You are currently browsing the category archive for the ‘Espirituales’ category.

Saludos. En la entrada anterior te compartí una ligera introducción al tema del arte y lo que, a mi parecer, le toca en este blog. En la entrada presente te hablaré un poco sobre mi experiencia con el arte y mis ideas sobre el tema… como siempre, no esperes un orden racional y estricto ni ideas comunes o fijas en mis palabras y menos al tocar un tema tan abstracto, intuitivo y relativo como el arte.

Aparentemente, el arte es una especie de doctrina que debe ser estudiada y “cultivada” (usan mucho esa palabra cuando hablan de arte) desde que se es niño, con el fin de “alimentar el espíritu” y extender las capacidades creativas. Aparentemente, el arte es un objeto que permite a las personas extender sus capacidades y volverse seres completos. Es real que mucha gente cree este par de cosas sobre el arte, es normal que lo hagan.

La evolución de la sociedad humana está desfasada por miles de años en comparación con la evolución del humano como ser vivo. Esto nos da capacidades y nos quita oportunidades. La sociedad piensa en cosas que el cuerpo era capaz de hacer hace milenios, mientras que nuestro cuerpo ruega por cosas que nosotros ni imaginamos todavía. Debido a esto, pensamos que el arte es una herramienta y no un medio.

Profundizaré más. Una herramienta es un ente cual sea que permite alcanzar o ejecutar algo (más o menos eso); si el arte lo fuera, podríamos definir al arte como un algo delimitado y ese algo nos permitiría hacer u obtener algo (etc.). Un medio es cualquier cosa, situación, evento (etc.) que nos permite alcanzar o ejecutar algo; si el arte lo fuera, podríamos entenderla como cualquier cosa que nos permita hacer u obtener algo (etc.).

Arte

Podría parecer una diferencia muy estúpida: una herramienta es tangible y delimitada, mientras que un medio no necesariamente lo es. Sin embargo, a través de esta diferencia, muchas personas caen en errores muy comunes como el de llamar arte a todo lo que sea música, literatura o pintura y hacer a un lado al resto de las posibles formas de arte. Actualmente, existen muchos cantantes y compositores comerciales que se dedican a crear canciones, utilizando instrumentos sencillos con ritmos sencillos y de baja calidad, con el único fin de vender su imagen y conseguir dinero a cambio. A esto le podemos llamar mainstream, a esto, mucha gente les llama “artistas famosos” aunque sólo deberían llamarlos “famosos”.

¿Por qué?. El arte es un medio a través del cual una persona puede expresar o transmitir algo que nace en su interior. El arte puede nacer del cuerpo, de la mente o del alma, pero siempre nace desde el artista, no del exterior. En el exterior, para esas personas del mainstream, están las estadísticas, los gustos populares, las modas y la política. Todo eso y más influye en la mente de esos “artistas” que me gusta llamar “artistas de plástico”, marcándolos como personas falsas que se dedican a vender algo que no son: artistas.

Objeto: Justin Bieber - Tipo: Artista de Plástico - Inspiración: Su propia "belleza"

Todos podemos ser artistas, con nuestras palabras o nuestros gestos, con nuestras ideas o nuestras costumbres. Todo lo que hacemos puede ser arte si tiene un objetivo real que nace en nuestro interior. En el momento en que dejas de estudiar para cubrir la carrera que tus padres quieren para ti y comienzas a estudiar lo que amas, estás haciendo arte. El arte es un medio, no una herramienta. El arte nace desde adentro y no el exterior.

Con esto, el arte se extiende a niveles amplios. Existe una definición muy sencilla y completa sobre arte: es todo lo que el hombre hace; que me gustaría cambiarla por “todo lo que un ser hace y que ha nacido de su interior”. Para eliminar sexismos y superficialidades nada más. Para este instante creo que ya puedo afirmar que sabes a lo que me refiero cuando uso la palabra “arte”.

Ahora, ¿qué hay de mi?. En el ambiente artístico escribo y hablo, me gusta expresarme de estas dos formas; disfruto de la música y la resolución de problemas, porque me permiten explorar mi creatividad desde muchos puntos de vista; me alejo de los vicios y la podredumbre, porque no me gusta la mediocridad o el desperdicio, y tengo como objetivo llegar a completar mi propia realización sobre la [mi] vida, pues no me gusta que nadie me imponga nada sobre ella.

Mis convicciones y mi arte van de la mano porque utilizo este medio para lograr mis objetivos. Utilizo el arte como un medio para alcanzar la felicidad, para completar mi camino y para ayudar a otros a encontrar el suyo… a formarlo, mejor dicho. La felicidad, la verdad y el ayudar a otros son probablemente mis convicciones más fuertes y a través de mi arte puedo conseguir llevarlas a cabo.

Gracias por haber leído hasta aquí. Espero que hayas agarrado algunas ideas y hayas creado las propias, espero que te haya gustado mi forma de ver el mundo del arte. Te mando un saludo y espero que me leas en la próxima entrada. Espero también tus comentarios, dudas y sugerencias. No olvides compartir esta entrada 😉 Hasta la próxima!

Anuncios

Después de toda la cantidad de problemas internos y externos, de la faramalla social y el entorno que rodea nuestros hogares, he decidido cambiar de rubro. Basta ya de tanto estrés con la familia, bienvenida la belleza de la superficie, creación única brindada por el interior del ser, expresión del sentimiento, pieza maestra de la humildad. Bienvenida el arte a nuestras lecturas.

A través de la mente, todos conocemos definiciones de arte. “Todo lo que el hombre hace”; o sea que la mujer no hace arte; “Toda expresión de los sentimientos”, es decir que el arte sólo es creación humana. Las escuelas nos juegan varios movimientos dándonos definiciones de arte y buscando concretar lo que es abstracto. Al menos yo puedo decirte que lo que hacen es como querer describir el sabor del agua… ¿y a qué sabe?, pues… a agua… Entonces el arte es… ¿arte?

Hay quienes piensan que estos desmadres son arte

Sí. el arte es una de esas cosas puras que por más que el humano quiere tocar, no altera. Casualmente fuimos capaces de crear una palabra que no puede ser definida o concretada; generamos un concepto que no se puede asegurar bajo ninguna base. Ocurre que el arte es muy subjetivo. Esto significa que la interpretación dada al arte varía de acuerdo a la mentalidad de cada persona. Y esto implica que lo que para mi puede ser arte, para ti puede no serlo. Teniendo esto en cuenta, es imposible definir de manera universal el concepto de arte.

Existen personas que estudian “arte” en universidades y se van a museos a decidir lo que es arte y lo que no, soberbia y más soberbia. El único trabajo que podrían en verdad tener es el de decidir “qué se queda en el museo y que no”, porque en el momento en el que una sola persona diga que un objeto es arte, el objeto se vuelve arte. No existe regla alguna para decidir lo que lo es y lo que no; simplemente el criterio personal de cada individuo es capaz de generar arte en un instante.

Si existiese una regla para decidir lo que es arte y lo que no es su procedencia. Normalmente la gente al leer o escuchar cosas como lo que recién mencioné comienzan a pensar “mira esa piedra… digo que es arte, ya es arte” y yo pienso: “ah qué pendej@!”. O sea no (y aquí viene mi neurosis)… La verdadera concepción del arte está en el corazón de las personas. Si eres capaz de definir cualquier cosa como arte, es porque algo viste en ello o algo te hizo sentir, lo suficientemente intenso como para llamarle arte.

Un chacal podría pensar que Daddy Yankee es arte porque le produce sensaciones lo suficientemente profundas como para definirlo así. Y bueno, ya qué… es arte… al menos para el chacal. ¿Y qué tal cuando se dice que algo no lo es?; como en este caso, el 98% de mis lectores dirán que Daddy Yankee no es arte. El debate entre lo que es y no es duraría milenios y nunca se llegaría a una verdad absoluta; más bien existirían millones de verdades relativas. Para el chacal, ese mono es arte, para ti no lo es, punto.

Aceptación, humildad, tolerancia y prudencia. Si eres capaz de manejar esas cuatro virtudes en lo que a ti concierne, entonces sigue leyendo las próximas entradas que tratarán temas artísticos y demás. Si tu soberbia, tu egocentrismo, tu racismo, intolerancia e imprudencia te pueden más (momento elitista), puedes buscar en internet blogs de Paty Chapoy o Joaquín López Dóriga; seguro que encuentras alguno.

Lo que yo opino es que aquello que es de plástico, no es arte. Para mi, el arte proviene del corazón del artista, es creado desde el fondo del pensamiento y con la mano desnuda. Una vez que está implicado un interés absurdo, una necesidad banal o una orden externa, la creación se vuelve “de plástico” y deja de ser arte; se vuelve un simple objeto artificial creado por un humano y no por un ser.

Ya te iré dando una mejor idea de mis ideas, pero lo que me interesa son tus ideas sobre mis ideas, sobre las ideas de otros y sobre tus propias ideas… tengo una idea: comenta! Te interesa el arte?, qué es arte para ti?… Estas preguntas cuyas respuestas tienes claras en la cabeza en este instante, te serán difusas y extrañas cuando haya terminado de hablar sobre el arte o… al menos, eso espero. Te envío un saludo, queda esperando el videovlog hasta que hayan terminado las mugrosas vacaciones y regrese a mi frío claustro en el defectuoso. Hasta la próxima entrada!

He estado pensando en cómo concluir con el tema de la familia, aparentemente la forma más útil es con una ejemplificación de las áreas que pueden ser alcanzadas por este tópico. He mencionado la situación de los miembros de la familia, he hablado sobre su postura frente a la sociedad, he hablado sobre la familia como una necesidad, pero sólo hasta ahora [que ya les he mostrado todos estos conocimientos] es que puedo poner en un marco tangible todo este embrollo.

Como ya les había dicho, la familia tiene varias funciones en el plano social y emocional. Los miembros de un grupo social tan firme generan lazos emocionales muy importantes. Los lazos familiares provienen del instinto, pues también los animales forman grupos familiares (como las manadas); por tanto es una necesidad. Sin embargo, nosotros hemos trascendido a los animales.

Muchas personas creen que el intelecto es lo que nos diferencia de los animales sólo por el hecho de que somos bastante inteligentes en comparación. Sin embargo, hay unos cuantos animales que, aunque no lo parezca, también poseen intelecto, como el ratón y los perros. La verdadera diferencia entre los demás animales y los seres humanos es el ambiente espiritual en el que nos desarrollamos: la intuición.

Por si aún te causa dolor que diga “espiritual” porque me crees religioso o esas mamadas, te corrijo de una vez: espiritual es desigual de religión. La intuición todo un ambiente, es un mundo lleno de ilógica y magia, un universo místico e intangible lleno de todo lo imposible e incomprobable, donde la ciencia es nula y la razón es tonta, donde el amor es energía y el cuerpo es un estorbo. La intuición es el verdadero mundo que nos aleja del resto de los animales, ya que ellos, aunque quizá puedan vivir en él, no lo reconocen.

La familia y la intuición tienen situaciones bien raras. Muchos hablan de la intuición como el “sexto sentido” de la mujer; esto es porque, ya que las mujeres viven mucho más en el plano sentimental y mágico (el derecho), lo tienen más desarrollado; sin embargo, la intuición es todo un mundo poco explorado en el que todos vivimos, lo queramos o no. Ya que las mujeres tienen más presencia en este ambiente, suelen usarlo más y, sobre todo, las madres tienen bastante presente la intuición como un método de protección para sus hijos.

Es difícil mentirle a una madre, siempre saben cuando mientes. Quizá crees que es porque te conoce desde que nació, pero eso son patrañas; en realidad sabe si dices la verdad o no porque el lazo espiritual que comparten es fuertísimo, además de que ella vive en un plano espiritual muy desarrollado. De hecho, toda la familia comparte lazos espirituales importantes debido a su relación sanguínea o emocional. Esto brinda posibilidades muy grandes.

Ya que todos compartimos un universo intuitivo y compartimos lazos fuertes con nuestros familiares, es posible que nos conectemos a través de ese plano. Los verdaderos rituales familiares podrían ser posibles. Si nuestras relaciones con nuestros parientes fueran más desarrolladas podríamos realizar diferentes actividades interesantes de autoexploración e interiorización. Nuestros espíritus serían firmes y dejaríamos de caer en problemas tan pendejos como el alcohol y el cigarro; seríamos personas más decididas y felices, el éxito estaría predispuesto debido a las bases tan firmes, conoceríamos el mundo sin depender de las mentiras escolares que nos imponen.

¿Sabes qué?, ya no leas esto. Acabo de sufrir de una crisis neurótica. En este momento ves mi texto idealista y crees que es muy ridículo y absurdo o demasiado cursi y poético. Pues no, es medio racional y muy idealista. Sé que en un futuro (espero no muy lejano) esto será algo muy cercano a la realidad. Ya pasó mi crisis, ya puedes seguir leyendo… Igual ya acabé.

Trata de imaginar que las capacidades que a veces envidias de otras personas o los conocimientos que poseen algunas personas podrían estar en tu cabeza sólo por la conexión familiar y la presencia de rituales entre sus miembros. Que no te cause estrés la palabra “ritual”, sólo me refiero a las actividades espirituales que se podrían realizar de manera grupal e interactiva entre los miembros de una familia. Sería hermoso y brindaría muchísimas capacidades a todos los que participaran… En fin, quizá esto sea demasiado avanzado como para imaginarlo en verdad.

En fin, las posibilidades y situaciones para las que puede ser utilizada la información sobre la familia llegan a diferentes niveles de diferentes alturas que bien pueden estar lejanos de la intuición. Todo esto ya depende de los intereses de cada quién; pero con lo mío ya llegué hasta un buen punto. En fin; te mando un saludo enorme, espero que hayas agarrado algo chido de la entrada. No dejes de comentar, hasta la próxima!

Las relaciones familiares se apuntan siempre por los lazos sanguíneos que comparten los miembros que las componen; sin embargo, la realidad apunta a situaciones mucho más serias que algo tan superficial como la situación genética. Nadie elige a los padres, ni a los hermanos ni a los primos o tíos, nadie puede elegir su familia, como se cree que es posible elegir a los amigos, se ha dicho que no pertenecen al mismo grupo familia, pero se equivocan, los amigos no se eligen, ellos llegan.

Saludos. Ya publiqué las entradas que van del núcleo familiar, después di un salto hacia los primos, pertenecientes a núcleos familiares cercanos pero no iguales, ahora me saltó a la relación que va entre núcleos distantes que sólo se unen por lazos espirituales y emocionales. Es toda una entrada para hablar algo que me conmueve hasta los huesos. Es sólo una entrada para hablar de algo que podría llevarme series de libros enteros que ni siquiera bastarían para hablar del tema entero, la amistad es un mundo infinito.

A veces la familia sanguínea se puede volver tediosa. Tus parientes casi siempre se aprovechan del amor incondicional que les tienes para tratarte mal, para ser autoritarios, para meterse en tus asuntos, para molestarte y hasta para usarte. En las relaciones familiares esto es normal, ni bueno ni malo, simplemente ocurre; lo único que nos queda es aguantarlo, soportarlo y evitar hacerlo. No obstante, esto no significa que no ocurrirá, siempre pasa. El mejor consuelo, cuando la familia genética te ha traicionado y te ha arrojado por los suelos es recurrir a tu familia espiritual, a la familia que está en otro lado, a aquél que te apoya sin verte a los ojos pero que puede hacerlo sin sucumbir, a tu igual, a tu amigo.

-¡Ya ponte a trabajaaaar! -Ya me vooooy... pero con mis amigotes!

Los amigos son un miembro más de la familia, muchos textos y frasecillas lo dicen constantemente… ¿por qué?. Te explicaré paso a paso.

El amigo real no se define. No puedes decir: “Es el que nunca te abandona” o “Es el que está en las buenas y las malas”. Estas frases son tan incompletas como inciertas. A veces un amigo es incapaz de ayudarte, a veces es más conveniente su ausencia [física] para que tu corazón sane, a veces simplemente no puede estar junto a ti aún si estás en un problema grande. Cada persona tiene sus problemas, cada persona tiene una definición propia que, lamentablemente, es inalcanzable por nuestros diminutos cerebros humanos.

Como no puedes definirlo, te limitas a describirlo. Intentar juzgar a un amigo con la mente es inútil, sólo causarás dolor y separación, si describes a un amigo con el corazón, inspirarás ternura y cercanía. Hacerle saber a un amigo lo que este significa para ti es más importante que juzgar la convivencia que tienen. Puedes hablar de tu amigo como el ser que te explica la tarea cuando no la entiendes, como el que te presta dinero cuando te gastaste lo que te dieron tus papás para que comieras una semana, como el que te deja llorar fingiendo que te entraron cuarenta basuras en el ojo, como el que te cuenta hasta el más mínimo detalle de su vida aún cuando es reservado al público… un amigo se describe por infinitas razones, pero no se define por ninguna.

Si no puedes definirlo, significar que no está afuera. Cuando das una definición sobre un banco, puedes mencionar su función, su nombre, su utilidad, su color, su posición, su relación hacia ti y hacia el resto de los objetos; puedes definirlo por todos los lados que tus sentidos te permitan. Esto es posible porque está afuera de ti. Prueba a definir tu corazón. Puedes describirlo: mencionar sus funciones, contar los latidos que da en cada lapso de tiempo; pero no puedes definirlo: indicar su posición exacta, su relación con el exterior, su relación con los demás órganos… Ni siquiera los cardiólogos pueden definir a la perfección al corazón, describen lo más que pueden, le relacionan con casi todos los demás órganos del cuerpo, pero no con todos. Esto ocurre porque está en tu interior.

Si el viento sopla en la misma dirección que tú, encontraste a un amigo...

¿Mi amigo está dentro de mi?. No son siameses. Cuando algo se aloja en tu interior, tus sentidos no son suficientes para definirlo, por ello es que sólo te queda describirlo. El amigo no está en el exterior. Quizá reconozcas a una persona como uno, pero lo que ocurre es diferente. Cuando reconoces la existencia de la persona a la que nombraste amigo, lo que en realidad haces es activar una especie de memoria espiritual interna que alojaste en tu alma.

Me estoy riendo mientras escribo esto… me estoy malviajando, pero es cierto. La memoria física no te puede dar los datos de un “amigo”. La memoria física te da la pauta, sus características externas, su comportamiento, su lenguaje, etc., pero no te da un amigo. Si careciéramos de un alma (puedes tomarla como la parte sentimental, emocional y espiritual de tu ser), no tendríamos amigos reales; serían simples personas útiles que sirven para algo. Sin embargo, a tus subordinados laborales los puedes distinguir muy bien de tus amigos; puedes discernir entre ellos porque tus amigos te producen una activación espiritual, mientras que los subordinados sólo te producen una activación cerebral.

Poder distinguir entre estos dos puntos es crucial. Una chispa cerebral te resuelve un problema, te muestra a una persona como es en el exterior, te brinda memorias informáticas; pero una chispa espiritual te activa sentimientos y emociones diversas, te permite sentir a una persona por como es en realidad y te devuelve memorias abstractas. El amigo se aloja en el interior, porque, como tal, un amigo sólo es un conjunto de emociones, sentimientos y sensaciones diversas. La situación aquí es que tú le adjuntas todo eso a una persona; cuando alguien que es adecuado, aparece, tu espíritu actúa inconscientemente y le transmite todas esas características.

El amigo es un título que se adjunta a un ser, no el ser como tal

De aquí que no elijamos a nuestros amigos. Las personas pasan a nuestro alrededor todo el tiempo, las vemos como seres que coexisten en el planeta con nosotros, pero no le adjuntamos nada. Cuando el momento “llega”, el “espíritu” de amigo es transmitido hacia una persona. Es seguro que te parece ilógico cómo es que encontraste a tu mejor amig@. Es como si esa persona llegase y de pronto ya eran amigos, esto es porque no te encargas de elegir al más apto, sino que tu alma encuentra a una persona adecuada y le adjunta las características que tiene un amigo, el conjunto de sensaciones, emociones y sentimientos que te provoca un amigo.

Entonces, un amigo sólo es un ente abstracto. Es un conjunto de emociones y sentimientos que son producidos en tu interior. Sin embargo, deben ser activados y como es imposible activarlos desde el interior, se le adjuntan a otra persona que proviene del exterior. Así, cada vez que esa persona del exterior aparece en tu vida, la información espiritual sobre el ente “amigo” se activará y le describirás como si fuera tu amigo, cuando en realidad es una persona más que te provoca sensaciones almacenadas en tu interior.

Podrá sonarte desagradable, pero no lo es, al contrario, es hermoso. Esto significa que al amigo no le juzgas ni le traicionas, porque está dentro de ti, es un reflejo de tu interior. Es el lazo de unión más hermoso que podrá existir, porque no depende de la sangre, del vientre o del dinero, sólo depende de ti y del otro, del amigo.

No le des clic a esta imagen... HAHAHAHAHAHAHA

Quisiera seguirle pero ya me extendí mucho. Me emocioné bastante escribiendo esto y pude encontrar bastantes cosas interesantes. Lo más padre es que esas cosas que encontré las fui escribiendo en el camino y ahora tú que leíste todo el debraye las puedes conocer. Gracias por leerlo. Nos vemos en el video para esta entrada!

Canal en Youtube: Clic Aquí!

Grupo en Facebook: Clic Aquí!

Correo Electrónico: gibalgo@gmail.com

Saludos. Puedes considerar esta como la última entrada dedicada a los bloqueos de la capacidad del ser humano. Han sido ya bastantes pero de igual forma llegan al final; la próxima semana iniciaré una nueva saga que pudiera parecer bastante común o simple, pero que, como todo en este blog, tiene rasgos que están ocultos a la vista superficial. Por lo pronto, terminaré este tema con un broche que, aunque no es de oro, si encerrará dentro de la caja que resguarda un montón de cosas integradas en una sola, una mezcla.

Recordemos: miedo, lucidez, poder y muerte. Esos son los cuatro bloqueos de la capacidad de las personas. Como primera instancia aparece el miedo, un enemigo invisible que evita la cercanía con las cosas; luego la lucidez, un pilar de necedad que evita la verdadera sensación de las cosas; luego el poder, un demonio interior que busca el control y dominio sobre otros en lugar de la comunión y la paz, y finalmente, la muerte, una situación imparable que ha sido víctima de ataques múltiples pero todos sin triunfo alguno.

A pesar de que los he mostrado por separado, estos existen juntos todo el tiempo. Existe el miedo a la muerte, un problema bastante común. Un ejemplo es durante la preadolescencia, cuando el puberto se da cuenta de que depende de sus padres para vivir y comienza a pensar en lo problemático que sería si muriesen; es el miedo a la muerte de los padres. También existe la lucidez sobre el poder; que consiste en un gran cinismo y descaro al usar el poder que se tiene sobre algo para controlar, dominar y destruir a otras personas, seguramente has oído hablar del “despotismo ilustrado” (si no, investígalo).

Las combinaciones son muy variadas, estos son sólo ejemplos, el punto es darte a conocer que estos bloqueos de la capacidad no son aislados; al contrario, se pueden fusionar y generar aún más problemas. Al juntarse unos con otros se vuelven más sólidos y difíciles de destruir.

Esto no significa que al presentarse por sí sólo un bloqueo, este será fácil de romper; de hecho nunca es fácil terminar con ellos; siempre aparecen uno detrás de otro, escondidos entre ellos, entre tus pensamientos, tus ideas, tus intenciones, en toda tu vida y lo que la rodea. Son tan presentes como el aire que respiras, la diferencia es que tus pulmones saben discernir entre el oxígeno y todo lo demás que tiene el aire; pero tu consciencia no es capaz de diferenciar entre los bloqueos y la verdad.

Para eso hay que entrenarse, llevar una vida más profunda (ahá… menos superficial), de más reflexión y con menos distractores. Actualmente todo te distrae de llevar una vida feliz y en paz, todo te empuja a bloquearte, así eres más fácil de dominar; sin embargo, al final, la decisión sólo es tuya, de ti depende si te gusta ser el perro de los medios de comunicación masivos, el gobierno y tus pseudoamigos (los hipócritas…) o si prefieres ser el dueño de tu vida.

Estar libre de bloqueos es sólo para la gente perfecta, pero mantenerse alejado de ellos es para todo el que quiera superarse. Si lo que quieres es conocer más la realidad, tener una vida certera y honesta, llenándote de las verdaderas bendiciones que la naturaleza tiene, estando en el mayor esplendor de tu vida todos los días, entonces tienes mucho trabajo por delante. Si quieres una vida conformista y mediocre, sigue viendo la Rosa de Guadalupe (HA!)…

Puede sonar como inalcanzable tener estas metas y logros, pero puedes verte reflejado en mi. A los seis años ni siquiera entendía el concepto Universidad, ahorita es el pan de cada día para mí. Existen lugares que pueden parecer inalcanzables si los ves desde el suelo, pero si elevas tu vista hacia los cielos, las fronteras se vuelven nulas; en lugar de escalar, tienes que caer; en lugar de correr, te deslizas por el viento. Simplemente cierra los ojos, aspira y una vez que hayas espirado (no expirado…) estarás en el lugar que tanto deseas; pero siempre con una mentalidad pura.

Todo esto se trata de aquello, de la pureza. Mientras más sana sea tu mente, menos problemas te traerás. Es igual que una sartén, mientras más limpio esté, mejor te sabrá la comida que cocines sobre ella. Si tienes dificultades para sentir pureza, como yo, entonces te toca un camino más complicado, uno en el que tienes que ser precavido con tus movimientos y cauteloso con tus pensamientos, uno en el que nuestros actos nos hacen responsables de ellos, uno en el que cada respiro que des conlleva múltiples consecuencias que, aunque desconozcamos, están ahí y de las que somos directamente responsables.

Puede parecer algo bastante complicado, pero también parecía complicado aprender a andar en bici, aprender a nadar, aprender a leer y a escribir, aprenderse las tablas de multiplicar, un montón de cosas que ahora son pan comido para ti, pero sólo porque las usas diario. Si empiezas a mejorar tu vida de a poquito, pero diario, de un momento a otro notarás que eres más feliz, más real y más sincero con tu propia vida.

Es el consejo del fin de la saga, purifícate y busca siempre el bien colectivo por encima del individual, eleva tu mentalidad y tu visión para superar las fronteras que te suenan imposibles, ama a los demás y ámate para que puedas aceptar tus errores y los de los que te rodean. Hoy termina esta saga, dentro de una semana inicia otra, ve preparando tus neuronas que más y más información se avecina, la vida no se detiene y por eso no descansaré hasta que se te haga más fácil y feliz! Hasta la siguiente semana y gracias por haber leído hasta este punto; nos veremos más adelante y digo nos “veremos”, considerando que tú me verás a mi! 😉

Un saludo. Me disculpo por no entregar la entrada del fin pasado, pero con la ausencia de clases por dos días y mi vicio con un nuevo videojuego en línea, estuve perdido y la verdad es que lo olvide; me disculpo de nuevo. En fin, ya estoy publicando; sólo fue un día de retraso. En la entrada pasada terminé con el tema del poder, el coloso del que los egocéntricos no pueden bajarse ni a golpes, el mástil que impone la vanguardia de las almas ambiciosas y obsesivas e incapaces de llevar una vida pacífica. Ahora hablaré sobre la limitante suprema; una situación inevitable que puede traer bien a un alma, pero pesar a cientos más.

Esta situación se convierte en un dilema para bastantes personas, gente que no puede aceptar que todo tiene un límite, que hay cosas que no se pueden superar bajo ninguna circunstancia; generalmente son seres que buscan la superioridad infinita, cosa que en absoluto se puede alcanzar… JAMÁS. Y ardan de dolor y angustia, pero no se puede! Para algunos significa libertad, para otros, dolor, para mi es el cierre, pero no el fin, y para ti… ¿qué es la muerte?

NO la muerte, NO es una calaverita......... Eso es un cosplay 😀

La limitante absoluta e irremediable para las capacidades humanas llega a este nivel, el final de la vida, la clausura de todos los eventos de cada ser vivo que pisa esta Tierra. Es difícil tocar este tema, aún en este blog. La mayor parte del tiempo ocurre que la muerte es un tema morboso, peligroso, que no debe ser manejado bajo ninguna circunstancia en frente de las personas, sobre todo de los ancianos, que son los más cercanos a ella.

La ambición de los humanos por alcanzarlo todo ha llevado a nuestra raza a niveles muy interesantes. Aún cuando somos incapaces de soportar las diferencias de presión en niveles superiores o inferiores a la corteza terrestre, hay humanos en el espacio y también hay gente cavando pozos cada vez más profundos. A pesar de que la esperanza de vida natural en nuestra raza quizá no es superior a los 40 años (y considerando esa etapa como una vejez exagerada), ha habido señoras de más de 120 años con vida… más de un siglo!

Imagínense... a los 84 años se van a ver ASÍ.... y quieren vivir eternamente?!

Por qué rayos es que la muerte aún sigue llegando. Generaciones y generaciones de personas han intentado una y otra vez encontrar métodos para evitar la muerte y todas han llegado a lo mismo: fracaso. Buscar la inmortalidad biológica no es más que un símbolo de fracaso desde que se tiene esa idea en la cabeza. Muchas cosas han surgido de ideas que parecían imposibles, pero parece que esta será la única que jamás superaremos. No suelo ser tan limitante, trato de siempre tener fronteras tanto visibles como inalcanzables, pero todas posibles; sin embargo esta no… la muerte no se evita, simplemente se espera.

Yo no le veo sentido a luchar tanto por encontrar la inmortalidad, qué necesidad hay de mantenerse vivo eternamente. Es inaudito, es ridículo! Si de por sí la población está en índices asquerosos, siendo inmortales llegaríamos a vivir como sardinas enlatadas, y digo vivir sólo porque no estaríamos muertos pero si así es vivir, agradezco a Dios que me haya hecho un simple mortal. De nada sirve vivir para siempre.

Si se quejan en el metro en las horas pico y quieren que más gente esté viva... No tienen remedio...

Tengo un ejemplo peculiar. Mi primo me ha comentado que Steve Jobs enfermó de cáncer y ya está en una etapa terminal, los siguientes iProductos serán todos de él, pero en adelante ya nada lo habrá hecho él. Apple llegó a la cumbre y ahora se termina. Apostaría mi vida a pensar que mucha gente se creería feliz si él no muriera nunca, si siguiera sacando iPods hasta la generación 542, ya de una micra cúbica de volumen y que te lleve a la decimosexta dimensión……… sin lentes! Pero no, se muere, llegó al iPod 5 y ni 3D tiene, lo siento aficionados, la vida es más real que lo que ocurra en sus diminutas cabezas.

Normalmente soy un terco de lo peor… mis amigos me dicen “el necio”, y eso que son ellos… ya que me lo digan ellos es porque de plano no tengo remedio. Sin embargo, en este caso me paree de lo más normal y saludable aceptar la muerte como el cierre de nuestras vidas, como la clausura de un evento larguísimo y lleno de vueltas. Siempre que algo incia, su fin se predispone desde ese momento, todo acaba, todo culmina, nada es eterno; muchos dicen que sólo Dios lo es, pero quién sabe… ni yo sé qué fregados es Dios, menos lo voy a andar interpretando como infinito.

Abran sus cerebros un momento, que les de el aire y háganlos a un lado; que no estorben como comúnmente hacen. Pónganse a reflexionar, entonces, un poco… ¿quién en su familia ha vivido eternamente?… si la persona más cercana a su corazón falleciera, ¿enloquecerían?. Yo creo que no está mal morir, ha de ser rico, sentir que la vida ha terminado y que todas las acciones hechas se han cerrado, independientemente de si fueron terminadas o no. No hace falta retener a nadie a la fuerza, igual a la vida, ni por Sansón que se quieran sentir podrán obligarla a permanecer.

...Retiro lo dicho....... The Rev!!

En los últimos días me he estado enterando de varios sucesos en mi familia… Por razones macabras y reservadas me da la impresión de que alguien muy cercano está por morir, pero no voy a sufrir mucho, de hecho creo que está bien, seguir viviendo cuando tu meta ha sido cumplida es inútil, quizá todos quisiéramos ver a nuestros hijos, nietos, bisnietos… convertirse en adultos y llevar una vida productiva, pero la vida como tal, es mucho más compleja que una serie de sucesos sin fin, porque tiene fin.

Entrada introductoria sobre el tema de la muerte. Muchos lo consideran un tema oscuro o negativo, otros lo ven con morbo, otros con clichés sobre “no está mal hablar de la muerte”, pero pocos en realidad son conscientes y suficientemente maduros para aceptar que la muerte quizá ni debería ser un tema, porque sólo es algo más… Aún podría pensar que es más difícil la adolescencia que la muerte, porque en esa etapa se está más vivo que nunca y todas esas cosas que para un muerto son futiles, para el joven en desarrollo son la muerte en vida! Espero hayas leído hasta este punto y hayas disfrutado la entrada; piénsalo, quizá te sirva… analízalo y quizá saques tus propias conclusiones. No te olvides de comentar y pasar el link a quien se te antoje… Hasta el próximo fin!

Con el éxito obtenido desde la creación del grupo en facebook, la entrega de la última entrada y el apoyo que me han dado mis lectores me siento mucho más motivado a continuar escribiendo sobre temas más nuevos y profundos. Sigo pidiendo más apoyo con los comentarios para que me hagan saber lo que me falta, lo que va bien y lo que está mal, etc. En fin. El tema que llega a mi cabeza el día de hoy es ya el tercer bloqueo de la capacidad del ser humano. Hemos pasado ya por el miedo, un enemigo invisible que aparece antes de siquiera probar un nuevo platillo; después la lucidez, un enemigo sutil que aparece cuando tienes el conocimiento sobre el sabor del platillo, pero igual no lo pruebas. Muy bien… ¿qué suele pasar después de que pruebas el platillo y además… te gusta?

Obama SABE de qué se trata!!

Ya que has logrado superar dos grandes obstáculos y comienzas a dominar el área aparece un enemigo interior contra el que casi nadie quiere pelear porque lo disfruta. Quienes no lo tienen se quejan por envidia, quienes lo tienen no lo cambian por un deseo irremediable; la solución no es fácil sino al contrario, es quizá mucho más difícil que ser valiente o tener interés por conocer en carne propia las cosas, la solución tiene que ver con el ego, con la personalidad, con la aceptación… Esta problemática resulta ser la más difícil de todas, tanto que casi (y es un casi… CASI) nadie lo tira abajo… hablo del Poder.

Cuando las cosas dejan de ser tan novedosas y espectaculares, el ser humano comienza a aplicar el legado que le ha dejado la evolución, eso que llamamos adaptación. Conforme las cosas se van volviendo más comunes para nosotros, tendemos a perfeccionarlas y desarrollarlas de forma más eficiente, se inicia el camino hacia el dominio de las artes, prácticas y empleos; adquirimos poder sobre aquéllo que ya conocemos. Al principio todo era divertido, era nuevo, era fantástico; ahora, todo es común y sencillo, la novedad se pierde incluso al estar “conociendo” y con esto llega el deseo de control.

Así las jirafas evolucionadas, bien mala onda, no le dieron hojas a las más pequeñas y las dejaron morir...

Una de las características más nefastas de las personas de la actualidad es el hecho de que cuando están instruidos en algo, comienzan a utilizar sus capacidades para obtener beneficios egoístas. Citaré el ejemplo de un sastre que ha logrado la maestría en su habilidad para tejer; su habilidad es magnífica y tiene toda la capacidad para hacer prendas tan elegantes o populares como las de cualquier estrella de televisión; sin embargo, se rehúsa rotundamente a enseñar a otros, sabe que su arte conlleva un gran poder (venta, fama, fortuna) y que si más personas la aprenden, su poder irá disminuyendo hasta que sea uno más que sabe coser.

Una mentalidad limitada al egoísmo es la gran causa. El monopolio, la burocracia, los problemas sindicales; en la política existen muchísimos problemas relacionados con esto. El poder es un tema común entre los políticos, ya que su único trabajo es tener el poder y ganar aún más poder; no tienen interés en otra cosa que el poder. La ayuda al prójimo, la evolución y el progreso se vuelven productos de segunda mano que a veces convienen y a veces no. Obviamente, la política no es la única proyección de este problema; los “artistas” que aparecen en la tele muchas veces iniciaron con sueños y personalidades bastante positivas, pero terminaron siendo consumidos por la fama y la fortuna (el poder).

Soy Famoso

Ahora Rafita no cumplirá su sueño de volverse bailarina de ballet~

Qué desagradable es escuchar de personas que abandonan sus sueños reales y terminan limitados por la necesidad de sentirse grandes y poderosos; qué feo es ver que este problema es mil veces más común en los hombres. Quizá sea lógico, después de todo (desde un punto de vista etológico, o sea del comportamiento animal) en nuestra raza es el macho quien debe proteger a la familia y procurar su bienestar. Es un instinto más que se deforma en una necesidad implacable de permanecer en el poder y avanzar más y más.

¿Escucharon sus primeros dos discos?, eran geniales... ¿Escucharon los que siguieron, cuando se comercializaron?, si no: qué suerte.

Y como la limitación está en quedarse igual, la gente no se da cuenta de que al enseñar y brindar a otros ese poder que se ha adquirido, este crece y se desarrolla. Sólo así existe la evolución, con la transferencia e intercambio de ideas, energías y esfuerzos. Si el poder no se transmite y se conserva, lo que se crea es un refrigerador lleno de comida que termina por pudrirse; si el alimento se lo dieran a otras personas, estas podrían conseguir más comida y más refrigeradores. No hay necesidad de mantener todo en un sólo punto si podemos difundir lo positivo por todos los medios posibles.

Una amiga me pidió que escribiera sobre la complejidad de las personas. !Esto es complejidad! Es hasta desesperante: primero no queremos probar las cosas porque no las conocemos, luego no queremos probarlas porque ya las “conocemos” y al final, una vez que las probamos y nos ha gustado, decidimos no compartir con nadie y nos llenamos de óxido por dentro.

En fin, como estoy introduciendo el tema del poder y lo difícil que es sostenerlo sin perder la cabeza no planeo extender más esta entrada. Una introducción sólo abarca los picos de los múltiples icebergs que están debajo de su gran océano. Sólo es cuestión de tiempo, iré publicando entradas al respecto más adelante; espérala máximo hasta el próximo fin de semana, pero mantente al tanto, quizá la publique antes. En fin te mando un saludote y un montón de ideas creativas para que pienses más al respecto, analices y me dejes tu punto de vista abajo en los comentarios. No temas comentar, al contrario, hazlo con orgullo: tú comentaste y los otros cobardes no! Disfruta de la vida, hasta la siguiente entrada!!

Unfair Game

Tengo un idea, inventemos un juego en donde las reglas las pongan los hombres, así las mujeres tendrán que casarse para sobrevivir o... volverse hombres...

Te saludo y te agradezco de antemano por empezar a leer mi nueva entrada, te agradezco aún más si leíste la anterior y ahora soy tu fan si me has leído desde el inicio de los tiempos del blog. En la entrada anterior toqué una problemática interesante ante la que ya esperaba controversias y debates; ese duelo eterno entre lo lógico y lo espiritual que es presente en la vida diaria aparece en esta página de internet, en mi cabeza, en la vida. Un duelo eterno entre dos bandos completamente opuestos que no logran unificarse.

Lo lógico

Lo lógico

Se dice que la capacidad de la mente es infinita, se sabe que el conocimiento es infinito... aaahh entonces, lógicamente, si nos cabe!

La razón, las matemáticas, el progreso, la ciencia, el hombre. Todo lo que se desarrolla en el cerebro queda en el ámbito de lo lógico. Es un pequeño conjunto en donde las cosas son unidireccionales, existe una consecuencia dictada por una causa, no existen posibilidades alternas; X ocurre porque Y así lo dice; Z no existe. Claramente, Y puede ser un conjunto de situaciones que dieron origen a una situación final… Lo que quiero dar a entender es que no puede ocurrir nada sin que exista una causa que lo produzca; todo tiene una razón de ser.

El hombre representa la lógica. El razonamiento deductivo, el análisis, la ciencia, la religión; todos son resultado de la sistematización generada por hombres. Un hombre no se siente seguro si no tiene todo en un rango visible; necesita entender lo que lo rodea para estar a salvo de ello. Naturalmente, la misión del hombre, resguardar a la familia, el hogar, los hijos, el alimento; es bastante normal que ocurra de esta manera… el hombre debe ser consciente de todo lo que lo rodea. Así surge la ciencia, con el estudio del exterior.

Lo espiritual

Lo espiritual

Puede parecer muy exótica o psicodélica esta imagen pero... checa un poquito, tiene cosas interesantes...

La intuición, la poesía, la comprensión, el amor, la mujer. El infinito de lo espiritual abarca esto y mucho más. En el ambiente espiritual, la razón es un lastre, estorba porque no permite el libre flujo de las emociones, la energía y altera el equilibrio al plantear dudas innecesarias. Las causas de lo que tenemos en frente son conocidas, pero no se necesitan plasmar en papel ni decir a otra persona porque se conocen; no existe algo que no se sepa, todo existe en la mente y en la naturaleza, no se necesita el estudio.

La mujer, eterna representante de la espiritualidad, se encuentra oprimida en un mundo que prefiere la razón porque unos cuantos lo deciden y mantienen a los que no están de acuerdo, pero terminan por ceder con tal de permanecer vivos. La razón que nos divide en naciones altera la realidad de la mujer, que busca la unión, el hogar, la crianza, la alimentación, las cosas verdaderamente importantes, que contienen fortaleza para enfrentar al mundo hostil sólo cuando saben que es necesario, al contrario el hombre, que busca estar siempre firme, independientemente de si hace falta o no.

Conocer es espiritualidad. Ser testigo de la vida y su funcionamiento es conocer. Estar presente en la naturaleza y ser consciente de la forma en que trabaja, ser consciente del equilibrio que existe por sí sólo. Conocer es aceptar que las cosas son tal cual existen por una razón, por situaciones inalcanzables que han pasado y nos dieron origen, que se aceptan sin más y se agradecen, no se hurtan.

Conocimiento es lógica. Almacenar el conocimiento, estudiarlo, analizarlo, usarlo, modificarlo y [creer] poseerlo; la ciencia, el progreso, el avance tecnológico, la creación humana. El conocimiento se almacena por unos, se avanza por otros y se aprende por el resto (que es la mayoría). Actualmente, el humano confía en el conocimiento como el fruto que la vida nos ha dado para progresar y vivir cada vez mejor, avanzando, creciendo, impulsando hacia nuevos horizontes. Actualmente, el humano vive en un engaño.

Lógica

Seamos honestos, así suenan esas personas que intentan llevar la razón a niveles profundos... pff por favor!

En un libro de Osho, titulado “Intuición: (noseke)” existe un capítulo dedicado por completo a ese dilema. Osho dice que sólo se puede conocer a través de la intuición y que el conocimiento es algo que frena dicho proceso. Explica sus razones y demás, suena bastante lógico: antes de conocer, de ser un testigo, eres un investigador. No puede ser más grato alguien que ve tigres de bengala en su hábitat natural mientras se desarrollan que alguien que los ve en una foto y que sabe cómo se desarrollan a través de letras escritas. Es bastante obvio que aquél que busca el conocimiento limita su vida a entenderla a través de los ojos de otros y no de los propios, es triste.

En esta situación existen muchos problemas, uno de los más importantes es ese deseo masculino que había mencionado: el conocimiento de lo que le rodea, la consciencia del exterior para la protección de lo interior. Al querer conocerlo todo y necesitar tener registros, análisis, fortalezas, debilidades, posibilidades, consecuencias… bla bla, se pierde en una búsqueda infinita del conocimiento infinito. Las posibilidades de los seres humanos se extienden a caminos más sencillos y, curiosamente, primitivos. En el intento por encontrar una mejor vida en el progreso, se ha encerrado en una línea recta sin fin a través de la cual sólo encuentra caos.

Si el humano pudiese aceptar que el conocimiento sólo lo limita en lugar de impulsarlo lograría mucho. Pero aún cuando lo escribo suena inaudito. Uno de esos dogmas de la actualidad ya no es la santa inquisición y sus dictámenes, sino la creencia en la ciencia y la confianza infinita que se deposita en ella. El progreso en realidad no logra nada, de hecho no es algo que se naturalmente necesario. Yo me frustro intentando comprender de qué sirve el progreso. Una de las cosas que he escuchado al respecto es “comida”, pero la comida ha estado ahí siempre; entonces me dicen que “somos muchos”, pero si somos muchos es porque hemos reducido nuestra mortalidad, aumentado nuestra esperanza de vida e incrementado los nacimientos, todo de manera artificial.

Cuando termine, ¡habré logrado mi meta!

Entre esta faramalla de contradicciones, posiciones opuestas a los dogmas aceptados de manera oficial y la defensa de lo natural me he perdido en una batalla que parece no tener sentido. Es difícil querer sostener un pilar cuando cinco millones y medio de personas te empujan para que lo tires… bastante difícil. No obstante, la lucha continúa, moriré luchando como un guerrero, eso lo sé, pero moriré esperanzado en que quizá en un milenio la gente se encuentre en un desastre tan caótico que termine por ceder y aceptar el error; aún tengo esperanza en ello, aunque quizá no lo vea nunca. Como lo planteado ya es una batalla actualmente perdida, tengo que profundizar en lo que ocurre en el presente; necesito algo para subsistir en el caos. Si lees mi siguiente entrada obtendrás mis respuestas a estos problemas, si reflexionas a partir del punto y final de esta entrada podrás platicarme las tuyas después a través de un comentario en el blog. Gracias por haber alcanzado las 1161 palabras leídas, gracias por comentar después de leerme, hasta la siguiente entrada!

Que viene el coco!

La capacidad de las personas: Los deportistas confían en que su cuerpo rendirá al máximo durante las competencias, los investigadores confían en su capacidad mental, que consideran infinita; el artista confía en su capacidad creativa para hacer sus obras. Cada individuo dedica su confianza en alguna de sus tres grandes capacidades, unas que requieren esfuerzo, tiempo y dedicación; otras que son consideradas ilimitadas y sólo requieren de la explotación; otras que llegan como el destello, dignas de un don divino.

Qué bello que fuera tan fácil como decirlo, pero existen muchas situaciones que bloquean las grandes capacidades de las personas. Hace poco, platicando con un amigo, me enteré de que el primer bloqueo es el miedo. Es bastante razonable, el miedo se presenta cuando ni siquiera existe contacto entre dos entes, se muestra antes de cualquier cosa.

En lo largo del blog he presentado varios defectos de carácter (pereza, ira, lujuria, etc); curiosamente, todos ellos pueden mostrarse como consecuencia del miedo. Cuando se presentan situaciones determinadas, nuestro ser puede reaccionar automáticamente y acobardarnos. Son tres las razones: instinto, conocimiento o trauma.

El instintoes la más primitiva, la más básica. Como seres vivos tenemos ciertas características establecidas que no podemos controlar, las llamamos instintos. ¿Se han percatado lo molesto que es el llanto de un bebé?. He escuchado que instintivamente detestamos ese sonido debido a que tenemos exigido prestarle atención y acabar con él, debemos satisfacer al nuevo ser que requiere de nuestra ayuda para sobrevivir. Hay veces, como cuando nuestros sentidos se ven limitados (en la oscuridad por ejemplo), en que instintivamente sentimos miedo; el objetivo de ese miedo es alertarnos de que algo negativo puede pasar (piensen en una presa que busca refugio durante la noche para no ser comido por su depredador).

Llanto de bebe

¿A poco no duele la cabeza de sólo verlo?

Una forma más sofisticada y civilizada de tener miedo es la que se presenta con el conocimiento. ¿A ver cómo?… Estoy diciendo que al ser personas cultas, que han estudiado bastante, presentaremos miedo. “¿Y como por qué?, si ya no le tengo miedo al coco, ¡no existe!”. Cuando tenemos información sobre las cosas, no sólo almacenamos lo positivo, sino también lo negativo. Alguien que sabe que la rabia es contagiosa y que las ratas son portadoras por excelencia comenzará a sentir miedo por esos animales de manera natural. El conocimiento es una forma preventiva del instinto; el problema es que cuando hay ignorancia sobre nuestras capacidades, se vuelve un obstáculo.

Lo que se asocia más comúnmente al miedo son los traumas. Por defecto, la gente cree que cuando se tiene miedo de algo es porque se ha sufrido un trauma previo, se considera lo más común. En realidad no lo es, pero sí resulta una gran carga dentro de nuestra consciencia. Haber sufrido en algún momento cierto daño puede dejar en la memoria una esencia negativa que busque evitar que se repita. La pereza, la ira; todos esos defectos, si son causados por miedos, han sido causados antes por traumas.

El miedo es una herramientade cada persona para poder subsistir. Necesitamos sentir miedo, porque de lo contrario no nos percataríamos de la peligrosa realidad; es como el dolor, pero de una forma más psicológica que física. Al temer, experimenta el miedo, busca la causa, entiéndela, cree en ella y después figúrate si es necesario sentirlo. Hoy me sentí inspirado, vienen más entradas relacionadas: Bloqueos, liberaciones, peligros, agresiones y demás. Suerte en tu vida, disfrútala!

Si no tuvieras miedo...

Ponte a prueba a diario, supera tus miedos!

Hay muchas cosas que tengo presentes en mente, sí, por supuesto.

Me consta que ha sido mi culpa la depresión que me he echado encima desde el tercer día de las vacaciones. También me consta que esta empeore día con día. Y me consta por igual el hecho de que ha desencadenado una ansiedad que desembocó en un evento tan extraño que ni siquiera me pareció traumático, simplemente quedará en mi memoria como un cuadro en la pared, que se ignora aunque se reconoce su presencia. Yo no quiero decir que son cosas de la hormona adolescente, pero entre mi edad, mis traumas y mis necesidades me estoy convirtiendo en un mar enfermizo. De hecho me recuerda a mi vida antes de AA.

Me consta que cada vez me aislo más y cada vez me siento con menos fuerza. Me consta que siento que la gente dejará de ayudarme eventualmente, que simplemente nadie podrá hacer nada por mí; me consta mi error. Desde que tuve una cierta explosión mental me he sentido más aislado que nunca y cada vez más y más solito. He intentado hablar pero no me oyen, he querido hablar pero no puedo, también he dejado de hablar porque quiero; en conjunto simplemente soy vagón de ideas cerrado con un candado cuya única llave tiene una persona que no conozco, que llevo buscando una vida y que, por lo que he estado presenciando seguiré buscando por otras vidas más. Siendo que los ideales no se alcanzan, no me queda más que hablar con quien se deje… no obstante, quiero hablar sabiendo que se me escucha, quiero hablar sabiendo que tendré una respuesta y es todo.

Me consta que no estoy solito, pero también me consta que la gente que me sabe amar está lejos. Me consta que no puedo aceptar el amor de alguien de forma incondicional, la condición es que se me sepa amar; por supuesto, me consta el error una vez más. Jamás seré amado a mi gusto, cada quién verá el amor a su manera, pero el problema es que a mi percepción nadie me ama como debería y el gran problema aquí es que eso no me permite recibir el amor del exterior. No me gustan estas frases, a mi ego le molestan pero tengo que admitirlo: Necesito aceptar el amor de los demás de forma incondicional, sin poner un pero, porque el amor es amor y no hay forma ni razón de ser para él, simplemente es amor.

Me consta que tampoco me la ponen tan fácil, independientemente de mis malas posturas ante la vida. Me consta que Dios no quiere una vida sencilla para nadie y que a mí me está poniendo muchos peros. Me consta que soy berrinchudo y que quizá por eso Dios me quiere dar unos zapecitos. Se me ocurren varios lados de esto. Primero, quizá tengo que aceptarme como me han dicho que soy o quizá deba aceptarme como no creo que soy y ese es un dilema porque con ninguno me siento a gusto; el problema se agranda cuando me doy cuenta de que no soy conforme con lo que yo digo ser. Ni una ni otra ni la que queda, estoy en medio de un problema de identidad. Luego, quizá tengo que ser paciente con la vida ya que las cosas que se dan de zopetón terminan mal y me dejan más triste que antes o más jodido, pues. Finalmente, pueden ser ambas y las demás que no estoy escribiendo pero que permanecen en mi consciencia.

Me consta que cuando le hablo a la gente de estos asuntos me dan respuestas bastante obvias porque la solución es obvia, pero también me consta que no es tan fácil encontrar a gente tan profunda como para trascender más allá. Me consta el vacío que tengo es inalcanzable cuando lo pongo en un agujero negro al que nadie quiere ni puede ni debe entrar. Entonces, estoy solo y me quedo más solo y me provoco la soledad. Y no, no soy masoquista, eso ni existe… Me consta.

¿Oye por qué no me hablas? ¿Qué clase de facultad o maldición me ha dado Dios para lograr que nadie se me acerque ni de broma? Dios me está obligando a salir de mi cápsula para hablar y socializar, pero yo no quiero, me quedo renuente en mi esferita esperando a que alguien se acerque; para mi desgracia, la esfera es venenosa y si alguien la toca se muere o algo por el estilo… no me puede dar otra impresión, nadie me toca ni me mira, nadie me habla ni me sopla; estoy en una dimensión paralela, puedo ver pero no me ven, soy el hombre invisible por voluntad propia. Es injusto, veo gente que no habla y le hablan; veo gente que habla y no le importa hacerlo, pero yo, que ni hablo y me importa hablar, no recibo palabras ni puedo entregarlas; ¿qué le cuesta a Dios darme una vida más fácil?… seguramente nada, pero por alguna razón no me quiere dejar…