a los libros. El enorme interés por leer incitó a la construcción de bibliotecas, lugares que favorecían no sólo la lectura en privado y en silencio, sino la convivencia con otros lectores. No es lo mismo leer para sí, que leer y después comentar con otro lo aprendido; el conocimiento fue más productivo.

Propaganda

Propaganda

Por supuesto, apareció también un enemigo fatal. Si bien se crearon centros culturales en donde se podía leer en silencio y compartir una habitación con otros lectores, también se generaron nuevos medios de persuasión, control y agresión contra el prójimo. Ahora los gobernantes podían infundir el miedo por otros métodos, no sólo a través de mensajes hablados, sino escritos; lo peor, es que estos perduraban mientras el papel se mantuviera clavado a una pared y, además, mucha más gente podía entender el significado de lo que llevaba escrito.

Más aún, la publicidad para la compra y venta de bienes y servicios apareció. Si bien no está tan mal que un producto se pueda comercializar en grande, es increíblemente desagradable toparse con publicidad en todos lados (recuerdas?). En la actualidad, mucha gente paga para ser publicitada en internet y, además, los consumidores pagan para no recibir publicidad en sus aplicaciones… ¿y se supone que esto es normal?.

Literatura

Literatura

Por supuesto, como olvidar que los libros no son sólo ciencia. Pensar que los libros eran el centro de atención, la tecnología del momento; está claro que este tipo de arte comenzó a crecer como no lo había hecho antes. Cada vez más gente se animaba a escribir, la población analfabeta estaba cayendo, lo que implicaba más escritores y, por supuesto, más lectores activos. Un escritor que es leído, se anima a escribir cada vez más; los escritores de todo el mundo tenían más incentivos para crear arte.

Bien, tu libro será publicado, la editorial lanzará montones de copias al mercado, pero no nos quedemos con sólo eso. Resulta que mi libro, que antes sólo se conocía en mi país, viaja a través de la tierra o el agua y llega a las manos de un extranjero que ni siquiera habla mi lengua, que jamás pensaría en conocer. El arte dejó de ser nacional y empezó a ser universal, era posible apreciar creaciones de autores que no habitaban tu país, ahora podías ser un conocedor sin tener que viajar, ya no necesitas tener grandes capacidades económicas, basta con ahorrar un poco y comprar un delicioso libro.

Comercio

Comercio

Por supuesto, la literatura creció como arte, pero a cambio de esto, el mercado internacional se vio muy beneficiado. Se crearon editoriales, el escritor dejaba de ser un aficionado suelto y se convertía en un empleado a bajo sueldo; al extenderse y mezclarse la cultura entre los países, el consumismo era facilitado a pesar del interés popular de la región, las modas se volvían más generalizadas entre los pueblos.

Cultura

Cultura

No es factible decir que fue un cambio bueno o malo para la cultura de los países, en realidad pasaron cosas que pueden sonar positivas y cosas que pueden sonar negativas.

La ignorancia sobre muchos temas importantes sobre humanidades y ciencia estaba decayendo, la creación de nuevas obras al respecto crecía y, con esto, el pueblo estaba más informado; la religión estaba siendo suplantada por la creencia en el ser humano. Ya no había que atribuirle todo a la magia y lo espiritual, ahora se descubría una forma de demostrar y repetir las cosas que ocurrían alrededor. Por supuesto, el primer libro que se imprimió y distribuyó con tal imprenta, fue la biblia, no es como si se hubiera generado un boom, sólo hubo un desarrollo más racional con respecto a la época anterior.

El choque cultural en europa no fue tan complicado, pero en otros países generó cambios impresionantes. En toda Latinoamérica se acrecentaron los deseos de libertad e independencia cuando tuvieron contacto con las ideas europeas, sobre todo francesas; por ejemplo.

Desarrollo del pensamiento

Incógnito

Dejé hasta el último este punto a propósito, y también a propósito dejaré hasta aquí esta entrada. Te veo en la siguiente que será la última parte, tocaré este tema de forma muy profunda pues considero que es de lo más importante para fines de este blog. Nos vemos!

Youtube, Facebook, Twitter. Las llamadas “redes sociales” (que de sociales no tienen nada) invaden nuestros hogares de manera agresiva; en la actualidad, quien no tiene al menos una cuenta en una de estas páginas de internet parece estar alejado del título “común”. ¿Cómo llegamos a esto?. Los jóvenes de la actualidad están recibiendo de frente el gran impacto del crecimiento tecnológico de esta nueva era, todo causado por el Internet o, mejor dicho, la Internet.

 

Redes Sociales

 

 

En las fechas recientes, las actualizaciones de este tipo de comercios ya son pequeños, pero se hacen uso de las crecientes tecnologías que aparecen día con día en las distintas partes del mundo, sobre todo en países desarrollados. Con esto, se ha creado una nueva forma de ver el mundo y de realizar las actividades diarias. Es una verdadera Revolución en la forma de pensamiento y de vida de las personas. Trabajar desde casa, sentados frente a un ordenador; platicar con nuestros conocidos, amigos y familiares sentados frente a un ordenador; ver programas, series y películas sentados frente a un ordenador; en fin… estar una gran cantidad de tiempo frente a una computadora.

Para nosotros residentes del siglo XXI, este cambio parece un evento legendario sin precedentes. Tiramos las cosas que eran nuevas hace un año porque hoy ya existen tres modelos superiores de lo mismo. La forma de desarrollo de las tecnologías (sobre todo electrónicas e informáticas) supera nuestra capacidad de adaptación, pero no importa, podemos seguir dando saltos sin entender del todo en donde pisamos la última vez. Estamos en la era del cambio, una etapa que no había ocurrido jamás en la historia del ser humano… ¿verdad?

Párale tantito. Intenta recordar cuando ibas en la preparatoria y te dieron tus clasesillas de historia universal. ¿Siglo XVIII, Revolución industrial?, no, más atrás. ¿Siglo XVII, Ilustración?, te falta, te falta. ¿El renacimiento del siglo XV?, más o menos. Piensa que el Renacimiento, la etapa en que los grandes pensadores hicieron a un lado a la Iglesia y comenzaron a centrarse en el Hombre como tal, fue precedida por un evento todavía más grande, pero que, obviamente, jamás te explicaron a fondo en la escuela: la Imprenta (Moderna).

Gutenberg hizo lo que Turing en la actualidad.

Gutenberg hizo lo que Turing en la actualidad.

Durante todo ese gran período de mil años de oscuridad en que no se notificaron demasiados avances ni cambios en la manera de pensar, actuar, vivir, desarrollarse y evolucionar del ser humano, las personas carecían de medios para comunicarse. En esa época, la única forma de pasar un conocimiento era a través de la Tradición Oral. Las historias y leyendas se pasaban a través de cantos y narraciones habladas pues los medios escritos que existían eran costosos y escasos, la gente no sabía leer ni escribir y era más fácil para la sencilla y vana vida de aquellos individuos.

Sin embargo, cercano a los tiempos de la imprenta, comenzaron a surgir ciertos inventos que pudieran parecer irrelevantes, pero que dieron origen a un movimiento cultural que cambió por completo la visión del ser humano. Un cuadernillo, una pizarra de cera; varios inventos se acercaban a una forma cada vez más exitosa de esparcir en el mundo de la literatura, pero fue hasta que a Gutenberg se le ocurrió diseñar su propia imprenta (porque, en efecto, ya habían existido imprentas muchos años atrás) que los cambios curiosos se fueron dando uno tras otro, de manera pausada, pero veloz, de forma discreta, pero sagaz.

La imprenta, después la biblia, después Gutenberg pierde su patente, después se crean libros para distribuir el conocimiento y, cuando el mundo lo había notado, ya existía propaganda E S C R I T A pegada por todos lados en las antiguas plazas y centros de reunión. A ver, esto parece irrelevante. ¿Y qué si existe propaganda escrita?, hoy a cada rato recibimos folletos cuando salimos a la calle, no es nada del otro mundo. Prueba a remontarte a una era en donde [probablemente] sólo el 10% de la población mundial (así es, mundial) sabía leer. Pensar que en un período tan corto como, quizá, unos cien años, cualquiera pudiera generar y distribuir propaganda escrita en cualquier lado, sabiendo que el pueblo la leería, resulta bastante abrumador.

Así que les tenían que leer los que sí podían...

Así que les tenían que leer los que sí podían…

Los libros se publicaban cada vez en mayores cantidades y con una mayor diversidad, las diferentes imprentas evolucionaban y de igual forma, los libros. Se crearon las primeras editoriales y las primera bibliotecas. Las personas tenían una forma muy diferente de comunicación debido a los hábitos de lectura en silencio y a grandes velocidades (recuerda este punto para la siguiente entrada). La información que la gente recibía a diario estaba cada vez más plagada de diferentes y nuevas opiniones procedentes de diversas partes del mundo.

La forma en que la aparición de los libros como un medio de difusión de información cambió el mundo es bastante similar a la forma en que la Internet lo hace ahora. No estamos en ninguna etapa sin precedentes, a lo largo del tiempo han ocurrido una enorme cantidad de revoluciones ideológicas en cuanto al ser humano respecta. Desde mi punto de vista, la más parecida, tanto en virtudes como en defectos, es la aparición de la Imprenta (Moderna).

¿Qué clase de cambios radicales pudo generar la aparición de un aparato como la Imprenta?, ¿qué eventos sucedieron a la aparición de los libros?, ¿qué clase de cambios ocurrieron en la forma (integral) de vida de las personas?, ¿cómo se relaciona esto con nuestro presente?. En la segunda parte resolveremos estas y otras cuantas dudas de gran importancia. Conocer esto, nos permitirá entender mejor en qué estamos parados; entender en qué estamos parados, nos convertirá en seres superiores y conscientes. Te veo en la siguiente entrada.

A diferencia de la comida convencional, nosotros los humanos nos cocinamos en un caldo bien frío, nos revolcamos en él para absorber bien el sabor amargo que lleva y nos remojamos en la sequedad que transmite. Todos los días caminamos en un mar de contaminación visual, auditiva, olfativa y emocional, con el único fin de sobrevivir al medio social que ha resultado mucho más salvaje que la intemperie.

¡Compra, compra, compra, compra, compra!

Precios más bajos (que otros), mejores productos (que otros), una mejor vida (que antes…). La publicidad se encarga de convencerte de una mejora pero siempre se quedan con el mejor producto, te ofrecen un “buen” producto y no “el buen” producto.  Hay una diferencia abismal entre ambas situaciones, pero la gente siempre los confunde y cae en la trampa del capitalismo. Mencionar esta palabra es peligroso, mucha gente es bastante susceptible a oponerse rotundamente al capitalismo, otros lo aman, yo digo que es una mierda en la que no vale la pena enfocarse.

No obstante, ¿qué crees?, vivimos rodeados de ella y lo que más fácilmente llega a nuestras casas desde su humilde morada en el gobierno estadounidense es la publicidad. No importa si no estudiaste (de hecho mejor), no importa cuanto ganes, no importa si tienes familia o eres solitario, no importa a qué te dediques ni cuáles sean tus gustos; toda la basura sensitiva de las empresas tiene que llegarte al cerebro. “Lo vi en la tele”, “lo vi en el periódico”, “lo escuché en la radio”, “me contó mi vecino”… Las posibilidades abarcan tantos mundos a tu alrededor que es imposible ser salvado de toda la chatarra publicitaria.

Es como si las empresas pidieran un pollo al gobierno y este nos entregara a nosotros. Los restaurantes de comida de mierda, toda la gama de productos iShit, los comerciales de tiendas de mierda en donde venden productos de mierda… Todo eso y más llega hasta ti mientras ves la tele o buscas tu tarea en internet, mientras lees una revista y cuando vas al cine. Es tanta la costumbre que parece ya no importarnos.

Existe una pequeña población de gente sensitiva que es agredida por todas estas situaciones, pero son ignoradas y reprimidas, considerándoles de exageradas por quejarse o disgustarse de algo tan natural. Claro, ¡si la publicidad se da en los árboles!. Los controladores del medio (que por elitista que suene su puesto no se libran de sus propias porquerías, como el narcotraficante que es drogadicto… ha!) han logrado llenarte la cabeza de mierda (sí, diré muchas veces mierda en esta entrada) y has terminado por sucumbir. Ahora es más natural que a una mujer la partan con un cuchillo para sacarle un ser humano que parir de manera natural a su anhelado hijo.

Viene la navidad (sí, de mierda) y la gente cambia mucho su forma de actuar. Se vuelven seres deformes que intentan aparentar la luz interior y el brillo comprando regalos con moñitos plateados y poniendo un árbol de navidad lleno de lucecillas pendejas para iluminar intermitentemente su hogar. Así es, siéntete una estrella tintineante comprando nuestros productos y olvídate del verdadero brillo que guardas en tu interior. Así, si no lo ves, no existe.

Hahaha Satan Claus

Y esto termina metiéndose con la religión, porque es el típico combate “Dios existe contra Dios no existe”. Esto es muy conveniente, así creas gente que necesite ver brillitos para saber que existe la luz interior y otros que tienen que celebrar el nacimiento de un señor de hace más de mil años. Lo que no te dicen es que Dios es una paradoja, es inconveniente, que sepas que Dios existe a tu alrededor pero no existe porque no le das vida, es negativo, ¡así la gente no compra!

Ya falta poco menos de un mes para la temporada de nieve, luces y felicidad con los que amas; aún si en el DF ni siquiera nieva en invierno, si la mayoría de los habitantes están más secos (espiritualmente hablando) que Ninel Conde y si, quizá, el 50% de la población saborea la infidelidad todos los días. Ya desde el día de muertos veía el “árbol de Halloween” en las placillas; en estos días ya me da náuseas estar en alguna plaza. La opción es buscar algo más chilango-clase media, un zócalo, centro de coyoacán o algo por el estilo; menos banalidad.

Chilango-Clase Media, fantástico~

Para finalizar, un consejo. En esta temporada te encontrarás con gente religiosa que te vende productos capitalistas y grillistas incrédulos que te dicen que no compres nada y que vivas en la calle para ser feliz… No escuches, mientras el facebook fresa te intenta contaminar con basura comercial, el facebook activista te intenta contaminar con basura pesimista; lo mejor es sobrellevar el absurdo capitalista buscando refugio en el bienestar propio y encontrar el bienestar de los demás en la austeridad. O sea, no creas que regalar te hará alguien deseable en una fiesta ni creas que es mejor no ir, mejor ve y regala tus mejores intenciones.

Saludos. Hace tanto que no escribo por aquí que me da miedo pensar que pocos vayan a leer esta entrada; sin embargo, regreso a trabajar un poco, ya ha pasado un tiempo desde aquél acontecimiento complicado con el que me crucé que creo que ya me merezco algo de trabajo mental. Por supuesto que la inspiración ha hecho su trabajo, hace unos días mi cabeza dio vuelta a unas cosillas que a continuación les explico.

Viviendo en un país latinoamericano en donde la cultura es predecible y la religión gobierna las cabezas del ganado popular (nosotros) es fácil imaginar que todos mis lectores han escuchado hablar de lo que es un don. La típica representación de Jesús que cura enfermos y demás, así como las exaltaciones de las personas exitosas, los genios científicos y demás, abundan en nuestra memoria. Todos nos hemos topado con la mención de algún genio.

El típico genio de la música: Beethoven

La gente le llama “don” a esa capacidad peculiar, otorgada de manera excepcional a cierta persona. Esto implica que es poco común, que no se ha heredado en su totalidad desde un gen (pero sí posiblemente de muchos genes similares) y que coloca al poseedor sobre los demás en el rango de acción de dicho don. Es decir que si alguien es especialmente hábil con los números, podríamos pensar que posee un don que le da un rango superior, cuando de matemáticas se habla, al compararse con otros con habilidades comunes.

Hasta cierto punto, vamos bien, pero la verdad es que entre tanto elitismo, explotación y necedad, la gente olvida las fuentes básicas, las raíces más profundas de la realidad. Nunca falta aquél que quiere explotar un don ajeno, como los padres que usan a su hijo para ganar reconocimiento propio. ¿Cuáles son estos principios básicos?

Un don es un regalo que no tiene dueño. Generalmente, cuando alguien descubre a algún ser con cierto don, le atribuye al ser mismo su capacidad, aunque también existen quienes dicen que los dones deben ser usados para el bien común. Es el típico caso del médico que entra en dilema sobre trabajar en un hospital público o uno privado: ayudar a todo aquél que lo necesite (mi don es de todos, venid por él) o sólo a aquél que me pague bien por hacerlo (el don es mío, págame si lo quieres). La respuesta es paradójica, hablé sobre eso antes así que no hay que quebrarse la cabeza más de lo necesario.

Un don no es una capacidad que nos permite ser mejores en algo. Hay una diferencia colosal entre ser bueno y ser mejor. El primero habla sobre poder hacer algo bien sin muchas dificultades, el segundo habla sobre la comparación entre quien lo hace con facilidad y a quien le cuesta más trabajo. El primero habla sobre el ser aislado y el segundo sobre el ser comparado contra otros. El primero es humilde, el segundo es desagradable, incómodo, molesto, denigrante, abusivo y manipulador.

Un don no es un regalo. Justo por eso ponía que era un regalo y no un regalo. La verdad es que los dones no son regalos, son como cosas que se dan sin que las esperes, el problema está en que no son gratis. Un regalo se da sin esperar mucho a cambio, los dones se dan esperando muchas cosas a cambio. Si Dios te ha dado un don, no es porque te ha regalado algo, pensar eso es ridículo y masoquista (el típico “desearía no haber recibido este don”, para quien ve muertos o predice el futuro). Que te sea otorgado, no significa que no se cobre. Es como la forma que tiene Dios para trollearnos, aunque la verdad es que los dones te dan posibilidades fantásticas si sabes aprovecharlos, por eso es que son regalos (y repito, con bastardilla).

Como no es un regalo, un don debe manejarse con responsabilidad. Dejé este para el final a propósito, pues es el más importante de todos. Sin importar si los demás puntos te parecen correctos o agradables, este no lo debes pasar por alto. Un don es una capacidad que debe ser utilizada siempre con responsabilidad, sin dañar deliberadamente a otros. Por eso es que pagamos, porque debemos estar al pendiente de esas capacidades para evitar cometer errores que les cuesten a otros.

Debo admitirlo, es una frase grandiosa.

En la Tierra, vivimos como en un campo de pruebas para ver como reaccionan unos dones contra los otros. No podemos evitar equivocarnos, sentir desesperación, ansiedad o incertidumbre. No es necesario preguntar todo el tiempo el por qué de los dones, esas respuestas llegan [casi siempre] solas. Tampoco hay que sentirse malignos por poseer algún don que parezca anti-moral, quizá poseer un don así implica que nuestra moral está mal.

Es muy típico que quien posea un don se sienta aislado e inhumano. Ocurre que al vivir en sociedad, los dones menos explícitos y contrastantes (como hacer una sopa exquisita), que no son demasiado notorios entre la sociedad, que se vuelve cada vez más gris, se vean marginados y exagerados por quienes no tienen la misma capacidad. Todos poseemos [al menos] un don, así que no hay que discriminar a quien tenga alguno que llame más la atención.

Nikola Tesla, un genio marginado por el gran poder de Alva Edison, un plagiador.

La falta de educación, de moralidad, de espiritualidad y de unión con los otros seres vivos, nos ha hecho dar malos pasos a la hora de tratar con estos regalos otorgados por Dios (o lo que se te antoje la gana); por esta razón es que debemos transmitir mensajes de humildad y empatía con quienes nos rodean. Cada quién tiene un don y debe aceptarlo y hacer un uso consciente y responsable del mismo, pedir ayuda es necesario en muchos casos, existen dones difíciles de manejar o para los cuales no hay un estándar el cuál seguir.

Con ese mensaje me despido, espero que hayan disfrutado la entrada, seguro que ya muchos de ustedes se han identificado con una que otra cosilla y por supuesto que tienen muchas ideas para compartir y para rellenar huecos que yo he dejado. ¿Cuál es tu don?, ¿qué más crees que se ha perdido acerca de los dones?, ¿qué clase de dones has discriminado?. El tema es larguísimo, la interpretación y demás los dejo a su criterio. Les deseo lo mejor… y recuerden: Lean, Comenten, Compartan!

Saludos. Habiendo pasado ya la faramalla del arte visual y los malos conceptos sobre el buen arte y el malo que no son ninguno por debajo del arte que es y el que no es, que termina por ser el arte falso, y concluyendo que el minimalismo no es más que una modita aburrida de arte falso; pasaré a hablarte sobre otro tipo de arte. Hoy:

Arte olfativo

 

Para muchos, las pinturas, la música, la danza y todos esos tipos de arte sistematizados por los científicos del alma y el espíritu (ha!) son como bellas artes que se aprecian por la forma en que son realizadas y por lo que expresan como partículas separadas y como un todo al ser integradas. Así los colores, las tonalidades y los contrastes se unen para hacer una pintura; los tiempos, las coreografías y el vestuario hacen un baile, y el ritmo, los volúmenes, los coros, la letra y el tono hacen una canción.

No obstante, estos tipos de arte siempre se ven o se escuchan; hasta ahora, no he escuchado de algún curador o pintor o músico, etc. que hable de un arte que se huela… Ya vivimos enfrascados en lo que a unos se les ocurrió llamar artes y nos olvidamos de que todo en la vida puede ser arte si se hace con verdadero empeño, tal como la naturaleza misma es el arte de la creación. Pero Dios no sólo nos dio vista para conocer el mundo, ni oído. Resulta que tenemos mil sentidos para percibir diferentes cosas y que, el olfato, es uno de ellos.

¿Te llegó el delicioso olor?

La comida, que había mencionado en la entrada pasada, resulta que también entra en el ambiente de los artes que pueden percibirse con el olfato. Es bien fácil reconocer el arte de mamá cuando cocina. Toda la casa se inunda con ese delicioso aroma y es que, aún cuando la comida de mamá no sea tan sabrosa en realidad, para nosotros como hijos lo es. Ocurre que puede no importar tanto si el aroma es rico o no, igual nos agrada por eso que nuestra madre transmite a través de los alimentos: amor.

Pero obviamente existen más maneras de hacer arte a través del olfato, sólo que como es uno de los sentidos menos agudos que tenemos, lo despechamos. Es como quien prefiere que le expliquen las cosas que leer un libro; es más difícil cuando la percepción necesita ser aguda que cuando todo se nos da en bandeja de plata. Empecemos a generar más ejemplos, entonces.

¿Has oído del aromaterapia? Bueno, conozco a alguien que utiliza aromas distintos para sus terapias (es psicóloga) y me pareció una forma curiosa de tratar a sus pacientes. Probablemente no lo creas tan fácil, pero resulta que esta psicóloga está usando arte para favorecer el alivio de sus pacientes. El aromaterapia es un arte porque busca transmitir una sensación a quien es tratado con ella. La relajación es el ejemplo que se te viene a la mente (obvio), pero puede ser algo contrastante con eso, como vitalidad y energía o algo de entusiasmo, o incluso un recuerdo de alguna sensación pasada. Existen infinidad de cosas que se pueden hacer sentir en el espíritu sólo a través de olores.

Existe contaminación visual… obviamente existe también la olfativa. ¿Alguna vez has caído por accidente, al entrar a la plaza comercial, en esa sección maligna del Liverpool o Palacio de Hierro en que te restriegan olores por todos lados? Entonces, conoces la contaminación olfativa. Los perfumes, que fueron inventados (tengo entendido) para disfrazar la peste de los europeos que no se bañan porque no tienen agua, ahora se usan como una forma de disfrazar el propio olor humano.

Personalmente hablando, te puedo decir que detesto los perfumes. Es curioso porque podrían recordarme a un ser amado y entonces, quizá, deberían gustarme; pero no, los odio. Oler a alguien con perfume genera una sensación de lejanía muy agresiva, casi como si la persona quisiera fingir que tiene un olor “placentero”. Esos aromas tan fuertes que llegan a lastimar sólo me obligan a alejarme. Me gusta conocer a la gente tal y como es, de todas las formas posibles. Unos lentes de sol que ocultan los ojos y la mirada son similares a ese perfume que oculta el olor verdadero de la persona. Puedo comentarte que nunca uso perfume y a veces incluso no uso desodorante y no he recibido críticas sobre mal olor sino más bien elogios.

La contaminación olfativa también va implicada en cosas como el humo del cigarro (aunque este puede más bien ser placentero para algunos), el de los autos, la basura y otros desechos, etc. Pero esos son, digamos, defectos que aparecen por ahí. Muy diferentes del perfume que parecemos usarlo con cierto gusto o placer extraño. Conozco mucha gente que considera el perfume un símbolo de belleza, siendo que es algo artificial. No dejará nunca de parecerme un poco triste que prefiramos oler un perfume que aquellos a quienes amamos. Sin embargo, tengo esperanza en que aún podemos cambiar.

Bien, leíste hasta el final, tienes todo mi aprecio y agradecimiento por haberlo hecho. Espero que te hayas fumado esta buena entrada y que tus pulmones se llenen de gratitud y felicidad… Ahora, a manera de humo, sólo expúlsame un comentario 😉 Te mando un saludo y espero que te hayas pasado chido el fin de semana largo (si eres de México, claro está).

Saludos, artistas. Al fin llegó el día, escribo de nuevo. No me detendré a dar explicaciones porque sobran, mejor al grano: la entrada. Hace mil años, les hablaba sobre el arte. Mi cabeza dio vueltas pero no pudo encontrar nada al respecto, simplemente no pensaba en nada relacionado, iba a dejar el tema; pero decidí continuar. Ahora empiezo con cosas más específicas, distintos tipos de arte en una clasificación propia, a ver qué piensan.

 

Arte Visual

 

El nombre dice suficiente. Todo arte que requiera de la vista para transmitirse cabe en este ambiente. El arte visual es inmenso, ya que comprende toda la literatura escrita, la pintura, la escultura, el modelado, el arte conceptual, etc. Este tipo de medio se caracteriza por buscar llamar la atención de manera directa o indirecta de quien recorre un lugar con la mirada.

Existen cosas que pasan desapercibidas, pero cuando el buen arte aparece, llama la atención del alma y no hay nada que lo detenga. Para el arte visual apreciativo, se puede incluir la pintura, la escultura, etc. Todo aquello que se ve y no se toca. La luz reflejada en estos objetos estimula el cerebro generando la visión de algo tan plano o tan sólido y sin chiste como tal, pero con un sentido profundo como ninguno.

Personalmente, no creo que cualquier rayón ridículo pueda ser arte, incluso si el autor ha forzado alguna especie de sentido para ello. Incluso, creo que el minimalismo es ridículo por esta razón. Actualmente, con todo es de las mac y los iPod, el arte minimalista se ha generalizado y ya ni los restaurantes de comida rápida se escapan de ello, pues muestran menús con fondos blancos y apariencias sencillas, pulcras.

Qué demo...! jamás podré comer en esa cama o se manchará para siempre...!

Ciertas esculturas monócromas y con formas sencillas, pero bien puliditas y brillantes ya no faltan en las casas de la gente rica. Este tipo de objetos y escenas me parecen carentes de toda emoción o sentido y son sólo una burla para el intelecto de la gente de la alta sociedad que cree estar en el cielo sólo porque cree que es de un sólo color; pero ocurre que el azul no es el único color en el cielo, simplemente es el que alcanzamos a ver. El minimalismo y la superficialidad de las personas me parece una liga irrompible.

El buen arte intenta dar a entender no un concepto o un designio, no son órdenes sino deseos, no son imposiciones sino sugerencias; el buen arte intenta dar a entender algo que se siente y se busca dar a conocer. Lo comercial busca vender y obligar, mientras que el arte busca difundirse y liberar. Son dos cosas completamente opuestas e inconfundibles para cualquiera que pueda llorar con una película cursi.

Personalmente, el arte visual que más me llama la atención es el barroco (creo). No sé mucho de “corrientes” y que las fechas y esas mamadas, pero tengo entendido que las catedrales del país que se hicieron durante la colonia tienen ese estilo, y puedo decir que aunque no soy religioso ni eso, me fascina ver las catedrales por dentro y por fuera. La cantidad de detalles en cada porción del edificio es inmensa, es una representación de lo vasto y complejo del mundo en algo muy chiquito. Cada pedazo de la arquitectura oculta algo diferente de todo el resto, no escatima en decoración y expresión, es un conjunto enorme de deseos e ilusiones.

Diosss! Definitivamente debo volver a Santa Prisca, ese altar por sí sólo es precioso, imaginad la catedral entera!

Estos tipos de arte son comunes y esto puede llevar a mi público lector a pensar que simplemente hago una entrada sobre arte con mi opinión y blah… pero lo que me gusta de escribir aquí es que puedo abrir la vista un poco más de la periferia común. Mucha gente piensa que la comida es un arte que va hacia el gusto (como yo), pero hay quienes aprecian su lado visual.

Un platillo bien presentado siempre atrae buenos clientes, pero eso es meramente comercial y aburrido. Cuando un plato se hace con ganas de transmitir calidez, amor o felicidad a quienes consumen el alimento, no importa la simetría o las estúpidas hierbitas de adorno que no sirven para nada, sino la sugestión mental que el platillo hace por sí mismo antes de que quien lo ve, se lo coma. ¡No puedes negar que unas enchiladas jugosas, con algunas verduras encima y queso rayado no llaman la atención!

Si has ido a comer a algún pueblito o alguna zona por carretera notarás la inmensa diferencia que tiene con un McDonald’s (hahahahahahahaha). Si has ido a Teotihuacan o al Desierto de los Leones o ese tipo de lugares, te habrás tenido que detener a comer en alguno de los restaurantes que habrá cerca y seguro notaste la diferencia con los tacos de la vuelta de tu casa. La diferencia es inminente, la presentación a veces no representa elegancia, pero no necesitas probarlo para sentir el deseo de devorarlo todo.

Comida *-*

La comida es uno de los pocos tipos de arte múltiple que cabe dentro de los (considerados) cinco sentidos, pero igual cabe mencionarlo aquí. No obstante, otro tipo de arte visual poco considerado es el de la decoración. Para muchas amas de casa (aunque les suene a estereotipo), la apariencia del hogar es importantísima (y pregunten a mi abuela si no…). Un piso limpio y reluciente, unos adornos por aquí y un florero en aquella mesa, un mantelito sin gran chiste pero imprescindible para amenizar la sala de estar… En fin, la decoración de un hogar es algo tan complicado y multidimensional que preferiría dejarlo a una mujer, que tiene una mejor percepción multidimensional de los espacios…

En fin… Espero que hayas disfrutado la primera entrada amena del blog en mil años ( y no porque haya tardado en publicar, sino porque me parece una entrada bastante tranquila, sin desbordamientos). No te confíes, ya publicaré mis jaladas más adelante. Por ahora no tengo fecha fija para la siguiente entrada, pero propongo que sea antes del martes de la próxima semana. Gracias por leer estas más de mil palabras, te envío un saludo gigante y nos vemos en la siguiente entrada!!

Saludos. En la entrada anterior te compartí una ligera introducción al tema del arte y lo que, a mi parecer, le toca en este blog. En la entrada presente te hablaré un poco sobre mi experiencia con el arte y mis ideas sobre el tema… como siempre, no esperes un orden racional y estricto ni ideas comunes o fijas en mis palabras y menos al tocar un tema tan abstracto, intuitivo y relativo como el arte.

Aparentemente, el arte es una especie de doctrina que debe ser estudiada y “cultivada” (usan mucho esa palabra cuando hablan de arte) desde que se es niño, con el fin de “alimentar el espíritu” y extender las capacidades creativas. Aparentemente, el arte es un objeto que permite a las personas extender sus capacidades y volverse seres completos. Es real que mucha gente cree este par de cosas sobre el arte, es normal que lo hagan.

La evolución de la sociedad humana está desfasada por miles de años en comparación con la evolución del humano como ser vivo. Esto nos da capacidades y nos quita oportunidades. La sociedad piensa en cosas que el cuerpo era capaz de hacer hace milenios, mientras que nuestro cuerpo ruega por cosas que nosotros ni imaginamos todavía. Debido a esto, pensamos que el arte es una herramienta y no un medio.

Profundizaré más. Una herramienta es un ente cual sea que permite alcanzar o ejecutar algo (más o menos eso); si el arte lo fuera, podríamos definir al arte como un algo delimitado y ese algo nos permitiría hacer u obtener algo (etc.). Un medio es cualquier cosa, situación, evento (etc.) que nos permite alcanzar o ejecutar algo; si el arte lo fuera, podríamos entenderla como cualquier cosa que nos permita hacer u obtener algo (etc.).

Arte

Podría parecer una diferencia muy estúpida: una herramienta es tangible y delimitada, mientras que un medio no necesariamente lo es. Sin embargo, a través de esta diferencia, muchas personas caen en errores muy comunes como el de llamar arte a todo lo que sea música, literatura o pintura y hacer a un lado al resto de las posibles formas de arte. Actualmente, existen muchos cantantes y compositores comerciales que se dedican a crear canciones, utilizando instrumentos sencillos con ritmos sencillos y de baja calidad, con el único fin de vender su imagen y conseguir dinero a cambio. A esto le podemos llamar mainstream, a esto, mucha gente les llama “artistas famosos” aunque sólo deberían llamarlos “famosos”.

¿Por qué?. El arte es un medio a través del cual una persona puede expresar o transmitir algo que nace en su interior. El arte puede nacer del cuerpo, de la mente o del alma, pero siempre nace desde el artista, no del exterior. En el exterior, para esas personas del mainstream, están las estadísticas, los gustos populares, las modas y la política. Todo eso y más influye en la mente de esos “artistas” que me gusta llamar “artistas de plástico”, marcándolos como personas falsas que se dedican a vender algo que no son: artistas.

Objeto: Justin Bieber - Tipo: Artista de Plástico - Inspiración: Su propia "belleza"

Todos podemos ser artistas, con nuestras palabras o nuestros gestos, con nuestras ideas o nuestras costumbres. Todo lo que hacemos puede ser arte si tiene un objetivo real que nace en nuestro interior. En el momento en que dejas de estudiar para cubrir la carrera que tus padres quieren para ti y comienzas a estudiar lo que amas, estás haciendo arte. El arte es un medio, no una herramienta. El arte nace desde adentro y no el exterior.

Con esto, el arte se extiende a niveles amplios. Existe una definición muy sencilla y completa sobre arte: es todo lo que el hombre hace; que me gustaría cambiarla por “todo lo que un ser hace y que ha nacido de su interior”. Para eliminar sexismos y superficialidades nada más. Para este instante creo que ya puedo afirmar que sabes a lo que me refiero cuando uso la palabra “arte”.

Ahora, ¿qué hay de mi?. En el ambiente artístico escribo y hablo, me gusta expresarme de estas dos formas; disfruto de la música y la resolución de problemas, porque me permiten explorar mi creatividad desde muchos puntos de vista; me alejo de los vicios y la podredumbre, porque no me gusta la mediocridad o el desperdicio, y tengo como objetivo llegar a completar mi propia realización sobre la [mi] vida, pues no me gusta que nadie me imponga nada sobre ella.

Mis convicciones y mi arte van de la mano porque utilizo este medio para lograr mis objetivos. Utilizo el arte como un medio para alcanzar la felicidad, para completar mi camino y para ayudar a otros a encontrar el suyo… a formarlo, mejor dicho. La felicidad, la verdad y el ayudar a otros son probablemente mis convicciones más fuertes y a través de mi arte puedo conseguir llevarlas a cabo.

Gracias por haber leído hasta aquí. Espero que hayas agarrado algunas ideas y hayas creado las propias, espero que te haya gustado mi forma de ver el mundo del arte. Te mando un saludo y espero que me leas en la próxima entrada. Espero también tus comentarios, dudas y sugerencias. No olvides compartir esta entrada 😉 Hasta la próxima!

Después de toda la cantidad de problemas internos y externos, de la faramalla social y el entorno que rodea nuestros hogares, he decidido cambiar de rubro. Basta ya de tanto estrés con la familia, bienvenida la belleza de la superficie, creación única brindada por el interior del ser, expresión del sentimiento, pieza maestra de la humildad. Bienvenida el arte a nuestras lecturas.

A través de la mente, todos conocemos definiciones de arte. “Todo lo que el hombre hace”; o sea que la mujer no hace arte; “Toda expresión de los sentimientos”, es decir que el arte sólo es creación humana. Las escuelas nos juegan varios movimientos dándonos definiciones de arte y buscando concretar lo que es abstracto. Al menos yo puedo decirte que lo que hacen es como querer describir el sabor del agua… ¿y a qué sabe?, pues… a agua… Entonces el arte es… ¿arte?

Hay quienes piensan que estos desmadres son arte

Sí. el arte es una de esas cosas puras que por más que el humano quiere tocar, no altera. Casualmente fuimos capaces de crear una palabra que no puede ser definida o concretada; generamos un concepto que no se puede asegurar bajo ninguna base. Ocurre que el arte es muy subjetivo. Esto significa que la interpretación dada al arte varía de acuerdo a la mentalidad de cada persona. Y esto implica que lo que para mi puede ser arte, para ti puede no serlo. Teniendo esto en cuenta, es imposible definir de manera universal el concepto de arte.

Existen personas que estudian “arte” en universidades y se van a museos a decidir lo que es arte y lo que no, soberbia y más soberbia. El único trabajo que podrían en verdad tener es el de decidir “qué se queda en el museo y que no”, porque en el momento en el que una sola persona diga que un objeto es arte, el objeto se vuelve arte. No existe regla alguna para decidir lo que lo es y lo que no; simplemente el criterio personal de cada individuo es capaz de generar arte en un instante.

Si existiese una regla para decidir lo que es arte y lo que no es su procedencia. Normalmente la gente al leer o escuchar cosas como lo que recién mencioné comienzan a pensar “mira esa piedra… digo que es arte, ya es arte” y yo pienso: “ah qué pendej@!”. O sea no (y aquí viene mi neurosis)… La verdadera concepción del arte está en el corazón de las personas. Si eres capaz de definir cualquier cosa como arte, es porque algo viste en ello o algo te hizo sentir, lo suficientemente intenso como para llamarle arte.

Un chacal podría pensar que Daddy Yankee es arte porque le produce sensaciones lo suficientemente profundas como para definirlo así. Y bueno, ya qué… es arte… al menos para el chacal. ¿Y qué tal cuando se dice que algo no lo es?; como en este caso, el 98% de mis lectores dirán que Daddy Yankee no es arte. El debate entre lo que es y no es duraría milenios y nunca se llegaría a una verdad absoluta; más bien existirían millones de verdades relativas. Para el chacal, ese mono es arte, para ti no lo es, punto.

Aceptación, humildad, tolerancia y prudencia. Si eres capaz de manejar esas cuatro virtudes en lo que a ti concierne, entonces sigue leyendo las próximas entradas que tratarán temas artísticos y demás. Si tu soberbia, tu egocentrismo, tu racismo, intolerancia e imprudencia te pueden más (momento elitista), puedes buscar en internet blogs de Paty Chapoy o Joaquín López Dóriga; seguro que encuentras alguno.

Lo que yo opino es que aquello que es de plástico, no es arte. Para mi, el arte proviene del corazón del artista, es creado desde el fondo del pensamiento y con la mano desnuda. Una vez que está implicado un interés absurdo, una necesidad banal o una orden externa, la creación se vuelve “de plástico” y deja de ser arte; se vuelve un simple objeto artificial creado por un humano y no por un ser.

Ya te iré dando una mejor idea de mis ideas, pero lo que me interesa son tus ideas sobre mis ideas, sobre las ideas de otros y sobre tus propias ideas… tengo una idea: comenta! Te interesa el arte?, qué es arte para ti?… Estas preguntas cuyas respuestas tienes claras en la cabeza en este instante, te serán difusas y extrañas cuando haya terminado de hablar sobre el arte o… al menos, eso espero. Te envío un saludo, queda esperando el videovlog hasta que hayan terminado las mugrosas vacaciones y regrese a mi frío claustro en el defectuoso. Hasta la próxima entrada!

He estado pensando en cómo concluir con el tema de la familia, aparentemente la forma más útil es con una ejemplificación de las áreas que pueden ser alcanzadas por este tópico. He mencionado la situación de los miembros de la familia, he hablado sobre su postura frente a la sociedad, he hablado sobre la familia como una necesidad, pero sólo hasta ahora [que ya les he mostrado todos estos conocimientos] es que puedo poner en un marco tangible todo este embrollo.

Como ya les había dicho, la familia tiene varias funciones en el plano social y emocional. Los miembros de un grupo social tan firme generan lazos emocionales muy importantes. Los lazos familiares provienen del instinto, pues también los animales forman grupos familiares (como las manadas); por tanto es una necesidad. Sin embargo, nosotros hemos trascendido a los animales.

Muchas personas creen que el intelecto es lo que nos diferencia de los animales sólo por el hecho de que somos bastante inteligentes en comparación. Sin embargo, hay unos cuantos animales que, aunque no lo parezca, también poseen intelecto, como el ratón y los perros. La verdadera diferencia entre los demás animales y los seres humanos es el ambiente espiritual en el que nos desarrollamos: la intuición.

Por si aún te causa dolor que diga “espiritual” porque me crees religioso o esas mamadas, te corrijo de una vez: espiritual es desigual de religión. La intuición todo un ambiente, es un mundo lleno de ilógica y magia, un universo místico e intangible lleno de todo lo imposible e incomprobable, donde la ciencia es nula y la razón es tonta, donde el amor es energía y el cuerpo es un estorbo. La intuición es el verdadero mundo que nos aleja del resto de los animales, ya que ellos, aunque quizá puedan vivir en él, no lo reconocen.

La familia y la intuición tienen situaciones bien raras. Muchos hablan de la intuición como el “sexto sentido” de la mujer; esto es porque, ya que las mujeres viven mucho más en el plano sentimental y mágico (el derecho), lo tienen más desarrollado; sin embargo, la intuición es todo un mundo poco explorado en el que todos vivimos, lo queramos o no. Ya que las mujeres tienen más presencia en este ambiente, suelen usarlo más y, sobre todo, las madres tienen bastante presente la intuición como un método de protección para sus hijos.

Es difícil mentirle a una madre, siempre saben cuando mientes. Quizá crees que es porque te conoce desde que nació, pero eso son patrañas; en realidad sabe si dices la verdad o no porque el lazo espiritual que comparten es fuertísimo, además de que ella vive en un plano espiritual muy desarrollado. De hecho, toda la familia comparte lazos espirituales importantes debido a su relación sanguínea o emocional. Esto brinda posibilidades muy grandes.

Ya que todos compartimos un universo intuitivo y compartimos lazos fuertes con nuestros familiares, es posible que nos conectemos a través de ese plano. Los verdaderos rituales familiares podrían ser posibles. Si nuestras relaciones con nuestros parientes fueran más desarrolladas podríamos realizar diferentes actividades interesantes de autoexploración e interiorización. Nuestros espíritus serían firmes y dejaríamos de caer en problemas tan pendejos como el alcohol y el cigarro; seríamos personas más decididas y felices, el éxito estaría predispuesto debido a las bases tan firmes, conoceríamos el mundo sin depender de las mentiras escolares que nos imponen.

¿Sabes qué?, ya no leas esto. Acabo de sufrir de una crisis neurótica. En este momento ves mi texto idealista y crees que es muy ridículo y absurdo o demasiado cursi y poético. Pues no, es medio racional y muy idealista. Sé que en un futuro (espero no muy lejano) esto será algo muy cercano a la realidad. Ya pasó mi crisis, ya puedes seguir leyendo… Igual ya acabé.

Trata de imaginar que las capacidades que a veces envidias de otras personas o los conocimientos que poseen algunas personas podrían estar en tu cabeza sólo por la conexión familiar y la presencia de rituales entre sus miembros. Que no te cause estrés la palabra “ritual”, sólo me refiero a las actividades espirituales que se podrían realizar de manera grupal e interactiva entre los miembros de una familia. Sería hermoso y brindaría muchísimas capacidades a todos los que participaran… En fin, quizá esto sea demasiado avanzado como para imaginarlo en verdad.

En fin, las posibilidades y situaciones para las que puede ser utilizada la información sobre la familia llegan a diferentes niveles de diferentes alturas que bien pueden estar lejanos de la intuición. Todo esto ya depende de los intereses de cada quién; pero con lo mío ya llegué hasta un buen punto. En fin; te mando un saludo enorme, espero que hayas agarrado algo chido de la entrada. No dejes de comentar, hasta la próxima!