You are currently browsing the category archive for the ‘Personal’ category.

Supongo que era inevitable opinar al respecto; todos estamos siendo movilizados para hacer algo, incluso los que no participamos mucho en la vida política. No es que planee regresar al blog, pero me pareció el medio adecuado para compartir esta opinión en internet. A quien lo lea, le espera una larga serie de párrafos, llenos de crítica directa y sin los filtros que se ponen normalmente para convencer a la gente ingenua. Y por supuesto, cualquiera es bienvenido con su opinión/comentario/crítica hasta el final.

Nunca he tenido mucho interés en el ambiente de la política ni creo que lo llegue a tener en mucho tiempo; sin embargo, hay momentos en que parece oportuno presentar una opinión y mientras más diferente sea del resto, más le servirá a aquellos que sí invierten mucho de su tiempo en ese mundo engañoso.

El caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa parece presentarse como una oportunidad histórica de lograr un cambio, o al menos es lo que las redes sociales nos indican. Aparecen uno tras otro, videos que parecen demostrar que el pueblo está listo para comenzar a revolucionarse y que ya todos estamos cansados de vivir bajo la opresión de las autoridades.

Hasta este momento, es difícil creer en la información que se divulga por cualquier medio de comunicación, sea televisión o internet, da igual, en este tiempo es prácticamente imposible conocer las verdaderas fuentes; todo se limita a la opinión de aquél que quiera (y pueda) expresarla como un hecho. Y es que eso es, precisamente, lo más peligroso en estos casos: cualquiera que sea capaz de escribir o hacer un video puede hacerlo público y asegurar que es información verídica y confiable.

La gente cree que al vivir bajo el dominio y control de un gobierno tirano, puede creer las palabras de todos aquellos que opinen en su contra. Las decisiones extremistas siempre llevan a las peores consecuencias y permiten que el sujeto sea manipulado de mil y una formas. En este caso, el punto es que se nos ha creado, a lo largo de la historia, una opinión extremista respecto al gobierno; nadie está a favor de quienes dirigen el rumbo del país (y gran parte de nuestras vidas por igual).

¿Qué consecuencias trae esta postura extremista?. En primer lugar, cuando aparece el nuevo video que informa sobre lo mal que nos trata el gobierno, lo creemos de golpe; y no sólo eso, despreciamos a quien opina en contra, lo tachamos de ignorante y lo señalamos como aquel que no quiere un cambio para su país.

No obstante, el gobierno sí es el villano; entonces, ¿cuál es el problema?. Como he mencionado, fijar nuestra atención en el centro estando en los bordes del escenario nos lleva a ver incorrectamente la información y nos conduce a la toma de decisiones incorrectas. No es correcto pensar que las autoridades tienen buen corazón (hasta gracioso suena), pero eso no implica que sea una decisión inteligente, aceptar toda aquella postura que se les oponga.

Se han hecho protestas masivas y movilizaciones en todo el país, desde la UNAM, mi casa de estudios, hasta el zócalo capitalino, e incluso a nivel internacional, donde pequeños grupos de personas han expresado su apoyo por la causa de los 43 desaparecidos. ¿A nadie le parece esto alarmante?, ¿o es que no hay nadie que vea nada sospechoso en esta situación?.

Todos creemos que “estamos hartos” de este gobierno, que ya no toleraremos ni una más sólo porque los medios de comunicación nos están diciendo que así debemos sentirnos. Los mismos métodos de manipulación se continúan empleando: dile a la gente cómo pensar y qué sentir. A nadie le hubiera interesado el tema de los normalistas si un grupo invisible de personas no nos hubiera dicho que debíamos protestar en contra del suceso. Esta clase de eventos sangrientos e injustos no es nuevo y este no tiene mucho de diferente respecto a cientas de otras tragedias. Sin embargo, por alguna razón que aún no comprendo, alguien ha decidido que ahora sí debemos prestarle atención y protestar, y más allá de eso, curiosamente, después de unos meses, parece que todo el mundo está enterado del suceso y nos apoya moralmente en nuestra lucha… ¿¡En serio a nadie le parece extraño lo que está ocurriendo!?.

Permanecemos atónitos viendo hacia donde señalan sus dedos que no nos damos cuenta de todo lo que pasa a nuestras espaldas; ¿a quién le interesa un movimiento en contra de nuestro gobierno?. La respuesta está tan oculta que es difícil saberlo y es muy fácil seguir ignorándolo, preferimos solidarizarnos con la lucha actual por encontrar a los desaparecidos (que, por cierto, curiosamente, no llaman muertos, a pesar de lo absurdo que es creer que sigan con vida) que sentarnos a pensar realmente un poco y voltear a ver a ese lado que nos intentan ocultar:

  1. ¿Quién lidera los movimientos que se han hecho hasta ahora?, ¿quién los planea?. Porque las fechas no son azarosas y los carteles, anuncios y videos que aparecen frente a nosotros son hechos por alguien que sabe lo que hace y para qué lo hace.
  2. ¿Cuál es el verdadero objetivo de estos movimientos?. Porque, evidentemente, los 43 estudiantes no aparecerán con vida, no tendría sentido (y en caso de que ocurriese, no sería aún más raro el asunto?.
  3. ¿A quién le beneficia que nuestro gobierno tenga tantos problemas con su pueblo en este momento?. Olvidarse del factor del tiempo es un error grave, el estado actual de las cosas es, al fin y al cabo, lo que dirige las acciones que tomamos; puede que algún país ajeno se beneficie con nuestra estabilidad (¿Estados Unidos?, no me suena raro).

Y es obvio que la lista puede extenderse a lo largo de muchas páginas, pero con eso tenemos para un buen rato. Reflexionar es algo atípico del ser humano, ya que es más sencillo dejar llevar la atención por los líderes que buscar la senda propia; se piensa menos y se ocupa menos tiempo en seguir la flecha con luces que adentrarse entre la maleza por convicción propia. Por tanto, dejo estas preguntas para quien de verdad está interesado en ver más allá de las cosas resaltadas en negritas y prefiere leer entre líneas para conocer la realidad que le rige.

En estos momentos, lo único que puedo sentir respecto a los sucesos es incertidumbre. No tengo certeza de lo que ocurrirá mañana, ni de lo que planean esas personas que nos mueven como peones en un tablero de ajedrez. Me gustaría conocer sus verdaderas intenciones y las razones por las que producen tanto sufrimiento. Todo esto sólo conduce al odio, la ira, la confrontación, el engaño y la muerte. ¿Qué necesidad hay de causar todo esto?, ¿en verdad es tan importante su bienestar que provocan todo este dolor en nosotros?.

Precisamente por esto es que prefiero mantenerme al margen de la política; cuando se está dentro de ese mundo, uno no se sabe manipulado, utilizado, completamente influenciado por quienes se encuentran arriba. Y siendo un observador, al menos tengo la oportunidad de conocer ese movimiento del que soy parte (quiera o no) y de cómo es que unas cuántas personas, ocultas de la mirada de quienes dominan, les dirigen hacia donde les sean útiles y todo para su beneficio propio.

Saludos. Habiendo pasado ya la faramalla del arte visual y los malos conceptos sobre el buen arte y el malo que no son ninguno por debajo del arte que es y el que no es, que termina por ser el arte falso, y concluyendo que el minimalismo no es más que una modita aburrida de arte falso; pasaré a hablarte sobre otro tipo de arte. Hoy:

Arte olfativo

 

Para muchos, las pinturas, la música, la danza y todos esos tipos de arte sistematizados por los científicos del alma y el espíritu (ha!) son como bellas artes que se aprecian por la forma en que son realizadas y por lo que expresan como partículas separadas y como un todo al ser integradas. Así los colores, las tonalidades y los contrastes se unen para hacer una pintura; los tiempos, las coreografías y el vestuario hacen un baile, y el ritmo, los volúmenes, los coros, la letra y el tono hacen una canción.

No obstante, estos tipos de arte siempre se ven o se escuchan; hasta ahora, no he escuchado de algún curador o pintor o músico, etc. que hable de un arte que se huela… Ya vivimos enfrascados en lo que a unos se les ocurrió llamar artes y nos olvidamos de que todo en la vida puede ser arte si se hace con verdadero empeño, tal como la naturaleza misma es el arte de la creación. Pero Dios no sólo nos dio vista para conocer el mundo, ni oído. Resulta que tenemos mil sentidos para percibir diferentes cosas y que, el olfato, es uno de ellos.

¿Te llegó el delicioso olor?

La comida, que había mencionado en la entrada pasada, resulta que también entra en el ambiente de los artes que pueden percibirse con el olfato. Es bien fácil reconocer el arte de mamá cuando cocina. Toda la casa se inunda con ese delicioso aroma y es que, aún cuando la comida de mamá no sea tan sabrosa en realidad, para nosotros como hijos lo es. Ocurre que puede no importar tanto si el aroma es rico o no, igual nos agrada por eso que nuestra madre transmite a través de los alimentos: amor.

Pero obviamente existen más maneras de hacer arte a través del olfato, sólo que como es uno de los sentidos menos agudos que tenemos, lo despechamos. Es como quien prefiere que le expliquen las cosas que leer un libro; es más difícil cuando la percepción necesita ser aguda que cuando todo se nos da en bandeja de plata. Empecemos a generar más ejemplos, entonces.

¿Has oído del aromaterapia? Bueno, conozco a alguien que utiliza aromas distintos para sus terapias (es psicóloga) y me pareció una forma curiosa de tratar a sus pacientes. Probablemente no lo creas tan fácil, pero resulta que esta psicóloga está usando arte para favorecer el alivio de sus pacientes. El aromaterapia es un arte porque busca transmitir una sensación a quien es tratado con ella. La relajación es el ejemplo que se te viene a la mente (obvio), pero puede ser algo contrastante con eso, como vitalidad y energía o algo de entusiasmo, o incluso un recuerdo de alguna sensación pasada. Existen infinidad de cosas que se pueden hacer sentir en el espíritu sólo a través de olores.

Existe contaminación visual… obviamente existe también la olfativa. ¿Alguna vez has caído por accidente, al entrar a la plaza comercial, en esa sección maligna del Liverpool o Palacio de Hierro en que te restriegan olores por todos lados? Entonces, conoces la contaminación olfativa. Los perfumes, que fueron inventados (tengo entendido) para disfrazar la peste de los europeos que no se bañan porque no tienen agua, ahora se usan como una forma de disfrazar el propio olor humano.

Personalmente hablando, te puedo decir que detesto los perfumes. Es curioso porque podrían recordarme a un ser amado y entonces, quizá, deberían gustarme; pero no, los odio. Oler a alguien con perfume genera una sensación de lejanía muy agresiva, casi como si la persona quisiera fingir que tiene un olor “placentero”. Esos aromas tan fuertes que llegan a lastimar sólo me obligan a alejarme. Me gusta conocer a la gente tal y como es, de todas las formas posibles. Unos lentes de sol que ocultan los ojos y la mirada son similares a ese perfume que oculta el olor verdadero de la persona. Puedo comentarte que nunca uso perfume y a veces incluso no uso desodorante y no he recibido críticas sobre mal olor sino más bien elogios.

La contaminación olfativa también va implicada en cosas como el humo del cigarro (aunque este puede más bien ser placentero para algunos), el de los autos, la basura y otros desechos, etc. Pero esos son, digamos, defectos que aparecen por ahí. Muy diferentes del perfume que parecemos usarlo con cierto gusto o placer extraño. Conozco mucha gente que considera el perfume un símbolo de belleza, siendo que es algo artificial. No dejará nunca de parecerme un poco triste que prefiramos oler un perfume que aquellos a quienes amamos. Sin embargo, tengo esperanza en que aún podemos cambiar.

Bien, leíste hasta el final, tienes todo mi aprecio y agradecimiento por haberlo hecho. Espero que te hayas fumado esta buena entrada y que tus pulmones se llenen de gratitud y felicidad… Ahora, a manera de humo, sólo expúlsame un comentario 😉 Te mando un saludo y espero que te hayas pasado chido el fin de semana largo (si eres de México, claro está).

Saludos, artistas. Al fin llegó el día, escribo de nuevo. No me detendré a dar explicaciones porque sobran, mejor al grano: la entrada. Hace mil años, les hablaba sobre el arte. Mi cabeza dio vueltas pero no pudo encontrar nada al respecto, simplemente no pensaba en nada relacionado, iba a dejar el tema; pero decidí continuar. Ahora empiezo con cosas más específicas, distintos tipos de arte en una clasificación propia, a ver qué piensan.

 

Arte Visual

 

El nombre dice suficiente. Todo arte que requiera de la vista para transmitirse cabe en este ambiente. El arte visual es inmenso, ya que comprende toda la literatura escrita, la pintura, la escultura, el modelado, el arte conceptual, etc. Este tipo de medio se caracteriza por buscar llamar la atención de manera directa o indirecta de quien recorre un lugar con la mirada.

Existen cosas que pasan desapercibidas, pero cuando el buen arte aparece, llama la atención del alma y no hay nada que lo detenga. Para el arte visual apreciativo, se puede incluir la pintura, la escultura, etc. Todo aquello que se ve y no se toca. La luz reflejada en estos objetos estimula el cerebro generando la visión de algo tan plano o tan sólido y sin chiste como tal, pero con un sentido profundo como ninguno.

Personalmente, no creo que cualquier rayón ridículo pueda ser arte, incluso si el autor ha forzado alguna especie de sentido para ello. Incluso, creo que el minimalismo es ridículo por esta razón. Actualmente, con todo es de las mac y los iPod, el arte minimalista se ha generalizado y ya ni los restaurantes de comida rápida se escapan de ello, pues muestran menús con fondos blancos y apariencias sencillas, pulcras.

Qué demo...! jamás podré comer en esa cama o se manchará para siempre...!

Ciertas esculturas monócromas y con formas sencillas, pero bien puliditas y brillantes ya no faltan en las casas de la gente rica. Este tipo de objetos y escenas me parecen carentes de toda emoción o sentido y son sólo una burla para el intelecto de la gente de la alta sociedad que cree estar en el cielo sólo porque cree que es de un sólo color; pero ocurre que el azul no es el único color en el cielo, simplemente es el que alcanzamos a ver. El minimalismo y la superficialidad de las personas me parece una liga irrompible.

El buen arte intenta dar a entender no un concepto o un designio, no son órdenes sino deseos, no son imposiciones sino sugerencias; el buen arte intenta dar a entender algo que se siente y se busca dar a conocer. Lo comercial busca vender y obligar, mientras que el arte busca difundirse y liberar. Son dos cosas completamente opuestas e inconfundibles para cualquiera que pueda llorar con una película cursi.

Personalmente, el arte visual que más me llama la atención es el barroco (creo). No sé mucho de “corrientes” y que las fechas y esas mamadas, pero tengo entendido que las catedrales del país que se hicieron durante la colonia tienen ese estilo, y puedo decir que aunque no soy religioso ni eso, me fascina ver las catedrales por dentro y por fuera. La cantidad de detalles en cada porción del edificio es inmensa, es una representación de lo vasto y complejo del mundo en algo muy chiquito. Cada pedazo de la arquitectura oculta algo diferente de todo el resto, no escatima en decoración y expresión, es un conjunto enorme de deseos e ilusiones.

Diosss! Definitivamente debo volver a Santa Prisca, ese altar por sí sólo es precioso, imaginad la catedral entera!

Estos tipos de arte son comunes y esto puede llevar a mi público lector a pensar que simplemente hago una entrada sobre arte con mi opinión y blah… pero lo que me gusta de escribir aquí es que puedo abrir la vista un poco más de la periferia común. Mucha gente piensa que la comida es un arte que va hacia el gusto (como yo), pero hay quienes aprecian su lado visual.

Un platillo bien presentado siempre atrae buenos clientes, pero eso es meramente comercial y aburrido. Cuando un plato se hace con ganas de transmitir calidez, amor o felicidad a quienes consumen el alimento, no importa la simetría o las estúpidas hierbitas de adorno que no sirven para nada, sino la sugestión mental que el platillo hace por sí mismo antes de que quien lo ve, se lo coma. ¡No puedes negar que unas enchiladas jugosas, con algunas verduras encima y queso rayado no llaman la atención!

Si has ido a comer a algún pueblito o alguna zona por carretera notarás la inmensa diferencia que tiene con un McDonald’s (hahahahahahahaha). Si has ido a Teotihuacan o al Desierto de los Leones o ese tipo de lugares, te habrás tenido que detener a comer en alguno de los restaurantes que habrá cerca y seguro notaste la diferencia con los tacos de la vuelta de tu casa. La diferencia es inminente, la presentación a veces no representa elegancia, pero no necesitas probarlo para sentir el deseo de devorarlo todo.

Comida *-*

La comida es uno de los pocos tipos de arte múltiple que cabe dentro de los (considerados) cinco sentidos, pero igual cabe mencionarlo aquí. No obstante, otro tipo de arte visual poco considerado es el de la decoración. Para muchas amas de casa (aunque les suene a estereotipo), la apariencia del hogar es importantísima (y pregunten a mi abuela si no…). Un piso limpio y reluciente, unos adornos por aquí y un florero en aquella mesa, un mantelito sin gran chiste pero imprescindible para amenizar la sala de estar… En fin, la decoración de un hogar es algo tan complicado y multidimensional que preferiría dejarlo a una mujer, que tiene una mejor percepción multidimensional de los espacios…

En fin… Espero que hayas disfrutado la primera entrada amena del blog en mil años ( y no porque haya tardado en publicar, sino porque me parece una entrada bastante tranquila, sin desbordamientos). No te confíes, ya publicaré mis jaladas más adelante. Por ahora no tengo fecha fija para la siguiente entrada, pero propongo que sea antes del martes de la próxima semana. Gracias por leer estas más de mil palabras, te envío un saludo gigante y nos vemos en la siguiente entrada!!

Saludos. En la entrada anterior te compartí una ligera introducción al tema del arte y lo que, a mi parecer, le toca en este blog. En la entrada presente te hablaré un poco sobre mi experiencia con el arte y mis ideas sobre el tema… como siempre, no esperes un orden racional y estricto ni ideas comunes o fijas en mis palabras y menos al tocar un tema tan abstracto, intuitivo y relativo como el arte.

Aparentemente, el arte es una especie de doctrina que debe ser estudiada y “cultivada” (usan mucho esa palabra cuando hablan de arte) desde que se es niño, con el fin de “alimentar el espíritu” y extender las capacidades creativas. Aparentemente, el arte es un objeto que permite a las personas extender sus capacidades y volverse seres completos. Es real que mucha gente cree este par de cosas sobre el arte, es normal que lo hagan.

La evolución de la sociedad humana está desfasada por miles de años en comparación con la evolución del humano como ser vivo. Esto nos da capacidades y nos quita oportunidades. La sociedad piensa en cosas que el cuerpo era capaz de hacer hace milenios, mientras que nuestro cuerpo ruega por cosas que nosotros ni imaginamos todavía. Debido a esto, pensamos que el arte es una herramienta y no un medio.

Profundizaré más. Una herramienta es un ente cual sea que permite alcanzar o ejecutar algo (más o menos eso); si el arte lo fuera, podríamos definir al arte como un algo delimitado y ese algo nos permitiría hacer u obtener algo (etc.). Un medio es cualquier cosa, situación, evento (etc.) que nos permite alcanzar o ejecutar algo; si el arte lo fuera, podríamos entenderla como cualquier cosa que nos permita hacer u obtener algo (etc.).

Arte

Podría parecer una diferencia muy estúpida: una herramienta es tangible y delimitada, mientras que un medio no necesariamente lo es. Sin embargo, a través de esta diferencia, muchas personas caen en errores muy comunes como el de llamar arte a todo lo que sea música, literatura o pintura y hacer a un lado al resto de las posibles formas de arte. Actualmente, existen muchos cantantes y compositores comerciales que se dedican a crear canciones, utilizando instrumentos sencillos con ritmos sencillos y de baja calidad, con el único fin de vender su imagen y conseguir dinero a cambio. A esto le podemos llamar mainstream, a esto, mucha gente les llama “artistas famosos” aunque sólo deberían llamarlos “famosos”.

¿Por qué?. El arte es un medio a través del cual una persona puede expresar o transmitir algo que nace en su interior. El arte puede nacer del cuerpo, de la mente o del alma, pero siempre nace desde el artista, no del exterior. En el exterior, para esas personas del mainstream, están las estadísticas, los gustos populares, las modas y la política. Todo eso y más influye en la mente de esos “artistas” que me gusta llamar “artistas de plástico”, marcándolos como personas falsas que se dedican a vender algo que no son: artistas.

Objeto: Justin Bieber - Tipo: Artista de Plástico - Inspiración: Su propia "belleza"

Todos podemos ser artistas, con nuestras palabras o nuestros gestos, con nuestras ideas o nuestras costumbres. Todo lo que hacemos puede ser arte si tiene un objetivo real que nace en nuestro interior. En el momento en que dejas de estudiar para cubrir la carrera que tus padres quieren para ti y comienzas a estudiar lo que amas, estás haciendo arte. El arte es un medio, no una herramienta. El arte nace desde adentro y no el exterior.

Con esto, el arte se extiende a niveles amplios. Existe una definición muy sencilla y completa sobre arte: es todo lo que el hombre hace; que me gustaría cambiarla por “todo lo que un ser hace y que ha nacido de su interior”. Para eliminar sexismos y superficialidades nada más. Para este instante creo que ya puedo afirmar que sabes a lo que me refiero cuando uso la palabra “arte”.

Ahora, ¿qué hay de mi?. En el ambiente artístico escribo y hablo, me gusta expresarme de estas dos formas; disfruto de la música y la resolución de problemas, porque me permiten explorar mi creatividad desde muchos puntos de vista; me alejo de los vicios y la podredumbre, porque no me gusta la mediocridad o el desperdicio, y tengo como objetivo llegar a completar mi propia realización sobre la [mi] vida, pues no me gusta que nadie me imponga nada sobre ella.

Mis convicciones y mi arte van de la mano porque utilizo este medio para lograr mis objetivos. Utilizo el arte como un medio para alcanzar la felicidad, para completar mi camino y para ayudar a otros a encontrar el suyo… a formarlo, mejor dicho. La felicidad, la verdad y el ayudar a otros son probablemente mis convicciones más fuertes y a través de mi arte puedo conseguir llevarlas a cabo.

Gracias por haber leído hasta aquí. Espero que hayas agarrado algunas ideas y hayas creado las propias, espero que te haya gustado mi forma de ver el mundo del arte. Te mando un saludo y espero que me leas en la próxima entrada. Espero también tus comentarios, dudas y sugerencias. No olvides compartir esta entrada 😉 Hasta la próxima!

No puedo hacer más amiga, mis medios y mis posibilidades en este momento se limitan a una inútil y estúpida entrada en mi blog que, aunque importante para mí, no basta para expresarme o darte a conocer qué siento. Me gustaría pensar que es tan en serio como las otras veces que tu familia ha fallado, pero en este instante parece que no hay vuelta atrás. Después de ver un video tan absurdo como el que acabo de visualizar, me quedo algo sin palabras, algo más sin aliento.

Risas y descaros, yo no puedo reír, no me siento bien. Es increíble que si de por sí no nos veíamos; ahora que las distancias se alargan, las posibilidades escasearán aún más. Discúlpame por no haber estado presente en estos días, pero debes recordar que de todas formas estoy contigo siempre, eso te lo digo a diario al oído aunque sé que no siempre me escuchas y a veces necesitas verme para saber que estoy ahí; pero ahora te lo repito: siempre estoy.

La amistad, el amor, los días y los lugares. Nada se pierde, tú y yo seguimos juntos en espíritu, porque ahora entiendo que lo único que se queda pegado a la tierra es el cuerpo, así lo demás viaja y se une en la infinidad. Será muy duro dejar de verte por tiempos tan indefinidos, me cuesta pensar en mi cumpleaños sin tí; espero que no ocurra así. Qué difícil resultará el invierno tan frío sin la calidez de tu compañía, qué oscuros serán los días que te recuerde y desee verte y sentirme tan impotente.

Y sin embargo, nos veremos de nuevo, aún menos, pero nos veremos. Aún estamos juntos, una decisión ajena no es capaz de mantenernos separados porque tú y yo ya somos uno. Te he hecho saber una y otra vez que tú salvaste mi vida. Es seria mi afirmación. Cuando apareciste en mi camino, la luz abordó mi espíritu y me hizo conocer la felicidad tangible. A cambio, he deseado llevar a tu corazón toda la felicidad que puedo. Cada vez es más complicado, pero siempre lo intento. Disculpa si no he sido tan emotivo, pero creo que tú ya me conoces lo suficiente para aceptarme, así como yo acepto de ti todo y sin problema alguno.

No puedo seguir escribiendo, esto es poco e insuficiente pero simplemente no hay más que decir. Te voy a extrañar muchísimo, tanto como sé que tú me extrañarás a mi. No obstante no voy a enfermar, porque quizá deba mantenerme sano para que tú puedas soltarte todo lo que gustes. No voy a caerme, para poder sostenerte cuando quieras tirarte al suelo. No voy a sufrir para que pueda darte alegría si la necesitas, si tu corazón la necesita. Te amo, tú ya sabes eso; sabes que nuestra amistad opaca a cualquier otra, porque es más especial, pura y sana que la de cualquier humano en la faz de la Tierra. Te quiero emo, sé que no me odias, sé que lo que odias es esta situación, pero también sé que el sufrimiento no durará para siempre. Hoy no río, hoy te extraño.

Hoy desperté bastante cansado, tuve que poner despertador para no levantarme demasiado tarde y no poder dormir después, mañana tengo clases… Mi motivación surge cuando me estoy bañando; termina una de mis canciones favoritas de mi banda favorita y comienzo a pedir en voz alta otra canción, el iPod la pone y soy feliz. Después me veo solo en la casa, sin que mi abuela enloquezca o algo por el estilo y soy más feliz. Y ahora, abro el escritorio del blog para hacer una nueva entrada, ya motivado, y veo que tuve como 53 lecturas en un sólo día (16 agosto), para la poca gente que me lee normalmente (alrededor de 23 por día), esto fue una explosión que no tengo desde que hice una entrada sobre el CUAM (mi prepa) cuando cerró. Me siento bien, a ver si les gusta el resultado de mi motiveichon.

Oh iPod, me haces el día~

Es curioso que esté utilizando conocimiento para combatir al conocimiento, es la vieja regla de usar el arma del enemigo en su contra, sólo que eso nunca funciona tan bien en realidad como haber diseñado una propia. Sería bastante útil poder crear una forma de combatir la idea generalizada de que el conocimiento es positivo, genera progreso y, por tanto, bienestar; pero es difícil hacer que la gente se de cuenta de que es tonta porque nunca lo va a aceptar.

En vista de ese problema, de no tener una forma de derribar una pared, pues lo que haces es usar un ladrillo del tope para romper la base y que así se caiga. Es decir que como no puedo hacer que el conocimiento desaparezca con los pocos medios que tengo, uso un poco de conocimiento bien enfocado para tirar todo el montón de ciencia que existe. !Cuánto alarde! Resulta que quiero hacer que la ciencia sea rechazada, es como si quisiera romper un diamante con los dientes, mis capacidades son mínimas contra un monstruo tan fuerte.

Antes de seguir, quiero comentar algo que ocurrió hace unas semanas. Fui a Teotihuacan con un amigo y hasta arriba de la pirámide del Sol, después de estar como una hora y media arriba recostados sintiendo el viento de las alturas en nuestros rostros, decidimos ya bajar y nos topamos con un alemán que estaba en el centro sentado en posición de loto y haciendo cierto “ritual” para tomar energía. Lo seguimos y le hablé para saber sobre lo que estaba haciendo, llamó mucho mi atención. De ahí fuimos caminando por la zona arqueológica mientras él nos platicaba sobre varias cosas que hacía, tomar registros sobre carreteras energéticas en Sudamérica, dar clases sobre el abrimiento de los chakras y estudiar ciencia cuántica en Estados Unidos. Nos dio su correo, se fue, bla bla y en fin…

Vista satelital de mi visita a Teotihuacan

El comentario está por qué él es una de esas personas que utilizan la intuición para sentir cosas que van más allá de los sentidos físicos; hablo de sentir en serio, no de que le de frío o lo pellizquen. Sin embargo, ha sido probablemente muy consciente o su intuición le hizo ver ciertas cosas porque mencionó que además de eso, estudia ciencias. Ese es un punto clave que me recuerda a lo que estoy haciendo: sabiendo que vive en un mundo en donde el conocimiento es lo que nos rige, ha optado por aceptarlo dentro de su vida pero sin dejar atrás su situación espiritual y energética.

Justo ayer estuve enloqueciendo dando vueltas por mi casa mientras pensaba en algo muy relacionado con esto (hablaré al respecto en una entrada en el futuro). Me doy cuenta de que aún cuando la intuición es el camino de la luz y demás, viviendo rodeado de gente que lo rechaza es necesario saber de ciencia para ser aceptado y subsistir; nadie gana dinero por hacer poesía nada más, necesita ser poesía lógica y patrocinada.

Entonces. Por si no me siguen el paso hasta aquí, les conecto los párrafos: La solución para poder mantener una vida intuitiva y significativa sin morir de hambre, es aceptar un poco de ciencia en la vida, pero siendo consciente de que no es más que un medio para subsistir y no la razón de la vida.

Ciencia Holística

Han oído hablar de la "Ciencia holística"?... No?... Investiguen.

A manera de introducción: un poco sobre las 3 ramas del ser

Para que lo anterior sea coherente, quizá es necesario hablar un poco sobre lo que Osho mencionó como los tres aspectos del ser: Instinto, Intelecto e Intuición. Ya he mencionado bastante a estos tres, pero es porque en esto baso mucho de mis teorías.

Cuando un individuo nace y comienza a desarrollarse, cuenta con esas tres capacidades distintas; la forma en que las desarrolla es responsabilidad de su familia. Si ha crecido en un mundo hostil, probablemente desarrolle el instinto y viva como un animal que sólo busca la subsistencia propia e ignorando a los demás; si ha crecido en un mundo complicado, seguramente desarrollará el intelecto y se volverá lo suficientemente racional para permanecer íntegro (este me tocó a mi); si ha crecido en un mundo misterioso, probablemente desarrolle la intuición, la única forma de conocer el mundo sin recurrir a otras personas.

Actualmente estamos llenos de animales que viven de instinto, somos dirigidos por unos cuantos que viven del intelecto y la manipulación que este les brinda y condenamos al destierro a aquellos que viven de la intuición porque no es posible comprenderlos ni manipularlos.

Un pleito tipo dragon ball entre el Intelecto y la Intuición

El orden está mal, en realidad deberíamos ser liderados por los intelectuales, pero por gente más consciente y culta que busque la armonización de las tres formas, no del beneficio propio y nada más. El intelectual carga con la única función de ayudar al instintivo a volverse intuitivo, el intelectual es herramienta, por eso es bueno como líder. El instintivo es mal líder porque toma decisiones negativas, el intuitivo es mal líder porque no es capaz de enseñar a otros de forma que lo comprendan; sólo el intelectual es capaz de enseñar a los demás. Yo siento que cumplo con esta misión mía al escribir en este blog; pero no soy capaz de aceptar que me quede en medio, quiero avanzar a la intuición yo también.

En fin, han quedado muchas ideas lanzadas al aire, esta entrada pudo aclarar un tema pero dejado abiertos muchos más; para eso continuaré escribiendo entradas. Antes de irme quiero pedirte un par de cosas:

  • Si no entiendes algo específico, cítalo en un comentario y dime en qué te fallé.
  • Si no entiendes nada, comenta “No entendí nada” y, si puedes, dime por qué.
  • NO TE QUEDES CALLADO, de nada me sirve que leas, no entiendas y dejes de leer; mi objetivo es que captes la idea completamente, si es necesario, rehago la entrada en una versión más sencilla… lo que sea!
Varias personas me han comentado que mis entradas son difíciles de entender, me faltan comentarios en ellas o sólo recibo “es una buena entrada” o “me gusta como escribes”, etc. Pero eso me deja muy claro que no entienden las entradas o que las entienden mal. En vista de esto, he pensado en hacer un Vlog (VideoBlog) en youtube como los de benshorts y esos tipos famositos, pero sólo con el objetivo de hacer más claras las entradas, quizá si lo digo en vivo te sea más fácil. Aclaro que no voy a hablar sobre fotos de facebook o el profe que te caía mal en la secundaria ni banalidades así, ya las hay suficientes en youtube, no hago falta. Comenta si te parece bien lo del Vlog en el Grupo de Facebook, si no estás dentro pide unirte o agrégame o mándame un mensaje por inbox o lo que gustes. Como tú me vayas apoyando y siguiendo yo iré dándote cada vez más opciones, vale? Hasta la próxima y, disfruta la vida!
Knowledege is Power

"Power", en inglés, en realidad significa "Cáncer"

Saludos. Hace dos entradas hablé sobre el miedo, un gran muro para la capacidad de las personas que se presentaba incluso antes de atreverse a algo. Mi inspiración fue de una plática con un amigo (Yaotzin), que me comentó sobre algo que leyó en un libro de “Castañeda”, fue lo que me dijo… Era algo sobre cuatro bloqueos del conocimiento o algo por el estilo; me pareció una idea bastante original e inspiradora, lo suficiente como para hacer más entradas al respecto y esta es la segunda.

Hablaré sobre no un muro, como el miedo, sino un pilar gigantesco al que por costumbre ascendemos cuando empezamos a introducirnos a algo nuevo; el coloso al que todos los profesores y tutores nos avientan cuando empezamos a conocer algo y que, sin saberlo comienza a limitarnos automáticamente. Este bloqueo resulta un enemigo engañoso, porque a veces parece que es lo más adecuado, que es positivo; así es la educación actual; a continuación, mi peor enemigo: el conocimiento.

Parece que tengo esa gran costumbre de ir en contra de lo que se me impone, como si quisiera ver el lado opuesto para conocerlo. Si me dicen rojo, pienso: ¿y por qué no naranja?… ¿tiene algo de malo el amarillo?. A partir de ahí, surgen bastantes cosas (empezando por el descontento en mi contra por no aceptar las cosas tal cual las pintan). El conocimiento es así, impuesto por “una convención”, aceptado por la idea típica y absurda de “como la mayoría dice que es así, ¡pues así es!”.

Y así, si este hombre se equivoca, sus millones de seguidores lo harán con él porque son sus ovejas

Te contaré una historia. Cuando recién iniciaba mis pasos sobre el sendero del conocimiento, estaba terminando la primaria. Era para mí una gran señal de autoridad y posición altísima el recordar cosas como enciclopedia; abusaba del poder acordarme de algunas cosas para causar una impresión imponente. Manipulaba, agredía y ponía las cosas a mi favor con el uso de mi mente, mi boca. La secundaria fue un infierno solitario en que no sabía ni a quién acercarme, porque a todos alejaba; yo era consciente, pero me rehusaba a aceptarlo. Pasados esos tres terribles años llegué a la prepa; mi mente fue otra, encontré una amiga ideal, maduré muchas cosas que creía superadas, recibí ayuda y tomé la decisión de cambiar. Desde entonces hasta ahora, no he encontrado algo que logre saciarme, que logre ponerme a gusto, estoy en descontento con todo lo que tuve en el pasado.

Así, con lo que llevo de vida, puedo recapitular la forma en que la sociedad avanza a través de las tinieblas del desconcierto y la consciencia. Al inicio, todo era sencillo, vivía de lo que sentía que tenía que hacer, las cosas se me daban porque era un niño y no tenía que luchar por cosas muy grandes. Después llegó un período de descubrimiento, aprendí que podía controlar muchas cosas a través del conocimiento, con esto sólo logré destruirme; ahora estoy en busca de algo que supla el vacío que dejó el conocimiento, que he dejado encerrado en una jaula y espero por la llegada de algo más grande y poderoso.

Inicialmente, los seres humanos habitaban en cuevas, en lo que estuviera al alcance para vivir; cazaba animales y recolectaba frutos, no producía nada, solamente vivía de lo que estaba ahí. En el momento del autodescubrimiento, el ser humano comienza a almacenar conocimientos, inicia una carrera sin fin hacia la tecnología. Han pasado miles de años y seguimos en eso, no hemos desechado el conocimiento; creemos que es la solución a los problemas… Sin embargo, ¿qué problemas?.

Pittsburgh

Puede parecer un lugar bello si te lo pintan así de colorido...

Vamos con algo muy presente… La pobreza. La falta de recursos, alimento y demás… ¡oh rayos! Hay gente pobre en el mundo, quisiera saber por qué… El gobierno, el dinero, la fregada… cosas meramente humanas que no tienen sentido. Si tenemos consciencia de nuestra vida, sabremos que nosotros mismos hemos impuesto pobreza a las personas más marginadas, hemos acaparado las cosas y alejado a quienes creemos que no las merece. Los animales que viven en grupo cooperan y se ayudan entre sí, nosotros nos dividimos lo más posible y acaparamos todo lo que se pueda, acabando con los demás.

Otro ejemplo muy típico: la contaminación. Con ciencia decimos que acabaremos con ella porque la solución a los problemas es el conocimiento. Sin embargo, la causa de la contaminación, ha sido siempre el conocimiento. El avance científico y tecnológico no ha causado más que desastres. La segunda guerra mundial, la guerra fría, el desastre nuclear de Chernoville (o como se escriba xD), y muchos otros problemas ambientales han sido todos una consecuencia temible de lo que el conocimiento le hace al ser humano.

...y por igual, un lugar tenebroso si lo pintan de esta manera. El conocimiento es dictado por el autor.

¿Ya viste X-Men, First Class? Seguramente notaste que Magneto era el villano porque quería acabar con los humanos y avanzar hacia una raza en donde todos fueran mutantes por igual; también notaste que Xavier era el bueno porque quería preservar todo como estaba y una especie de armonía universal. Es una idea típica creerlo así, dejar las cosas como están y obligar a que permanezcan así parece una idea muy común entre los humanos; no nos gusta estar jodidos, pero hacemos hasta lo imposible por permanecer así. Eso busca el conocimiento, la preservación de la ciencia, de la Tierra… de la humanidad. No tenemos suficiente capacidad de aceptación como para ceder, debemos forzar las cosas nosotros, la naturaleza “necesita” de nuestra ayuda para permanecer en armonía… ¿Y entonces cómo se mantuvo antes de nuestra existencia? ¿¡Qué demonios?!

Hay una cantidad impresionante de huecos en la mentalidad científica y cognitiva que con el menor destello de sentido común podemos encontrar, pero preferimos voltear la mirada, evitar ser testigos y no correr riesgos. ¡Para eso hay libros! Hay que leer, contra la lectura no hay nada… Si digo “lo leí en un libro” me vuelvo irrefutable… El conocimiento a través de filtros nos vuelve ovejas bien manipulables. Internet, libros, televisión, todo… La única forma de saber realmente algo es conociéndolo, no leyendo, ni estudiando.

¿Te suena paradójico que te invite a conocer cuando hablo de que el conocimiento es un enemigo terrible? ¿Te dije que era engañoso?. Bien, ese es el engaño, esa es la gran complicación. El conocimiento está mal, conocer no. Reflexiónalo, si no pudiste, en la siguiente entrada te apoyo un poquito con más ideas… Este tema va para largo, es mi debate actual, el problema en que me encuentro y estoy por superar… Te mando un saludote! Nos vemos en la siguiente entrada!!

Protágoras: El hombre es la medida de todas las cosas

Fue protágoras, aquél viejo que mencionó esta frase... y pensar que él sólo se refería a algo físico...

Platicando, platicando todo el tiempo, así me voy dando cuenta de cómo es que la gente se desarrolla, cómo es que viven quienes me rodean, cómo es que puedo ayudar a la gente que amo, a la gente. Encuentro patrones repetitivos en todos, parece que por diferentes que seamos, seguimos siendo humanos todos y estamos unidos por los mismos lazos sanguíneos y espirituales. Alguna vez, algún viejísimo filósofo dijo que el hombre es la medida de todas las cosas; probablemente porque usaban mediciones arbitrarias y manuales para todo, los dedos, manos, pies, etc. Actualmente eso se lo llevan los libros lejos, pero la frase se queda y, por estos días, la llevo a un nivel más profundo.

Lo físico tan fácil

El aspecto físico de las personas es tan fácil como esto.

Mi madre ha sido mi mejor proyección de esta frase; conversando con ella me encuentro muchísimo con la situación del juicio autoenfocado que muchas personas siguen sin darse cuenta. ¿Juicio autoenfocado? Eso ni siquiera existe en libros. Probablemente exista y se llame de otra manera, yo lo percibo así: las características y asociaciones dirigidas a un hecho, persona, situación, etc. que se generan a partir de nuestras propias creencias, experiencias y demás. Y pues, como siempre, aquí va el debraye para que quede bien claro.

Cuando nos paramos frente a nuevas experiencias y situaciones, necesitamos generar una especie de registro. Es como cuando se llega a un edificio con cierto nivel de seguridad y se requiere anortase en alguna lista o algo por el estilo; de acuerdo con el edificio y su nivel de seguridad, el registro será diferente, podría ir desde dejar un nombre hasta mostrar identificación o requerir de estar asociado al lugar para poder entrar. Así, cuando las personas reciben información nueva, requieren dejar un registro en su conciente, más o menos complejo según la situación.

Por ejemplo, cuando conocemos a alguien por primera vez. El primer contacto, generalmente, es visual; según el nivel consciente de cada persona se recibe información del sujeto que va desde el color del pelo hasta la postura con que está parado o la forma en que convive. Posteriormente, se inicia una plática o un contacto más directo, ahí se recibe información más profunda, que va desde el aroma y el tono de voz hasta los temas de conversación que surgen.

Ese es el nivel de seguridad del edificio. Por otro lado está el sujeto. Según la persona con que se conviva se buscará información diferente también. Es diferente pedir la hora a pedir una cita para el viernes por la noche. No obstante, el enfoque que más me importa es el primero (el nivel de seguridad del edificio), en donde se introducen todos los prejuicios, creencias, traumas, dogmas, emociones, dudas, sentimientos, pensamientos, etc del individuo que va a conocer el mundo.

Ahora cambiaré la situación de ejemplo. Digamos que vas en el transporte público y de pronto un señor choca con tu hombro por accidente. A partir de ese instante, según el tipo de persona que seas, la situación podrá pasar de un intento del señor por hacerte pleito al tropiezo ridículo de un señor que no camina bien. Si eres un iracundo reprimido que vive una guerra en su vida tendrás la primera; si eres un sarcástico amargado con poca vida, pensarás tendrás el segundo. La situación no importa en este caso, sólo interesa lo que está en tu interior; te conviertes en juicio y todo lo que está en tu mente se vuelve el instrumento de medida: te conviertes en la medida de las cosas.

Juicio Autoenfocado, una forma de prejuicio

Las diferencias entre culturas son un ejemplo de dogma que genera prejuicios

Al envolverte en la medición de las demás personas, comienzas a generar prejuicios que, casi siempre, resultan mal elaborados (sean completamente erróneos o con algunos defectillos). Generalmente, la elaboración de prejuicios está ligada a esto y es una de las primeras limitantes al enfrentarse a un problema. El miedo, en este caso, no se vuelve una sensación en contra del sujeto, sino en contra propia. De primera instancia esto parece imposible, pero es que el miedo a enfrentar una situación, nos obliga a recaudar información urgente sobre tal situación; sea como sea, generamos un registro (un juicio) de eso que se nos pone en frente y, entonces, podemos lidiar con ello más adecuadamente.

En el ámbito del psicoanálisis esto podría estudiarse muy profundamente en el análisis del “Superyó”. Según lo que leí en el Esquema del psicoanálisis (de Sigmund Freud), el superyó es la referencia que tenemos almacenada en nosotros como individuos, de todo aquéllo que proviene del exterior. Las creencias, religiones, juicios y dogmas que nos inculcan o transmiten las demás personas (empezando por la familia, terminando en los medios) y que se injertan en nosotros, convirtiéndose en ideas propias [pero provenientes del exterior].

Si nos detuviéramos en el instante en que nos postramos frente a lo nuevo y comenzáramos por pacificar nuestra mente, iríamos perdiendo el miedo, perderíamos los prejuicios, nos volveríamos personas más coherentes y humildes, habría paz. El miedo sólo genera problemas, porque resulta ser una limitación y aquéllo que limita sólo evita el flujo natural de las cosas, la evolución, el crecimiento, el progreso. Aplícate en tu vida, cuídate y párate firme y flexible al mismo tiempo frente a los eventos que sigan en el transcurso de la misma. Te deseo suerte y nos vemos en la siguiente entrada!

Saludos. Como mencioné en la entrada anterior, después de bastante tiempo sin publicar algo, mi cabeza está llena de ideas y me atrevo a publicar una nueva a un día de la pasada (o dos?)… Hace unos meses, mientras me despedía de un amigo le dije “suerte”, es algo que comúnmente uso para despedirme; la respuesta que tuve fue: “¿Suerte?, Dios no juega a los dados, – Albert Einstein”. Y entonces tuve un colapso mental.

Dios no juega a los dados?

- Te toca Dios... - ¡Seis o nueve, seis o nueve!

Para empezar: ¡Qué payasada!, sólo me despedía. Pero avanzando un poco más hacia el fondo llego a ciertas ideas curiosas. La suerte está muy asociada a cosas esotéricas, amuletos y demás, objetos que son muy aburridos. Pero conociendo a mi amigo, seguramente hablaba de que la suerte o, más claramente, el destino, no es algo que ocurra porque sí. Las cosas no pasan sólo porque así sea, sino que existe una razón detrás de todo eso.

Profundizando más aún, hace poco platiqué con otro amigo sobre sus ideas acerca del determinismo. Él dice que todo lo que ocurre y es, está determinado por múltiples causas, de las cuales no nos percatamos. Como un montón de cables detrás de un escritorio que no se ven, lo único que aparece es la luz, el resultado; no el cableado que la produce. Suena bien interesante pensar que todo se determina por cosas que están detrás del telón, suena muy lógico; sin embargo, a mí la lógica ya no me satisface, es demasiado recta e incompleta.

El azar, la suerte, el destino. ¿En verdad quedan fuera de nuestras vidas? Hace poco me enteré de que esa famosa frase de Einstein no fue más que una forma sutil de expresarse en contra de la mecánica cuántica (que se basa en que no se puede determinar la posición y la velocidad de un electrón en un mismo instante), que boicoteaba toda su forma de ver las cosas, toda su física. Basándonos en esa frase, la suerte existe y súper existe. Pero no es suficiente, las cosas deben ir más allá entonces.

El destino es referido como el camino que siguen nuestras vidas, algo tan fijo que no puede ser modificado. El determinismo podría decir que nuestras vidas están dictadas ya por un destino; muchas religiones lo debaten. Existen quienes hablan de nuestro “libre albedrío” para editar la vida que Dios nos impone según nuestras decisiones… ¿será? Yo a veces pienso que es una, luego que es otra. Mi mente, lógica, dice que todo está determinado, mi corazón, intuitivo, dice que no lo está. Como la lógica ya me aburre, he decidido escuchar a mi corazón.

Si las cosas estuvieran determinadas ni siquiera tendríamos capacidad para quejarnos o para sufrir, porque, siendo ese el caso, no existiría ni la más mínima posibilidad de cambiarlas. El hecho de saber que se puede estar mejor de lo que se está es lo que produce el sufrimiento con respecto a la situación. Como alguien que se sabe enfermo de algún mal incurable; si no conociera la salud, no sufriría porque consideraría que su estado es normal. Podemos cambiar las cosas, eso causa ansiedad cuando vivimos en represión. El destino existe, pero es modificable si quieres que lo sea.

Trébol mutante

¡Oh dios un gen recesivo, cuánta suerte!

Y la suerte, ¡¿qué hay del trébol de cuatro hojas que me costó cien pesos?!. Los amuletos y las supersticiones son falsedades que se crean por la ignorancia y nada más. Se podría creer que es cuestión cultural, pero si se supiera la verdad entonces desaparecerían aún a pesar de la cultura. La suerte quizá no exista de la forma en que se menciona comúnmente, pero yo lo veo desde una perspectiva distinta.

Para mí, la suerte es el hecho de que las cosas salgan lo más positivas posibles. He visto que cuando actúas como debes, las cosas se dan como magia. Es resultado de alguna especie de ley natural que propicia que las cosas ocurran cuando deben ocurrir. Así como los animales saben migrar en invierno; lo hacen cuando deben hacerlo y no antes o después, porque si no mueren. La suerte es el resultado de acciones mezcladas con el destino. Es el resultado de esa posibilidad de las personas para alterar su destino; sin embargo, le llamo suerte porque no podemos determinar como ocurrirán las cosas, estas simplemente pasan como deben ocurrir.

Bueno ya… mucho debraye por esta entrada y avanzo más en las que sigan. Saludos a todos los que leyeron y de nuevo os deseo………………………………. SUERTE!


tropezar con la misma piedra

La solución no es aprender, la solución sólo no existe.

Hoy la vida me dio un premio bien pegado de una chingaderita, como cuando te dan la playera que querías pero resulta que tiene un hoyo…. rayos, qué hacer? hay que cocer ese pedazo sin tela. Estos tiempos han sido de mucho aprendizaje en cuestiones de vida y dramas de ese estilo, pero lo que pasó hoy tiene, digamos…, relevancia. Cuando notas que algo te afecta de forma diferente a la habitual, entonces percibiste algo relevante.

Es interesante que podamos discernir cuando algo es importante o no, es más interesante ser consciente de tu vida. Y aunque estas dos frases parecen inconexas, yo afirmo que no lo son, y es que cuando eres consciente de tu vida, al tener la capacidad de discernir entre lo “relevante” y lo “irrelevante”, adquieres el poder de todos los dioses: elaprendizaje. Aprender es algo peligroso, te hace consciente de los errores en la vida y eso puede ser complejo.

Claro, no aprender es más peligroso, o no México!?

La sabiduría y el aprendizaje van bien de la mano, porque se relacionan bastante, pero la sabiduría es mucho más amplia que eso otro. Si sólo viviéramos aprendiendo, ser sabios sería volvernos locos; al tener presentes más y más conocimientos, también asociamos a ellos más conocimientos de forma “automática”: lo que es correcto y lo que no, lo que produce una cosa y lo que produce la otra. Y peor aún, esos conocimientos crecen en forma exponencial con cada conocimiento asociado.

Sabiendo que el conocimiento es infinito y que aunque fuera finito, nos es imposible tenerlo todo presente, se necesita algo más fuerte. Estoy pensando: aprendí que observar (ver con los sentidos) es bueno, pero si no actúas, todo va a la basura; aprendí después que si observas y actúas, vas por buen camino, pero te falta. Qué me falta?… Si ya tengo la fórmula, la recetita, el conocimiento… Bien, la sabiduría necesita alimentarse de algo que trasciende al conocimiento: la experiencia.

“Ah qué tontería pensar así, todos saben que el conocimiento empírico es deficiente en comparación con el científico, que es superior en todos los sentidos”; es una frase que esperaría de científicos o gente extremista como mi primo John. Sin embargo, hay que discernir entre “conocimiento” y “conocer”. Ah claro, antes que nada aclaro que esta diferencia me la pirateo de un libro, “Intuición”, de Osho. El conocimiento es la ciencia, lo sistematizado, lo que jamás estará completo, lo que define y limita. Conocer es diferente, cuando actúas, conoces. No me refiero JAMÁS al “conocimiento empírico”, porque al fin y al cabo también es conocimiento, sólo que relativo al individuo que cacha una situación; en realidad, hablo de conocer, estar presente y conocer sin más, sin juzgar o limitar, simplemente observas, pero sin definir o juzgar.

conocimiento empirico o cientifico... es igual

Sea empírico (hasta la izquierda) o científico (hasta la derecha), es igual... no hay nada como conocer!

Entonces, todo el debraye se tiene que volver tangible porque si no me da dolor de cabeza y no llego a nada, veamos… Estoy hablando de discernir entre lo relevante y lo que no lo es; estoy hablando del poder de los dioses, el aprendizaje; también menciono a la vida como tutora, con respecto a lo que me pasó hoy, y finalmente mencioné la diferencia entre conocimiento y conocer. Bien, ya puedes batir los ingredientes, pero hazlo bien… con hue… ah no eso no lleva… con ganas! Tienes algo?, yo sí, ahí te va:

Imagina que caminas hacia (esta palabra ha sido censurada por seguridad emocional del autor) y te encuentras con un rostro que habías observado; ahora ya tienes la oportunidad de actuar, lo haces, hablas, contactas, y las cosas salen de maravilla; tal y como te dijo (este nombre ha sido censurado por seguridad personal de Omar). No obstante, de vuelta en tu casa, ves que todo está bien excepto por el detalle con el que nunca contaste, “rayos, está (esta situación sentimental ha sido censurada por seguridad emocional del autor)”… Chin! se te volteó el asunto:

  1. Aprendiste que actuar está bien, experimentar y conocer es bueno en la vida.
  2. Aprendiste que actuar a tiempo está mejor, te arrepentirás si el tiempo te toma delantera.
  3. Te topaste con que la vida te enseña una, dos y tres veces: cuando viste la piedra, cuando la pisaste y cuando te viste el pie después de pisarla.
  4. Aprendiste que la vida enseña todo el tiempo, o sea que aún cuando creíste aprender la lección… estás mal, chavo! te falta, pero ahí la llevas!
Eso y otras 17.3 cosas más aprendí de esa situación, pero te quedan de tarea para que no te quedes de flojo nomás leyendo lo que se me ocurrió a mí… digo, tú también le piensas aunque a veces no quieras! Suerte adivinando, razonando, analizando, sintiendo e intuyendo en tu vida, disfrútala!