You are currently browsing the tag archive for the ‘aceptacion’ tag.

Saludos. Hace tanto que no escribo por aquí que me da miedo pensar que pocos vayan a leer esta entrada; sin embargo, regreso a trabajar un poco, ya ha pasado un tiempo desde aquél acontecimiento complicado con el que me crucé que creo que ya me merezco algo de trabajo mental. Por supuesto que la inspiración ha hecho su trabajo, hace unos días mi cabeza dio vuelta a unas cosillas que a continuación les explico.

Viviendo en un país latinoamericano en donde la cultura es predecible y la religión gobierna las cabezas del ganado popular (nosotros) es fácil imaginar que todos mis lectores han escuchado hablar de lo que es un don. La típica representación de Jesús que cura enfermos y demás, así como las exaltaciones de las personas exitosas, los genios científicos y demás, abundan en nuestra memoria. Todos nos hemos topado con la mención de algún genio.

El típico genio de la música: Beethoven

La gente le llama “don” a esa capacidad peculiar, otorgada de manera excepcional a cierta persona. Esto implica que es poco común, que no se ha heredado en su totalidad desde un gen (pero sí posiblemente de muchos genes similares) y que coloca al poseedor sobre los demás en el rango de acción de dicho don. Es decir que si alguien es especialmente hábil con los números, podríamos pensar que posee un don que le da un rango superior, cuando de matemáticas se habla, al compararse con otros con habilidades comunes.

Hasta cierto punto, vamos bien, pero la verdad es que entre tanto elitismo, explotación y necedad, la gente olvida las fuentes básicas, las raíces más profundas de la realidad. Nunca falta aquél que quiere explotar un don ajeno, como los padres que usan a su hijo para ganar reconocimiento propio. ¿Cuáles son estos principios básicos?

Un don es un regalo que no tiene dueño. Generalmente, cuando alguien descubre a algún ser con cierto don, le atribuye al ser mismo su capacidad, aunque también existen quienes dicen que los dones deben ser usados para el bien común. Es el típico caso del médico que entra en dilema sobre trabajar en un hospital público o uno privado: ayudar a todo aquél que lo necesite (mi don es de todos, venid por él) o sólo a aquél que me pague bien por hacerlo (el don es mío, págame si lo quieres). La respuesta es paradójica, hablé sobre eso antes así que no hay que quebrarse la cabeza más de lo necesario.

Un don no es una capacidad que nos permite ser mejores en algo. Hay una diferencia colosal entre ser bueno y ser mejor. El primero habla sobre poder hacer algo bien sin muchas dificultades, el segundo habla sobre la comparación entre quien lo hace con facilidad y a quien le cuesta más trabajo. El primero habla sobre el ser aislado y el segundo sobre el ser comparado contra otros. El primero es humilde, el segundo es desagradable, incómodo, molesto, denigrante, abusivo y manipulador.

Un don no es un regalo. Justo por eso ponía que era un regalo y no un regalo. La verdad es que los dones no son regalos, son como cosas que se dan sin que las esperes, el problema está en que no son gratis. Un regalo se da sin esperar mucho a cambio, los dones se dan esperando muchas cosas a cambio. Si Dios te ha dado un don, no es porque te ha regalado algo, pensar eso es ridículo y masoquista (el típico “desearía no haber recibido este don”, para quien ve muertos o predice el futuro). Que te sea otorgado, no significa que no se cobre. Es como la forma que tiene Dios para trollearnos, aunque la verdad es que los dones te dan posibilidades fantásticas si sabes aprovecharlos, por eso es que son regalos (y repito, con bastardilla).

Como no es un regalo, un don debe manejarse con responsabilidad. Dejé este para el final a propósito, pues es el más importante de todos. Sin importar si los demás puntos te parecen correctos o agradables, este no lo debes pasar por alto. Un don es una capacidad que debe ser utilizada siempre con responsabilidad, sin dañar deliberadamente a otros. Por eso es que pagamos, porque debemos estar al pendiente de esas capacidades para evitar cometer errores que les cuesten a otros.

Debo admitirlo, es una frase grandiosa.

En la Tierra, vivimos como en un campo de pruebas para ver como reaccionan unos dones contra los otros. No podemos evitar equivocarnos, sentir desesperación, ansiedad o incertidumbre. No es necesario preguntar todo el tiempo el por qué de los dones, esas respuestas llegan [casi siempre] solas. Tampoco hay que sentirse malignos por poseer algún don que parezca anti-moral, quizá poseer un don así implica que nuestra moral está mal.

Es muy típico que quien posea un don se sienta aislado e inhumano. Ocurre que al vivir en sociedad, los dones menos explícitos y contrastantes (como hacer una sopa exquisita), que no son demasiado notorios entre la sociedad, que se vuelve cada vez más gris, se vean marginados y exagerados por quienes no tienen la misma capacidad. Todos poseemos [al menos] un don, así que no hay que discriminar a quien tenga alguno que llame más la atención.

Nikola Tesla, un genio marginado por el gran poder de Alva Edison, un plagiador.

La falta de educación, de moralidad, de espiritualidad y de unión con los otros seres vivos, nos ha hecho dar malos pasos a la hora de tratar con estos regalos otorgados por Dios (o lo que se te antoje la gana); por esta razón es que debemos transmitir mensajes de humildad y empatía con quienes nos rodean. Cada quién tiene un don y debe aceptarlo y hacer un uso consciente y responsable del mismo, pedir ayuda es necesario en muchos casos, existen dones difíciles de manejar o para los cuales no hay un estándar el cuál seguir.

Con ese mensaje me despido, espero que hayan disfrutado la entrada, seguro que ya muchos de ustedes se han identificado con una que otra cosilla y por supuesto que tienen muchas ideas para compartir y para rellenar huecos que yo he dejado. ¿Cuál es tu don?, ¿qué más crees que se ha perdido acerca de los dones?, ¿qué clase de dones has discriminado?. El tema es larguísimo, la interpretación y demás los dejo a su criterio. Les deseo lo mejor… y recuerden: Lean, Comenten, Compartan!

Anuncios

Después de toda la cantidad de problemas internos y externos, de la faramalla social y el entorno que rodea nuestros hogares, he decidido cambiar de rubro. Basta ya de tanto estrés con la familia, bienvenida la belleza de la superficie, creación única brindada por el interior del ser, expresión del sentimiento, pieza maestra de la humildad. Bienvenida el arte a nuestras lecturas.

A través de la mente, todos conocemos definiciones de arte. “Todo lo que el hombre hace”; o sea que la mujer no hace arte; “Toda expresión de los sentimientos”, es decir que el arte sólo es creación humana. Las escuelas nos juegan varios movimientos dándonos definiciones de arte y buscando concretar lo que es abstracto. Al menos yo puedo decirte que lo que hacen es como querer describir el sabor del agua… ¿y a qué sabe?, pues… a agua… Entonces el arte es… ¿arte?

Hay quienes piensan que estos desmadres son arte

Sí. el arte es una de esas cosas puras que por más que el humano quiere tocar, no altera. Casualmente fuimos capaces de crear una palabra que no puede ser definida o concretada; generamos un concepto que no se puede asegurar bajo ninguna base. Ocurre que el arte es muy subjetivo. Esto significa que la interpretación dada al arte varía de acuerdo a la mentalidad de cada persona. Y esto implica que lo que para mi puede ser arte, para ti puede no serlo. Teniendo esto en cuenta, es imposible definir de manera universal el concepto de arte.

Existen personas que estudian “arte” en universidades y se van a museos a decidir lo que es arte y lo que no, soberbia y más soberbia. El único trabajo que podrían en verdad tener es el de decidir “qué se queda en el museo y que no”, porque en el momento en el que una sola persona diga que un objeto es arte, el objeto se vuelve arte. No existe regla alguna para decidir lo que lo es y lo que no; simplemente el criterio personal de cada individuo es capaz de generar arte en un instante.

Si existiese una regla para decidir lo que es arte y lo que no es su procedencia. Normalmente la gente al leer o escuchar cosas como lo que recién mencioné comienzan a pensar “mira esa piedra… digo que es arte, ya es arte” y yo pienso: “ah qué pendej@!”. O sea no (y aquí viene mi neurosis)… La verdadera concepción del arte está en el corazón de las personas. Si eres capaz de definir cualquier cosa como arte, es porque algo viste en ello o algo te hizo sentir, lo suficientemente intenso como para llamarle arte.

Un chacal podría pensar que Daddy Yankee es arte porque le produce sensaciones lo suficientemente profundas como para definirlo así. Y bueno, ya qué… es arte… al menos para el chacal. ¿Y qué tal cuando se dice que algo no lo es?; como en este caso, el 98% de mis lectores dirán que Daddy Yankee no es arte. El debate entre lo que es y no es duraría milenios y nunca se llegaría a una verdad absoluta; más bien existirían millones de verdades relativas. Para el chacal, ese mono es arte, para ti no lo es, punto.

Aceptación, humildad, tolerancia y prudencia. Si eres capaz de manejar esas cuatro virtudes en lo que a ti concierne, entonces sigue leyendo las próximas entradas que tratarán temas artísticos y demás. Si tu soberbia, tu egocentrismo, tu racismo, intolerancia e imprudencia te pueden más (momento elitista), puedes buscar en internet blogs de Paty Chapoy o Joaquín López Dóriga; seguro que encuentras alguno.

Lo que yo opino es que aquello que es de plástico, no es arte. Para mi, el arte proviene del corazón del artista, es creado desde el fondo del pensamiento y con la mano desnuda. Una vez que está implicado un interés absurdo, una necesidad banal o una orden externa, la creación se vuelve “de plástico” y deja de ser arte; se vuelve un simple objeto artificial creado por un humano y no por un ser.

Ya te iré dando una mejor idea de mis ideas, pero lo que me interesa son tus ideas sobre mis ideas, sobre las ideas de otros y sobre tus propias ideas… tengo una idea: comenta! Te interesa el arte?, qué es arte para ti?… Estas preguntas cuyas respuestas tienes claras en la cabeza en este instante, te serán difusas y extrañas cuando haya terminado de hablar sobre el arte o… al menos, eso espero. Te envío un saludo, queda esperando el videovlog hasta que hayan terminado las mugrosas vacaciones y regrese a mi frío claustro en el defectuoso. Hasta la próxima entrada!

Saludos. Esta es la primera entrada del maratón que tengo preparado para estos cinco días de asueto (o cuatro más uno que me tomaré gratis…). Llevo dos semanas de ausencia en el blog y ni siquiera puedo decir que haya “descansado” de ello, sino que me siento más jodido al respecto; en fin… aquí está.

Es fácil adivinar cuál es el miembro más importante de la familia, aquél que existe en todas, sin excepción, aquél que representa, no la raíz ni la semilla sino el fruto, que sienta las bases para la expansión de la raza, de la especie, de la cultura y todo lo que un grupo social pueda poseer.

Hijos... ¿Caros?... Wtf!... ¡¿En dónde los venden?!

Todos empezamos en una familia siendo hijos. Antes que hermanos, primos o sobrinos, somos hijos; porque comenzamos como la siembra de un padre dentro de una madre, como una célula nacida de la comunión entre dos pequeñas partículas vivientes que terminarán por convertirse en un organismo tan complejo como cada ser humano lo es. El hijo es el fruto de la familia, porque para su nacimiento, se requiere la unión de dos entes que bien son opuestos y bien son similares, de un hombre y una mujer, de un padre y una madre, de la razón y el corazón; es la conjunción de toda la naturaleza engendrada en un pequeño bebé tragón y cagón, chillón e irritante, pero que por más que jode a los padres, no deja de inspirarles ternura, amor y salvación.

Dependiendo de la familia, un hijo puede ser un martirio o una bendición, un ángel o un demonio; todas las familias los toman por diferentes lados, pero siempre en la misma dirección: es el futuro de la familia. Es curioso pensar que en el miembro más joven y pequeño de la familia se invoquen todas las esperanzas para un futuro sólido. Es curioso pensar que un niño carga con una responsabilidad gigante desde que sale por la vagina y es recibido por las manos de un médico, partera o familiar.

Como hijos, siempre somos responsables de todo. No podemos ser libres, más bien, tenemos que adaptarnos y obedecer a todos los demás miembros adultos de la familia; ya que son más expertos en la vida, nos obligan a aceptar sus reglas como si fueran dictámenes enviados por Dios. Generalmente un niño, que nacería libre, se convierte en un animal encadenado que no puede cruzar ciertos límites a menos que quiera recibir un castigo, un regaño o incluso una desaprobación.

Lo primero que un niño pierde al nacer es la libertad, ya no puede jugar a patear el vientre de la madre a voluntad, ahora debe tener horarios impuestos por los adultos para comer, jugar, reir, estudiar, trabajar, etc. Esa es la primera carga de un hijo.

Posteriormente vienen los deseos familiares. Cuando el hijo es un bebé, se busca que se parezca al padre o a la madre o al tío o al abuelo, incluso se les ponen los mismos nombres para marcarles como un tatuaje espiritual la marca familiar de su ascendencia, como buscando que sea la misma persona o que se obligue a sí mismo a ser aquella persona. Toda una conspiración se realiza en contra del hijo y es de manera inconsciente.

El niño es incomprendido, porque tiene deseos puros y naturales de ser, expresarse y sentir libremente; sin embargo, es restringido por el ambiente artificial que le rodea, debe soportar el estrés y la neurosis de los padres que no pueden entender que su hijo no entienda sus reglas absurdas. “Deja de saltar en la cama”. ¿Por qué?, es divertido… “Es que te puedes caer.” ¿Caerme? No hay razón por la cual me caería, sólo estoy jugando, soy un niño, soy libre. Invariablemente se cae; sin embargo, el adulto cree que el niño debe razonar igual y conocer desde el principio que se caerá, sin embargo, obviamente no resulta así, el niño vive por instinto, por intuición, su razonamiento está en el abismo.

Más cargas. Estudiar y adaptarse a la vida social y cultural de la región en que vive también es un peso con el que carga. Los conocimientos que se le imparten son los que se creen los mejores. En México, pintan héroes históricos como Miguel Hidalgo en los libros, pero no dicen que era un cobarde que sólo llamó a las personas a luchar porque los militares lo obligaron, su valor estaba en el suelo, el valor de ese ser humano se exagera; conviene que el hijo piense que hubo héroes que “lucharon por la patria”. De esta forma, ahora el gobierno y la sociedad también influyen en el hijo, le mueven neuronas para que busque el espíritu nacionalista, el amor ciego por su patria y su deseo de hacer lo que el gobierno ordene siempre que se necesite.

Qué difícil es la vida de un hijo. Qué curioso es que a nadie le interese. Qué horrible es que todos pasemos por casi lo mismo, sea por un lado o por otro, pero siempre en esa dirección. Las esperanzas del mundo no cargan sobre los señorones de las grandes empresas, sino en los niños, en pequeños seres que quizá están aprendiendo a caminar y que, incluso desde entonces, cargan ya con una responsabilidad que sólo ellos pueden sostener, que un adulto no podría ni imaginar sin enloquecer, con el peso del mundo en sus hombros.

Ese es el hijo; el futuro, la pérdida de libertad, el aprendizaje, la adaptación, el inicio, lo nuevo, la esperanza, la representación más grande del amor paternal, la semilla que esparcirá la vida por el planeta entero, la fortaleza que supera al adulto en creces, excepto por el aspecto físico; el dolor y la superación, la piel limpia y sin cicatriz. Todo eso y más fuimos todos alguna vez y seguimos siéndolo, sólo que en posturas cada vez más decaídas; conforme el tiempo pasa, menos hijo se es y más padre se vuelve, más débil, frágil y condenado a la vida encadenada.

Sé que disfrutaron la entrada, lo sé de corazón… Un poco más de mil palabras, pero al fin estuvo padre y medio poético. Comenten sobre sus vidas como hijos! eso estaría muy chido. Espero subir pronto el video para el VideoBlog y bla bla les mando un saludote… No dejen de suscribirse al blog, al grupo de facebook y al nuevo canal para el videoblog en youtube: MindMazzzter.

Saludos. Puedes considerar esta como la última entrada dedicada a los bloqueos de la capacidad del ser humano. Han sido ya bastantes pero de igual forma llegan al final; la próxima semana iniciaré una nueva saga que pudiera parecer bastante común o simple, pero que, como todo en este blog, tiene rasgos que están ocultos a la vista superficial. Por lo pronto, terminaré este tema con un broche que, aunque no es de oro, si encerrará dentro de la caja que resguarda un montón de cosas integradas en una sola, una mezcla.

Recordemos: miedo, lucidez, poder y muerte. Esos son los cuatro bloqueos de la capacidad de las personas. Como primera instancia aparece el miedo, un enemigo invisible que evita la cercanía con las cosas; luego la lucidez, un pilar de necedad que evita la verdadera sensación de las cosas; luego el poder, un demonio interior que busca el control y dominio sobre otros en lugar de la comunión y la paz, y finalmente, la muerte, una situación imparable que ha sido víctima de ataques múltiples pero todos sin triunfo alguno.

A pesar de que los he mostrado por separado, estos existen juntos todo el tiempo. Existe el miedo a la muerte, un problema bastante común. Un ejemplo es durante la preadolescencia, cuando el puberto se da cuenta de que depende de sus padres para vivir y comienza a pensar en lo problemático que sería si muriesen; es el miedo a la muerte de los padres. También existe la lucidez sobre el poder; que consiste en un gran cinismo y descaro al usar el poder que se tiene sobre algo para controlar, dominar y destruir a otras personas, seguramente has oído hablar del “despotismo ilustrado” (si no, investígalo).

Las combinaciones son muy variadas, estos son sólo ejemplos, el punto es darte a conocer que estos bloqueos de la capacidad no son aislados; al contrario, se pueden fusionar y generar aún más problemas. Al juntarse unos con otros se vuelven más sólidos y difíciles de destruir.

Esto no significa que al presentarse por sí sólo un bloqueo, este será fácil de romper; de hecho nunca es fácil terminar con ellos; siempre aparecen uno detrás de otro, escondidos entre ellos, entre tus pensamientos, tus ideas, tus intenciones, en toda tu vida y lo que la rodea. Son tan presentes como el aire que respiras, la diferencia es que tus pulmones saben discernir entre el oxígeno y todo lo demás que tiene el aire; pero tu consciencia no es capaz de diferenciar entre los bloqueos y la verdad.

Para eso hay que entrenarse, llevar una vida más profunda (ahá… menos superficial), de más reflexión y con menos distractores. Actualmente todo te distrae de llevar una vida feliz y en paz, todo te empuja a bloquearte, así eres más fácil de dominar; sin embargo, al final, la decisión sólo es tuya, de ti depende si te gusta ser el perro de los medios de comunicación masivos, el gobierno y tus pseudoamigos (los hipócritas…) o si prefieres ser el dueño de tu vida.

Estar libre de bloqueos es sólo para la gente perfecta, pero mantenerse alejado de ellos es para todo el que quiera superarse. Si lo que quieres es conocer más la realidad, tener una vida certera y honesta, llenándote de las verdaderas bendiciones que la naturaleza tiene, estando en el mayor esplendor de tu vida todos los días, entonces tienes mucho trabajo por delante. Si quieres una vida conformista y mediocre, sigue viendo la Rosa de Guadalupe (HA!)…

Puede sonar como inalcanzable tener estas metas y logros, pero puedes verte reflejado en mi. A los seis años ni siquiera entendía el concepto Universidad, ahorita es el pan de cada día para mí. Existen lugares que pueden parecer inalcanzables si los ves desde el suelo, pero si elevas tu vista hacia los cielos, las fronteras se vuelven nulas; en lugar de escalar, tienes que caer; en lugar de correr, te deslizas por el viento. Simplemente cierra los ojos, aspira y una vez que hayas espirado (no expirado…) estarás en el lugar que tanto deseas; pero siempre con una mentalidad pura.

Todo esto se trata de aquello, de la pureza. Mientras más sana sea tu mente, menos problemas te traerás. Es igual que una sartén, mientras más limpio esté, mejor te sabrá la comida que cocines sobre ella. Si tienes dificultades para sentir pureza, como yo, entonces te toca un camino más complicado, uno en el que tienes que ser precavido con tus movimientos y cauteloso con tus pensamientos, uno en el que nuestros actos nos hacen responsables de ellos, uno en el que cada respiro que des conlleva múltiples consecuencias que, aunque desconozcamos, están ahí y de las que somos directamente responsables.

Puede parecer algo bastante complicado, pero también parecía complicado aprender a andar en bici, aprender a nadar, aprender a leer y a escribir, aprenderse las tablas de multiplicar, un montón de cosas que ahora son pan comido para ti, pero sólo porque las usas diario. Si empiezas a mejorar tu vida de a poquito, pero diario, de un momento a otro notarás que eres más feliz, más real y más sincero con tu propia vida.

Es el consejo del fin de la saga, purifícate y busca siempre el bien colectivo por encima del individual, eleva tu mentalidad y tu visión para superar las fronteras que te suenan imposibles, ama a los demás y ámate para que puedas aceptar tus errores y los de los que te rodean. Hoy termina esta saga, dentro de una semana inicia otra, ve preparando tus neuronas que más y más información se avecina, la vida no se detiene y por eso no descansaré hasta que se te haga más fácil y feliz! Hasta la siguiente semana y gracias por haber leído hasta este punto; nos veremos más adelante y digo nos “veremos”, considerando que tú me verás a mi! 😉

Saludos. En la entrada pasada tocamos un tema que puede ser un tabú bastante tenebroso para la mayoría de las salas, comedores y recámaras de un hogar, pero bastante común en un cementerio; la muerte, uno de los muchos temas (al igual que el dinero, la sexualidad, etc) que no deben tocarse a menos que sea estrictamente necesario; un tema mal visto por la sociedad y uno de los grandes enemigos del ser humano.

Parece que los animales no sufren al morir, ni las plantas, ni el humano, quien sufre son los vivos que extrañan al muerto. Esto podría llevar a pensar muchas cosas… Para empezar, por qué sufrimos por la muerte de otros? Por qué buscamos vivir eternamente?. El tema es largo, las explicaciones variadas, trataré de resumir.

Todos los seres vivos tienen un instinto grabado en lo más profundo de su ser: la supervivencia. Todos los seres vivos intentan mantenerse así… vivos; necesitan alimentarse, necesitan dormir, respirar, beber agua, hacer ejercicio, convivir, etc… Ocurre que todo el instinto de los seres vivos se enfoca en primera instancia a la supervivencia del individuo en cuestión, y en segunda instancia a la supervivencia de la especie (reproducción). En este caso no hablamos de la lujuria, así que concierne el primer objetivo.

Cuando los animales presienten la muerte, se activa su instinto y buscan, a como de lugar, sobrevivir, sin importar nada; es mero instinto, no hay razón ni intuición metida en ese asunto. Si una manada de elefantes ve un incendio cerca de ellos, se generará una estampida que bien puede provocar la muerte de muchos animales, pero no de los elefantes, ellos deben sobrevivir. Cuando la muerte se avecina, no importará nada con tal de sobrevivir. Eso es lo que pasa en el primer plano, en el instinto.

A que no te les paras en frente...

Sin embargo, el ser humano es un animal muy domesticado y ya mete intelecto a sus juicios. Vivir no deja de ser lo más importante, pero la vida en ese momento toma varios sentidos. El sentido para el que cada persona vive determinará su necesidad de mantener su vida intacta, de evadir a la muerte. Un político, que vive básicamente del instinto no querrá morir, se convertirá en un cobarde con tal de mantenerse íntegro; destruirá a quien se le ponga en frente con tal de estar bien él mismo. Un científico, que vive del intelecto, se mantendrá vivo de su conocimiento, todo girará en torno a ello y buscará que su conocimiento perdure, que su vida se mantenga hasta que sus investigaciones terminen; una vez realizado su proyecto, podrá morir sin problema, sin miedo, sin reproches; incluso será capaz de morir con tal de defender sus ideas y conocimientos.

En los humanos el instinto por mantenernos con vida se distorsiona y se vuelve bastante relativo. Cada quién tendrá sus motivos para vivir o no vivir. El fuego ya no nos hace correr en estampida. Incluso tenemos reglas para evitar incendios, por ejemplo; cuando en un edificio ocurren incendios tenemos reglas que buscan evitar el impulso instintivo por correr como manada; debemos tirarnos al suelo y arrastrarnos con un paño húmedo en la boca, evitar la cercanía con el fuego a menos que podamos hacer algo… Tenemos reglas para evitar al instinto de supervivencia que la naturaleza nos ha dado; esa es la domesticación del ser humano.

Sin embargo, el instinto está ahí y difícilmente veremos a un señor esperando a que las damas salgan antes que él por la puerta principal; en el incendio el instinto aflora y todos saldrán por las ventanas sin importar si cortan a alguien o a sí mismos. Pero entre el instinto natural y la domesticación surge el eterno enemigo de la psicología, el destructor de la paz: el ego.

SÍ... obviamente hablo del estúpido shampoo... y el gel también...

El ego es una de esas grandes barreras que nos impiden avanzar, porque busca la conservación, el estado actual, la inmovilidad, el “yo estoy bien y todos los demás están mal”. Cuando el ego surge, el instinto por la supervivencia se vuelve muy diferente al de los animales. Buscando la vida, el ego comenzará a alejar a la muerte, empezará a rechazarla y a verla como algo oscuro, maligno, negativo. El ego movilizará toda tu cabeza para que cuando la muerte sea mencionada, tú te espantes o te pongas alerta (eso es lo que llamamos morbo).

Los deseos de inmortalidad, el tabú de la muerte, las intenciones egoístas sobre otros. Todo esto se junta cuando alguien está por fallecer o ha fallecido. Cuando otro muere tu ego trabaja sin que te des cuenta y genera una gran cantidad de ideas que se adaptan a tu supervivencia por encima de la de los demás. Un ejemplo muy común es ese pleito de los hijos por la herencia del padre; alguien murió y tú necesitas vivir, entonces apérrate todo el dinero que puedas.

Ya que la muerte es una situación sin solución, lo más saludable es aceptarla. La muerte no es uno de esos temas peligrosos aunque tu ego te plantee cosas diferentes.  Obviamente, no te pondrás a charlar de esto con tu abuelita mientras desayunan; existen gente que no es capaz de asimilar esos temas debido a su mala educación; pero si tú aún tienes una mentalidad lo suficientemente joven como para aceptar nuevas ideas, entonces simplemente ve la muerte como eso que llega y punto, como eso que ocurre y no hay más, como eso que a todos nos pasa. Aceptar que se terminó el juego es difícil; aceptar que la vida terminó lo es más, pero no debemos sufrir por algo tan simple como el fin del cuerpo material, como el desgaste más largo que pudo aguantar nuestro organismo, no es el fin de los tiempos, sólo el fin de la vida.

Qué sexy te vas a ver cuando te mueras!

Espero que hayas leído hasta acá; gracias si lo hiciste. Analiza sobre lo que leíste y coméntalo! Te agradecería mucho si lo hicieras. Te dejo el link del grupo de facebook por si no estás dentro; ahí publico todo lo relacionado con el blog, incluyendo las nuevas entradas, actualizaciones, encuestas, etc. El grupo es público así que puedes mandar la solicitud para entrar a él sin ser amigo de ningún miembro ni mucho menos; aceptaré tu solicitud para unirte con gusto. Te mando un saludote y nos vemos en la próxima entrada!

Un saludo. Me disculpo por no entregar la entrada del fin pasado, pero con la ausencia de clases por dos días y mi vicio con un nuevo videojuego en línea, estuve perdido y la verdad es que lo olvide; me disculpo de nuevo. En fin, ya estoy publicando; sólo fue un día de retraso. En la entrada pasada terminé con el tema del poder, el coloso del que los egocéntricos no pueden bajarse ni a golpes, el mástil que impone la vanguardia de las almas ambiciosas y obsesivas e incapaces de llevar una vida pacífica. Ahora hablaré sobre la limitante suprema; una situación inevitable que puede traer bien a un alma, pero pesar a cientos más.

Esta situación se convierte en un dilema para bastantes personas, gente que no puede aceptar que todo tiene un límite, que hay cosas que no se pueden superar bajo ninguna circunstancia; generalmente son seres que buscan la superioridad infinita, cosa que en absoluto se puede alcanzar… JAMÁS. Y ardan de dolor y angustia, pero no se puede! Para algunos significa libertad, para otros, dolor, para mi es el cierre, pero no el fin, y para ti… ¿qué es la muerte?

NO la muerte, NO es una calaverita......... Eso es un cosplay 😀

La limitante absoluta e irremediable para las capacidades humanas llega a este nivel, el final de la vida, la clausura de todos los eventos de cada ser vivo que pisa esta Tierra. Es difícil tocar este tema, aún en este blog. La mayor parte del tiempo ocurre que la muerte es un tema morboso, peligroso, que no debe ser manejado bajo ninguna circunstancia en frente de las personas, sobre todo de los ancianos, que son los más cercanos a ella.

La ambición de los humanos por alcanzarlo todo ha llevado a nuestra raza a niveles muy interesantes. Aún cuando somos incapaces de soportar las diferencias de presión en niveles superiores o inferiores a la corteza terrestre, hay humanos en el espacio y también hay gente cavando pozos cada vez más profundos. A pesar de que la esperanza de vida natural en nuestra raza quizá no es superior a los 40 años (y considerando esa etapa como una vejez exagerada), ha habido señoras de más de 120 años con vida… más de un siglo!

Imagínense... a los 84 años se van a ver ASÍ.... y quieren vivir eternamente?!

Por qué rayos es que la muerte aún sigue llegando. Generaciones y generaciones de personas han intentado una y otra vez encontrar métodos para evitar la muerte y todas han llegado a lo mismo: fracaso. Buscar la inmortalidad biológica no es más que un símbolo de fracaso desde que se tiene esa idea en la cabeza. Muchas cosas han surgido de ideas que parecían imposibles, pero parece que esta será la única que jamás superaremos. No suelo ser tan limitante, trato de siempre tener fronteras tanto visibles como inalcanzables, pero todas posibles; sin embargo esta no… la muerte no se evita, simplemente se espera.

Yo no le veo sentido a luchar tanto por encontrar la inmortalidad, qué necesidad hay de mantenerse vivo eternamente. Es inaudito, es ridículo! Si de por sí la población está en índices asquerosos, siendo inmortales llegaríamos a vivir como sardinas enlatadas, y digo vivir sólo porque no estaríamos muertos pero si así es vivir, agradezco a Dios que me haya hecho un simple mortal. De nada sirve vivir para siempre.

Si se quejan en el metro en las horas pico y quieren que más gente esté viva... No tienen remedio...

Tengo un ejemplo peculiar. Mi primo me ha comentado que Steve Jobs enfermó de cáncer y ya está en una etapa terminal, los siguientes iProductos serán todos de él, pero en adelante ya nada lo habrá hecho él. Apple llegó a la cumbre y ahora se termina. Apostaría mi vida a pensar que mucha gente se creería feliz si él no muriera nunca, si siguiera sacando iPods hasta la generación 542, ya de una micra cúbica de volumen y que te lleve a la decimosexta dimensión……… sin lentes! Pero no, se muere, llegó al iPod 5 y ni 3D tiene, lo siento aficionados, la vida es más real que lo que ocurra en sus diminutas cabezas.

Normalmente soy un terco de lo peor… mis amigos me dicen “el necio”, y eso que son ellos… ya que me lo digan ellos es porque de plano no tengo remedio. Sin embargo, en este caso me paree de lo más normal y saludable aceptar la muerte como el cierre de nuestras vidas, como la clausura de un evento larguísimo y lleno de vueltas. Siempre que algo incia, su fin se predispone desde ese momento, todo acaba, todo culmina, nada es eterno; muchos dicen que sólo Dios lo es, pero quién sabe… ni yo sé qué fregados es Dios, menos lo voy a andar interpretando como infinito.

Abran sus cerebros un momento, que les de el aire y háganlos a un lado; que no estorben como comúnmente hacen. Pónganse a reflexionar, entonces, un poco… ¿quién en su familia ha vivido eternamente?… si la persona más cercana a su corazón falleciera, ¿enloquecerían?. Yo creo que no está mal morir, ha de ser rico, sentir que la vida ha terminado y que todas las acciones hechas se han cerrado, independientemente de si fueron terminadas o no. No hace falta retener a nadie a la fuerza, igual a la vida, ni por Sansón que se quieran sentir podrán obligarla a permanecer.

...Retiro lo dicho....... The Rev!!

En los últimos días me he estado enterando de varios sucesos en mi familia… Por razones macabras y reservadas me da la impresión de que alguien muy cercano está por morir, pero no voy a sufrir mucho, de hecho creo que está bien, seguir viviendo cuando tu meta ha sido cumplida es inútil, quizá todos quisiéramos ver a nuestros hijos, nietos, bisnietos… convertirse en adultos y llevar una vida productiva, pero la vida como tal, es mucho más compleja que una serie de sucesos sin fin, porque tiene fin.

Entrada introductoria sobre el tema de la muerte. Muchos lo consideran un tema oscuro o negativo, otros lo ven con morbo, otros con clichés sobre “no está mal hablar de la muerte”, pero pocos en realidad son conscientes y suficientemente maduros para aceptar que la muerte quizá ni debería ser un tema, porque sólo es algo más… Aún podría pensar que es más difícil la adolescencia que la muerte, porque en esa etapa se está más vivo que nunca y todas esas cosas que para un muerto son futiles, para el joven en desarrollo son la muerte en vida! Espero hayas leído hasta este punto y hayas disfrutado la entrada; piénsalo, quizá te sirva… analízalo y quizá saques tus propias conclusiones. No te olvides de comentar y pasar el link a quien se te antoje… Hasta el próximo fin!

Saludos. Espero que hayas leído la entrada anterior, así podrás ver esta con mayor profundidad. El tema actual es el Poder; pero no hablo de política ni de religión o videojuegos, hablo de algo mucho más mundano, algo más común que reside en la cabeza de todos y oscurece los corazones de quienes lo poseen. En una entrada anterior, hablé sobre la idolatría, una actitud bastante necia de muchas personas que se obsesionan por otra persona y la tratan como si estuviese por encima de sus cabezas.

Ahora hablo de lo inverso, la necesidad de las personas por generarse súbditos, individuos que estén a su disposición, gente que les brinde amor eterno e incondicional. Imagina un grupo de amigos que deciden formar una banda, cuando comienzan a volverse populares entre sus amigos, muchas veces surgen problemas entre ellos, debido a que el vocalista o guitarrista principal acapara mucha atención a comparación del resto. Están actuando políticamente, pelean por el poder, todos lo quieren porque lo conocen, pero el que tiene más es el que domina, por eso surgen conflictos, nadie es capaz de aceptar que son lo mismo porque son la banda.

Sí, sí; todos nos dimos cuenta de que eran representaciones de Disney de lo que quiere ver en el pueblo frente a las figuras púb... qué dices?... tiernos?!

Si llevamos esto a un nivel más profundo, se puede observar que una vez que se conoce el poder, se desea más. El poder viene en presentaciones distintas para distintas personas. Algunos ven en el alcohol el poder para actuar en público y liberarse de inhibiciones (las cuales no son sólo miedos, sino prejuicios, cargas emocionales, etc.); otros ven en el dinero la capacidad para controlar a todo aquel que se le ponga en frente y como una gran herramienta para defenderse ante la adversidad.

Teóricamente esas actitudes no son necesariamente negativas, quizá de forma controlada, equilibrada y pacífica sean hasta positivas; sin embargo, la realidad nos demuestra que sólo llevan a posiciones enfermizas a aquellos que conformamos la sociedad común, las personas normales sin habilidades innatas para llevar la vida en armonía (que seguramente será menos del 1% de la población: si al leer esto aprendes o descubres algo, no lo eres).

Esto trae conflictos grandes para las mentes revolucionarias que siempre quieren algo nuevo. El estar probando cosas es peligroso cuando no se es fuerte. En la adolescencia se presenta mucho esta actitud frente a la vida: el placer por probar lo nuevo. El problema va en que en esa etapa, fortaleza no es una palabra conocida, más bien lo es “formación”, y cuando una persona se está formando como tal, lo último que debe buscar son desviaciones que arruinen su vida; curiosamente es lo que más buscamos.

No Adán, Dios no conspira en tu contra... hay mil frutas más ricas, de verdad ._.

Varias veces he escuchado que lo prohibido es lo más placentero o lo que más se busca; pero eso no es necesariamente cierto. En realidad, cualquiera podría gozar de un día lluvioso desde la ventana, un amanecer con alguien a quien se ama, hasta un vaso con agua en tiempos de calor; todo eso está permitido. Pero como lo haces a diario y te parece rutinario y futil, lo consideras algo simple. En la actualidad, lo simple NO está de moda, lo simple es banal, y lo banal es para los inadaptados. Los resultados muestran que lo simple es más profundo de lo que tu ves, que lo banal es aquello que haces todos los días sin sentido y que los inadaptados son los que no logran conseguir el equilibrio consigo mismos.

¡Oh, Dios! La tele te ha convencido de lo contrario a la realidad. Los medios te muestran lo que les conviene que veas. Como lo bueno no vende y lo malo se controla, prefieren hacer que tu vida sea una ruina mientras ellos hacen lo mismo con la suya, pero bajo la ilusión de la felicidad. Si te has dado cuenta !qué padre!; si no, ponte a ver comerciales de información que cura con la grandiosa Lolita Ayala, que sólo busca tu bienestar y tu salud!

- "Soy una buena mujer, ahora compra mis medicinas para las hemorroides" - Frases inmortales de Lolita Ayala~

Tampoco se trata de llevar una vida paranoica como muchos activistas y demás que diariamente usan la palabra “sistema” más de 10 veces para referirse a una masa imposible de remover que nos controla y demás. No; no gastes tu vida en intentar cambiar algo que tú mismo consideras imposible de cambiar; no te des de topes contra la pared esperando que se rompa antes de quedes loco o p****jo.

Hay que asimilar estas cosas con bastante paciencia; buscar equilibrar el asunto antes de precipitarse y vender el televisor. Si has podido vivir hasta ahora sin haber visualizado estas opciones significa que no te matan; simplemente son situaciones peligrosas que debes ser capaz de manejar. Si siendo débil sigues vivo e íntegro, aprovecha que la fortaleza te llama y empieza a cambiar antes de que mueras.

...pero hoy hubo tráfico y no llego, por eso tu hijo no le devolvió sus canicas al vecino, lo siento u.u...

Acepta que llevaste tus 18, 20, 35, etc años de vida basados en un error y que siempre estuviste mal. ¿Te parece doloroso? Entonces eres patético. No es la gran cosa, sólo es que había un millón de personas intentando engañarte y pues… no pudiste contra ellas. ¿Débil?… !No! Eres hasta más fuerte por haber soportado un peso tan grande (carga publicitaria, inconsciente colectivo, bullying, represión, exclusión…….. lo que sea!) y seguir con vida; no te has suicidado, no te has entregado al cien por ciento a los vicios, no has perdido la cabeza, no dejas de ser tú. Claro, si aún sabiendo las consecuencias, decides seguir golpeando la pared con tu enrojecida frente, no llores cuando empiece a salirte sangre y no recuerdes por qué empezaste a hacerlo: La fortaleza va desde que empiezas a joder, hasta que ya te están jodiendo a tí.

Esa será mi cita textual para mi biografía xD. En realidad sólo te quiero hacer ver que si la regaste y te has dado cuenta no te pongas a silbar mientras ves a otro lado, acéptalo, que no es gran cosa y te ayudará a hacer cosas más divertidas y productivas; serás más feliz. Y bueno………. me sobrecargué con esta entrada. Me pidieron un tema: “Las cosas vistas desde la perspectiva de otras personas”, creo que esto lo cubre aunque sea un poco, si no me dices y le intento en la siguiente entrada. Te mando un saludote y ya vete a dar un baño que la cabeza te va a estallar!

Con el éxito obtenido desde la creación del grupo en facebook, la entrega de la última entrada y el apoyo que me han dado mis lectores me siento mucho más motivado a continuar escribiendo sobre temas más nuevos y profundos. Sigo pidiendo más apoyo con los comentarios para que me hagan saber lo que me falta, lo que va bien y lo que está mal, etc. En fin. El tema que llega a mi cabeza el día de hoy es ya el tercer bloqueo de la capacidad del ser humano. Hemos pasado ya por el miedo, un enemigo invisible que aparece antes de siquiera probar un nuevo platillo; después la lucidez, un enemigo sutil que aparece cuando tienes el conocimiento sobre el sabor del platillo, pero igual no lo pruebas. Muy bien… ¿qué suele pasar después de que pruebas el platillo y además… te gusta?

Obama SABE de qué se trata!!

Ya que has logrado superar dos grandes obstáculos y comienzas a dominar el área aparece un enemigo interior contra el que casi nadie quiere pelear porque lo disfruta. Quienes no lo tienen se quejan por envidia, quienes lo tienen no lo cambian por un deseo irremediable; la solución no es fácil sino al contrario, es quizá mucho más difícil que ser valiente o tener interés por conocer en carne propia las cosas, la solución tiene que ver con el ego, con la personalidad, con la aceptación… Esta problemática resulta ser la más difícil de todas, tanto que casi (y es un casi… CASI) nadie lo tira abajo… hablo del Poder.

Cuando las cosas dejan de ser tan novedosas y espectaculares, el ser humano comienza a aplicar el legado que le ha dejado la evolución, eso que llamamos adaptación. Conforme las cosas se van volviendo más comunes para nosotros, tendemos a perfeccionarlas y desarrollarlas de forma más eficiente, se inicia el camino hacia el dominio de las artes, prácticas y empleos; adquirimos poder sobre aquéllo que ya conocemos. Al principio todo era divertido, era nuevo, era fantástico; ahora, todo es común y sencillo, la novedad se pierde incluso al estar “conociendo” y con esto llega el deseo de control.

Así las jirafas evolucionadas, bien mala onda, no le dieron hojas a las más pequeñas y las dejaron morir...

Una de las características más nefastas de las personas de la actualidad es el hecho de que cuando están instruidos en algo, comienzan a utilizar sus capacidades para obtener beneficios egoístas. Citaré el ejemplo de un sastre que ha logrado la maestría en su habilidad para tejer; su habilidad es magnífica y tiene toda la capacidad para hacer prendas tan elegantes o populares como las de cualquier estrella de televisión; sin embargo, se rehúsa rotundamente a enseñar a otros, sabe que su arte conlleva un gran poder (venta, fama, fortuna) y que si más personas la aprenden, su poder irá disminuyendo hasta que sea uno más que sabe coser.

Una mentalidad limitada al egoísmo es la gran causa. El monopolio, la burocracia, los problemas sindicales; en la política existen muchísimos problemas relacionados con esto. El poder es un tema común entre los políticos, ya que su único trabajo es tener el poder y ganar aún más poder; no tienen interés en otra cosa que el poder. La ayuda al prójimo, la evolución y el progreso se vuelven productos de segunda mano que a veces convienen y a veces no. Obviamente, la política no es la única proyección de este problema; los “artistas” que aparecen en la tele muchas veces iniciaron con sueños y personalidades bastante positivas, pero terminaron siendo consumidos por la fama y la fortuna (el poder).

Soy Famoso

Ahora Rafita no cumplirá su sueño de volverse bailarina de ballet~

Qué desagradable es escuchar de personas que abandonan sus sueños reales y terminan limitados por la necesidad de sentirse grandes y poderosos; qué feo es ver que este problema es mil veces más común en los hombres. Quizá sea lógico, después de todo (desde un punto de vista etológico, o sea del comportamiento animal) en nuestra raza es el macho quien debe proteger a la familia y procurar su bienestar. Es un instinto más que se deforma en una necesidad implacable de permanecer en el poder y avanzar más y más.

¿Escucharon sus primeros dos discos?, eran geniales... ¿Escucharon los que siguieron, cuando se comercializaron?, si no: qué suerte.

Y como la limitación está en quedarse igual, la gente no se da cuenta de que al enseñar y brindar a otros ese poder que se ha adquirido, este crece y se desarrolla. Sólo así existe la evolución, con la transferencia e intercambio de ideas, energías y esfuerzos. Si el poder no se transmite y se conserva, lo que se crea es un refrigerador lleno de comida que termina por pudrirse; si el alimento se lo dieran a otras personas, estas podrían conseguir más comida y más refrigeradores. No hay necesidad de mantener todo en un sólo punto si podemos difundir lo positivo por todos los medios posibles.

Una amiga me pidió que escribiera sobre la complejidad de las personas. !Esto es complejidad! Es hasta desesperante: primero no queremos probar las cosas porque no las conocemos, luego no queremos probarlas porque ya las “conocemos” y al final, una vez que las probamos y nos ha gustado, decidimos no compartir con nadie y nos llenamos de óxido por dentro.

En fin, como estoy introduciendo el tema del poder y lo difícil que es sostenerlo sin perder la cabeza no planeo extender más esta entrada. Una introducción sólo abarca los picos de los múltiples icebergs que están debajo de su gran océano. Sólo es cuestión de tiempo, iré publicando entradas al respecto más adelante; espérala máximo hasta el próximo fin de semana, pero mantente al tanto, quizá la publique antes. En fin te mando un saludote y un montón de ideas creativas para que pienses más al respecto, analices y me dejes tu punto de vista abajo en los comentarios. No temas comentar, al contrario, hazlo con orgullo: tú comentaste y los otros cobardes no! Disfruta de la vida, hasta la siguiente entrada!!

Hoy desperté bastante cansado, tuve que poner despertador para no levantarme demasiado tarde y no poder dormir después, mañana tengo clases… Mi motivación surge cuando me estoy bañando; termina una de mis canciones favoritas de mi banda favorita y comienzo a pedir en voz alta otra canción, el iPod la pone y soy feliz. Después me veo solo en la casa, sin que mi abuela enloquezca o algo por el estilo y soy más feliz. Y ahora, abro el escritorio del blog para hacer una nueva entrada, ya motivado, y veo que tuve como 53 lecturas en un sólo día (16 agosto), para la poca gente que me lee normalmente (alrededor de 23 por día), esto fue una explosión que no tengo desde que hice una entrada sobre el CUAM (mi prepa) cuando cerró. Me siento bien, a ver si les gusta el resultado de mi motiveichon.

Oh iPod, me haces el día~

Es curioso que esté utilizando conocimiento para combatir al conocimiento, es la vieja regla de usar el arma del enemigo en su contra, sólo que eso nunca funciona tan bien en realidad como haber diseñado una propia. Sería bastante útil poder crear una forma de combatir la idea generalizada de que el conocimiento es positivo, genera progreso y, por tanto, bienestar; pero es difícil hacer que la gente se de cuenta de que es tonta porque nunca lo va a aceptar.

En vista de ese problema, de no tener una forma de derribar una pared, pues lo que haces es usar un ladrillo del tope para romper la base y que así se caiga. Es decir que como no puedo hacer que el conocimiento desaparezca con los pocos medios que tengo, uso un poco de conocimiento bien enfocado para tirar todo el montón de ciencia que existe. !Cuánto alarde! Resulta que quiero hacer que la ciencia sea rechazada, es como si quisiera romper un diamante con los dientes, mis capacidades son mínimas contra un monstruo tan fuerte.

Antes de seguir, quiero comentar algo que ocurrió hace unas semanas. Fui a Teotihuacan con un amigo y hasta arriba de la pirámide del Sol, después de estar como una hora y media arriba recostados sintiendo el viento de las alturas en nuestros rostros, decidimos ya bajar y nos topamos con un alemán que estaba en el centro sentado en posición de loto y haciendo cierto “ritual” para tomar energía. Lo seguimos y le hablé para saber sobre lo que estaba haciendo, llamó mucho mi atención. De ahí fuimos caminando por la zona arqueológica mientras él nos platicaba sobre varias cosas que hacía, tomar registros sobre carreteras energéticas en Sudamérica, dar clases sobre el abrimiento de los chakras y estudiar ciencia cuántica en Estados Unidos. Nos dio su correo, se fue, bla bla y en fin…

Vista satelital de mi visita a Teotihuacan

El comentario está por qué él es una de esas personas que utilizan la intuición para sentir cosas que van más allá de los sentidos físicos; hablo de sentir en serio, no de que le de frío o lo pellizquen. Sin embargo, ha sido probablemente muy consciente o su intuición le hizo ver ciertas cosas porque mencionó que además de eso, estudia ciencias. Ese es un punto clave que me recuerda a lo que estoy haciendo: sabiendo que vive en un mundo en donde el conocimiento es lo que nos rige, ha optado por aceptarlo dentro de su vida pero sin dejar atrás su situación espiritual y energética.

Justo ayer estuve enloqueciendo dando vueltas por mi casa mientras pensaba en algo muy relacionado con esto (hablaré al respecto en una entrada en el futuro). Me doy cuenta de que aún cuando la intuición es el camino de la luz y demás, viviendo rodeado de gente que lo rechaza es necesario saber de ciencia para ser aceptado y subsistir; nadie gana dinero por hacer poesía nada más, necesita ser poesía lógica y patrocinada.

Entonces. Por si no me siguen el paso hasta aquí, les conecto los párrafos: La solución para poder mantener una vida intuitiva y significativa sin morir de hambre, es aceptar un poco de ciencia en la vida, pero siendo consciente de que no es más que un medio para subsistir y no la razón de la vida.

Ciencia Holística

Han oído hablar de la "Ciencia holística"?... No?... Investiguen.

A manera de introducción: un poco sobre las 3 ramas del ser

Para que lo anterior sea coherente, quizá es necesario hablar un poco sobre lo que Osho mencionó como los tres aspectos del ser: Instinto, Intelecto e Intuición. Ya he mencionado bastante a estos tres, pero es porque en esto baso mucho de mis teorías.

Cuando un individuo nace y comienza a desarrollarse, cuenta con esas tres capacidades distintas; la forma en que las desarrolla es responsabilidad de su familia. Si ha crecido en un mundo hostil, probablemente desarrolle el instinto y viva como un animal que sólo busca la subsistencia propia e ignorando a los demás; si ha crecido en un mundo complicado, seguramente desarrollará el intelecto y se volverá lo suficientemente racional para permanecer íntegro (este me tocó a mi); si ha crecido en un mundo misterioso, probablemente desarrolle la intuición, la única forma de conocer el mundo sin recurrir a otras personas.

Actualmente estamos llenos de animales que viven de instinto, somos dirigidos por unos cuantos que viven del intelecto y la manipulación que este les brinda y condenamos al destierro a aquellos que viven de la intuición porque no es posible comprenderlos ni manipularlos.

Un pleito tipo dragon ball entre el Intelecto y la Intuición

El orden está mal, en realidad deberíamos ser liderados por los intelectuales, pero por gente más consciente y culta que busque la armonización de las tres formas, no del beneficio propio y nada más. El intelectual carga con la única función de ayudar al instintivo a volverse intuitivo, el intelectual es herramienta, por eso es bueno como líder. El instintivo es mal líder porque toma decisiones negativas, el intuitivo es mal líder porque no es capaz de enseñar a otros de forma que lo comprendan; sólo el intelectual es capaz de enseñar a los demás. Yo siento que cumplo con esta misión mía al escribir en este blog; pero no soy capaz de aceptar que me quede en medio, quiero avanzar a la intuición yo también.

En fin, han quedado muchas ideas lanzadas al aire, esta entrada pudo aclarar un tema pero dejado abiertos muchos más; para eso continuaré escribiendo entradas. Antes de irme quiero pedirte un par de cosas:

  • Si no entiendes algo específico, cítalo en un comentario y dime en qué te fallé.
  • Si no entiendes nada, comenta “No entendí nada” y, si puedes, dime por qué.
  • NO TE QUEDES CALLADO, de nada me sirve que leas, no entiendas y dejes de leer; mi objetivo es que captes la idea completamente, si es necesario, rehago la entrada en una versión más sencilla… lo que sea!
Varias personas me han comentado que mis entradas son difíciles de entender, me faltan comentarios en ellas o sólo recibo “es una buena entrada” o “me gusta como escribes”, etc. Pero eso me deja muy claro que no entienden las entradas o que las entienden mal. En vista de esto, he pensado en hacer un Vlog (VideoBlog) en youtube como los de benshorts y esos tipos famositos, pero sólo con el objetivo de hacer más claras las entradas, quizá si lo digo en vivo te sea más fácil. Aclaro que no voy a hablar sobre fotos de facebook o el profe que te caía mal en la secundaria ni banalidades así, ya las hay suficientes en youtube, no hago falta. Comenta si te parece bien lo del Vlog en el Grupo de Facebook, si no estás dentro pide unirte o agrégame o mándame un mensaje por inbox o lo que gustes. Como tú me vayas apoyando y siguiendo yo iré dándote cada vez más opciones, vale? Hasta la próxima y, disfruta la vida!
Unfair Game

Tengo un idea, inventemos un juego en donde las reglas las pongan los hombres, así las mujeres tendrán que casarse para sobrevivir o... volverse hombres...

Te saludo y te agradezco de antemano por empezar a leer mi nueva entrada, te agradezco aún más si leíste la anterior y ahora soy tu fan si me has leído desde el inicio de los tiempos del blog. En la entrada anterior toqué una problemática interesante ante la que ya esperaba controversias y debates; ese duelo eterno entre lo lógico y lo espiritual que es presente en la vida diaria aparece en esta página de internet, en mi cabeza, en la vida. Un duelo eterno entre dos bandos completamente opuestos que no logran unificarse.

Lo lógico

Lo lógico

Se dice que la capacidad de la mente es infinita, se sabe que el conocimiento es infinito... aaahh entonces, lógicamente, si nos cabe!

La razón, las matemáticas, el progreso, la ciencia, el hombre. Todo lo que se desarrolla en el cerebro queda en el ámbito de lo lógico. Es un pequeño conjunto en donde las cosas son unidireccionales, existe una consecuencia dictada por una causa, no existen posibilidades alternas; X ocurre porque Y así lo dice; Z no existe. Claramente, Y puede ser un conjunto de situaciones que dieron origen a una situación final… Lo que quiero dar a entender es que no puede ocurrir nada sin que exista una causa que lo produzca; todo tiene una razón de ser.

El hombre representa la lógica. El razonamiento deductivo, el análisis, la ciencia, la religión; todos son resultado de la sistematización generada por hombres. Un hombre no se siente seguro si no tiene todo en un rango visible; necesita entender lo que lo rodea para estar a salvo de ello. Naturalmente, la misión del hombre, resguardar a la familia, el hogar, los hijos, el alimento; es bastante normal que ocurra de esta manera… el hombre debe ser consciente de todo lo que lo rodea. Así surge la ciencia, con el estudio del exterior.

Lo espiritual

Lo espiritual

Puede parecer muy exótica o psicodélica esta imagen pero... checa un poquito, tiene cosas interesantes...

La intuición, la poesía, la comprensión, el amor, la mujer. El infinito de lo espiritual abarca esto y mucho más. En el ambiente espiritual, la razón es un lastre, estorba porque no permite el libre flujo de las emociones, la energía y altera el equilibrio al plantear dudas innecesarias. Las causas de lo que tenemos en frente son conocidas, pero no se necesitan plasmar en papel ni decir a otra persona porque se conocen; no existe algo que no se sepa, todo existe en la mente y en la naturaleza, no se necesita el estudio.

La mujer, eterna representante de la espiritualidad, se encuentra oprimida en un mundo que prefiere la razón porque unos cuantos lo deciden y mantienen a los que no están de acuerdo, pero terminan por ceder con tal de permanecer vivos. La razón que nos divide en naciones altera la realidad de la mujer, que busca la unión, el hogar, la crianza, la alimentación, las cosas verdaderamente importantes, que contienen fortaleza para enfrentar al mundo hostil sólo cuando saben que es necesario, al contrario el hombre, que busca estar siempre firme, independientemente de si hace falta o no.

Conocer es espiritualidad. Ser testigo de la vida y su funcionamiento es conocer. Estar presente en la naturaleza y ser consciente de la forma en que trabaja, ser consciente del equilibrio que existe por sí sólo. Conocer es aceptar que las cosas son tal cual existen por una razón, por situaciones inalcanzables que han pasado y nos dieron origen, que se aceptan sin más y se agradecen, no se hurtan.

Conocimiento es lógica. Almacenar el conocimiento, estudiarlo, analizarlo, usarlo, modificarlo y [creer] poseerlo; la ciencia, el progreso, el avance tecnológico, la creación humana. El conocimiento se almacena por unos, se avanza por otros y se aprende por el resto (que es la mayoría). Actualmente, el humano confía en el conocimiento como el fruto que la vida nos ha dado para progresar y vivir cada vez mejor, avanzando, creciendo, impulsando hacia nuevos horizontes. Actualmente, el humano vive en un engaño.

Lógica

Seamos honestos, así suenan esas personas que intentan llevar la razón a niveles profundos... pff por favor!

En un libro de Osho, titulado “Intuición: (noseke)” existe un capítulo dedicado por completo a ese dilema. Osho dice que sólo se puede conocer a través de la intuición y que el conocimiento es algo que frena dicho proceso. Explica sus razones y demás, suena bastante lógico: antes de conocer, de ser un testigo, eres un investigador. No puede ser más grato alguien que ve tigres de bengala en su hábitat natural mientras se desarrollan que alguien que los ve en una foto y que sabe cómo se desarrollan a través de letras escritas. Es bastante obvio que aquél que busca el conocimiento limita su vida a entenderla a través de los ojos de otros y no de los propios, es triste.

En esta situación existen muchos problemas, uno de los más importantes es ese deseo masculino que había mencionado: el conocimiento de lo que le rodea, la consciencia del exterior para la protección de lo interior. Al querer conocerlo todo y necesitar tener registros, análisis, fortalezas, debilidades, posibilidades, consecuencias… bla bla, se pierde en una búsqueda infinita del conocimiento infinito. Las posibilidades de los seres humanos se extienden a caminos más sencillos y, curiosamente, primitivos. En el intento por encontrar una mejor vida en el progreso, se ha encerrado en una línea recta sin fin a través de la cual sólo encuentra caos.

Si el humano pudiese aceptar que el conocimiento sólo lo limita en lugar de impulsarlo lograría mucho. Pero aún cuando lo escribo suena inaudito. Uno de esos dogmas de la actualidad ya no es la santa inquisición y sus dictámenes, sino la creencia en la ciencia y la confianza infinita que se deposita en ella. El progreso en realidad no logra nada, de hecho no es algo que se naturalmente necesario. Yo me frustro intentando comprender de qué sirve el progreso. Una de las cosas que he escuchado al respecto es “comida”, pero la comida ha estado ahí siempre; entonces me dicen que “somos muchos”, pero si somos muchos es porque hemos reducido nuestra mortalidad, aumentado nuestra esperanza de vida e incrementado los nacimientos, todo de manera artificial.

Cuando termine, ¡habré logrado mi meta!

Entre esta faramalla de contradicciones, posiciones opuestas a los dogmas aceptados de manera oficial y la defensa de lo natural me he perdido en una batalla que parece no tener sentido. Es difícil querer sostener un pilar cuando cinco millones y medio de personas te empujan para que lo tires… bastante difícil. No obstante, la lucha continúa, moriré luchando como un guerrero, eso lo sé, pero moriré esperanzado en que quizá en un milenio la gente se encuentre en un desastre tan caótico que termine por ceder y aceptar el error; aún tengo esperanza en ello, aunque quizá no lo vea nunca. Como lo planteado ya es una batalla actualmente perdida, tengo que profundizar en lo que ocurre en el presente; necesito algo para subsistir en el caos. Si lees mi siguiente entrada obtendrás mis respuestas a estos problemas, si reflexionas a partir del punto y final de esta entrada podrás platicarme las tuyas después a través de un comentario en el blog. Gracias por haber alcanzado las 1161 palabras leídas, gracias por comentar después de leerme, hasta la siguiente entrada!