You are currently browsing the tag archive for the ‘arte’ tag.

Saludos. Habiendo pasado ya la faramalla del arte visual y los malos conceptos sobre el buen arte y el malo que no son ninguno por debajo del arte que es y el que no es, que termina por ser el arte falso, y concluyendo que el minimalismo no es más que una modita aburrida de arte falso; pasaré a hablarte sobre otro tipo de arte. Hoy:

Arte olfativo

 

Para muchos, las pinturas, la música, la danza y todos esos tipos de arte sistematizados por los científicos del alma y el espíritu (ha!) son como bellas artes que se aprecian por la forma en que son realizadas y por lo que expresan como partículas separadas y como un todo al ser integradas. Así los colores, las tonalidades y los contrastes se unen para hacer una pintura; los tiempos, las coreografías y el vestuario hacen un baile, y el ritmo, los volúmenes, los coros, la letra y el tono hacen una canción.

No obstante, estos tipos de arte siempre se ven o se escuchan; hasta ahora, no he escuchado de algún curador o pintor o músico, etc. que hable de un arte que se huela… Ya vivimos enfrascados en lo que a unos se les ocurrió llamar artes y nos olvidamos de que todo en la vida puede ser arte si se hace con verdadero empeño, tal como la naturaleza misma es el arte de la creación. Pero Dios no sólo nos dio vista para conocer el mundo, ni oído. Resulta que tenemos mil sentidos para percibir diferentes cosas y que, el olfato, es uno de ellos.

¿Te llegó el delicioso olor?

La comida, que había mencionado en la entrada pasada, resulta que también entra en el ambiente de los artes que pueden percibirse con el olfato. Es bien fácil reconocer el arte de mamá cuando cocina. Toda la casa se inunda con ese delicioso aroma y es que, aún cuando la comida de mamá no sea tan sabrosa en realidad, para nosotros como hijos lo es. Ocurre que puede no importar tanto si el aroma es rico o no, igual nos agrada por eso que nuestra madre transmite a través de los alimentos: amor.

Pero obviamente existen más maneras de hacer arte a través del olfato, sólo que como es uno de los sentidos menos agudos que tenemos, lo despechamos. Es como quien prefiere que le expliquen las cosas que leer un libro; es más difícil cuando la percepción necesita ser aguda que cuando todo se nos da en bandeja de plata. Empecemos a generar más ejemplos, entonces.

¿Has oído del aromaterapia? Bueno, conozco a alguien que utiliza aromas distintos para sus terapias (es psicóloga) y me pareció una forma curiosa de tratar a sus pacientes. Probablemente no lo creas tan fácil, pero resulta que esta psicóloga está usando arte para favorecer el alivio de sus pacientes. El aromaterapia es un arte porque busca transmitir una sensación a quien es tratado con ella. La relajación es el ejemplo que se te viene a la mente (obvio), pero puede ser algo contrastante con eso, como vitalidad y energía o algo de entusiasmo, o incluso un recuerdo de alguna sensación pasada. Existen infinidad de cosas que se pueden hacer sentir en el espíritu sólo a través de olores.

Existe contaminación visual… obviamente existe también la olfativa. ¿Alguna vez has caído por accidente, al entrar a la plaza comercial, en esa sección maligna del Liverpool o Palacio de Hierro en que te restriegan olores por todos lados? Entonces, conoces la contaminación olfativa. Los perfumes, que fueron inventados (tengo entendido) para disfrazar la peste de los europeos que no se bañan porque no tienen agua, ahora se usan como una forma de disfrazar el propio olor humano.

Personalmente hablando, te puedo decir que detesto los perfumes. Es curioso porque podrían recordarme a un ser amado y entonces, quizá, deberían gustarme; pero no, los odio. Oler a alguien con perfume genera una sensación de lejanía muy agresiva, casi como si la persona quisiera fingir que tiene un olor “placentero”. Esos aromas tan fuertes que llegan a lastimar sólo me obligan a alejarme. Me gusta conocer a la gente tal y como es, de todas las formas posibles. Unos lentes de sol que ocultan los ojos y la mirada son similares a ese perfume que oculta el olor verdadero de la persona. Puedo comentarte que nunca uso perfume y a veces incluso no uso desodorante y no he recibido críticas sobre mal olor sino más bien elogios.

La contaminación olfativa también va implicada en cosas como el humo del cigarro (aunque este puede más bien ser placentero para algunos), el de los autos, la basura y otros desechos, etc. Pero esos son, digamos, defectos que aparecen por ahí. Muy diferentes del perfume que parecemos usarlo con cierto gusto o placer extraño. Conozco mucha gente que considera el perfume un símbolo de belleza, siendo que es algo artificial. No dejará nunca de parecerme un poco triste que prefiramos oler un perfume que aquellos a quienes amamos. Sin embargo, tengo esperanza en que aún podemos cambiar.

Bien, leíste hasta el final, tienes todo mi aprecio y agradecimiento por haberlo hecho. Espero que te hayas fumado esta buena entrada y que tus pulmones se llenen de gratitud y felicidad… Ahora, a manera de humo, sólo expúlsame un comentario 😉 Te mando un saludo y espero que te hayas pasado chido el fin de semana largo (si eres de México, claro está).

Anuncios

Saludos, artistas. Al fin llegó el día, escribo de nuevo. No me detendré a dar explicaciones porque sobran, mejor al grano: la entrada. Hace mil años, les hablaba sobre el arte. Mi cabeza dio vueltas pero no pudo encontrar nada al respecto, simplemente no pensaba en nada relacionado, iba a dejar el tema; pero decidí continuar. Ahora empiezo con cosas más específicas, distintos tipos de arte en una clasificación propia, a ver qué piensan.

 

Arte Visual

 

El nombre dice suficiente. Todo arte que requiera de la vista para transmitirse cabe en este ambiente. El arte visual es inmenso, ya que comprende toda la literatura escrita, la pintura, la escultura, el modelado, el arte conceptual, etc. Este tipo de medio se caracteriza por buscar llamar la atención de manera directa o indirecta de quien recorre un lugar con la mirada.

Existen cosas que pasan desapercibidas, pero cuando el buen arte aparece, llama la atención del alma y no hay nada que lo detenga. Para el arte visual apreciativo, se puede incluir la pintura, la escultura, etc. Todo aquello que se ve y no se toca. La luz reflejada en estos objetos estimula el cerebro generando la visión de algo tan plano o tan sólido y sin chiste como tal, pero con un sentido profundo como ninguno.

Personalmente, no creo que cualquier rayón ridículo pueda ser arte, incluso si el autor ha forzado alguna especie de sentido para ello. Incluso, creo que el minimalismo es ridículo por esta razón. Actualmente, con todo es de las mac y los iPod, el arte minimalista se ha generalizado y ya ni los restaurantes de comida rápida se escapan de ello, pues muestran menús con fondos blancos y apariencias sencillas, pulcras.

Qué demo...! jamás podré comer en esa cama o se manchará para siempre...!

Ciertas esculturas monócromas y con formas sencillas, pero bien puliditas y brillantes ya no faltan en las casas de la gente rica. Este tipo de objetos y escenas me parecen carentes de toda emoción o sentido y son sólo una burla para el intelecto de la gente de la alta sociedad que cree estar en el cielo sólo porque cree que es de un sólo color; pero ocurre que el azul no es el único color en el cielo, simplemente es el que alcanzamos a ver. El minimalismo y la superficialidad de las personas me parece una liga irrompible.

El buen arte intenta dar a entender no un concepto o un designio, no son órdenes sino deseos, no son imposiciones sino sugerencias; el buen arte intenta dar a entender algo que se siente y se busca dar a conocer. Lo comercial busca vender y obligar, mientras que el arte busca difundirse y liberar. Son dos cosas completamente opuestas e inconfundibles para cualquiera que pueda llorar con una película cursi.

Personalmente, el arte visual que más me llama la atención es el barroco (creo). No sé mucho de “corrientes” y que las fechas y esas mamadas, pero tengo entendido que las catedrales del país que se hicieron durante la colonia tienen ese estilo, y puedo decir que aunque no soy religioso ni eso, me fascina ver las catedrales por dentro y por fuera. La cantidad de detalles en cada porción del edificio es inmensa, es una representación de lo vasto y complejo del mundo en algo muy chiquito. Cada pedazo de la arquitectura oculta algo diferente de todo el resto, no escatima en decoración y expresión, es un conjunto enorme de deseos e ilusiones.

Diosss! Definitivamente debo volver a Santa Prisca, ese altar por sí sólo es precioso, imaginad la catedral entera!

Estos tipos de arte son comunes y esto puede llevar a mi público lector a pensar que simplemente hago una entrada sobre arte con mi opinión y blah… pero lo que me gusta de escribir aquí es que puedo abrir la vista un poco más de la periferia común. Mucha gente piensa que la comida es un arte que va hacia el gusto (como yo), pero hay quienes aprecian su lado visual.

Un platillo bien presentado siempre atrae buenos clientes, pero eso es meramente comercial y aburrido. Cuando un plato se hace con ganas de transmitir calidez, amor o felicidad a quienes consumen el alimento, no importa la simetría o las estúpidas hierbitas de adorno que no sirven para nada, sino la sugestión mental que el platillo hace por sí mismo antes de que quien lo ve, se lo coma. ¡No puedes negar que unas enchiladas jugosas, con algunas verduras encima y queso rayado no llaman la atención!

Si has ido a comer a algún pueblito o alguna zona por carretera notarás la inmensa diferencia que tiene con un McDonald’s (hahahahahahahaha). Si has ido a Teotihuacan o al Desierto de los Leones o ese tipo de lugares, te habrás tenido que detener a comer en alguno de los restaurantes que habrá cerca y seguro notaste la diferencia con los tacos de la vuelta de tu casa. La diferencia es inminente, la presentación a veces no representa elegancia, pero no necesitas probarlo para sentir el deseo de devorarlo todo.

Comida *-*

La comida es uno de los pocos tipos de arte múltiple que cabe dentro de los (considerados) cinco sentidos, pero igual cabe mencionarlo aquí. No obstante, otro tipo de arte visual poco considerado es el de la decoración. Para muchas amas de casa (aunque les suene a estereotipo), la apariencia del hogar es importantísima (y pregunten a mi abuela si no…). Un piso limpio y reluciente, unos adornos por aquí y un florero en aquella mesa, un mantelito sin gran chiste pero imprescindible para amenizar la sala de estar… En fin, la decoración de un hogar es algo tan complicado y multidimensional que preferiría dejarlo a una mujer, que tiene una mejor percepción multidimensional de los espacios…

En fin… Espero que hayas disfrutado la primera entrada amena del blog en mil años ( y no porque haya tardado en publicar, sino porque me parece una entrada bastante tranquila, sin desbordamientos). No te confíes, ya publicaré mis jaladas más adelante. Por ahora no tengo fecha fija para la siguiente entrada, pero propongo que sea antes del martes de la próxima semana. Gracias por leer estas más de mil palabras, te envío un saludo gigante y nos vemos en la siguiente entrada!!

Saludos. En la entrada anterior te compartí una ligera introducción al tema del arte y lo que, a mi parecer, le toca en este blog. En la entrada presente te hablaré un poco sobre mi experiencia con el arte y mis ideas sobre el tema… como siempre, no esperes un orden racional y estricto ni ideas comunes o fijas en mis palabras y menos al tocar un tema tan abstracto, intuitivo y relativo como el arte.

Aparentemente, el arte es una especie de doctrina que debe ser estudiada y “cultivada” (usan mucho esa palabra cuando hablan de arte) desde que se es niño, con el fin de “alimentar el espíritu” y extender las capacidades creativas. Aparentemente, el arte es un objeto que permite a las personas extender sus capacidades y volverse seres completos. Es real que mucha gente cree este par de cosas sobre el arte, es normal que lo hagan.

La evolución de la sociedad humana está desfasada por miles de años en comparación con la evolución del humano como ser vivo. Esto nos da capacidades y nos quita oportunidades. La sociedad piensa en cosas que el cuerpo era capaz de hacer hace milenios, mientras que nuestro cuerpo ruega por cosas que nosotros ni imaginamos todavía. Debido a esto, pensamos que el arte es una herramienta y no un medio.

Profundizaré más. Una herramienta es un ente cual sea que permite alcanzar o ejecutar algo (más o menos eso); si el arte lo fuera, podríamos definir al arte como un algo delimitado y ese algo nos permitiría hacer u obtener algo (etc.). Un medio es cualquier cosa, situación, evento (etc.) que nos permite alcanzar o ejecutar algo; si el arte lo fuera, podríamos entenderla como cualquier cosa que nos permita hacer u obtener algo (etc.).

Arte

Podría parecer una diferencia muy estúpida: una herramienta es tangible y delimitada, mientras que un medio no necesariamente lo es. Sin embargo, a través de esta diferencia, muchas personas caen en errores muy comunes como el de llamar arte a todo lo que sea música, literatura o pintura y hacer a un lado al resto de las posibles formas de arte. Actualmente, existen muchos cantantes y compositores comerciales que se dedican a crear canciones, utilizando instrumentos sencillos con ritmos sencillos y de baja calidad, con el único fin de vender su imagen y conseguir dinero a cambio. A esto le podemos llamar mainstream, a esto, mucha gente les llama “artistas famosos” aunque sólo deberían llamarlos “famosos”.

¿Por qué?. El arte es un medio a través del cual una persona puede expresar o transmitir algo que nace en su interior. El arte puede nacer del cuerpo, de la mente o del alma, pero siempre nace desde el artista, no del exterior. En el exterior, para esas personas del mainstream, están las estadísticas, los gustos populares, las modas y la política. Todo eso y más influye en la mente de esos “artistas” que me gusta llamar “artistas de plástico”, marcándolos como personas falsas que se dedican a vender algo que no son: artistas.

Objeto: Justin Bieber - Tipo: Artista de Plástico - Inspiración: Su propia "belleza"

Todos podemos ser artistas, con nuestras palabras o nuestros gestos, con nuestras ideas o nuestras costumbres. Todo lo que hacemos puede ser arte si tiene un objetivo real que nace en nuestro interior. En el momento en que dejas de estudiar para cubrir la carrera que tus padres quieren para ti y comienzas a estudiar lo que amas, estás haciendo arte. El arte es un medio, no una herramienta. El arte nace desde adentro y no el exterior.

Con esto, el arte se extiende a niveles amplios. Existe una definición muy sencilla y completa sobre arte: es todo lo que el hombre hace; que me gustaría cambiarla por “todo lo que un ser hace y que ha nacido de su interior”. Para eliminar sexismos y superficialidades nada más. Para este instante creo que ya puedo afirmar que sabes a lo que me refiero cuando uso la palabra “arte”.

Ahora, ¿qué hay de mi?. En el ambiente artístico escribo y hablo, me gusta expresarme de estas dos formas; disfruto de la música y la resolución de problemas, porque me permiten explorar mi creatividad desde muchos puntos de vista; me alejo de los vicios y la podredumbre, porque no me gusta la mediocridad o el desperdicio, y tengo como objetivo llegar a completar mi propia realización sobre la [mi] vida, pues no me gusta que nadie me imponga nada sobre ella.

Mis convicciones y mi arte van de la mano porque utilizo este medio para lograr mis objetivos. Utilizo el arte como un medio para alcanzar la felicidad, para completar mi camino y para ayudar a otros a encontrar el suyo… a formarlo, mejor dicho. La felicidad, la verdad y el ayudar a otros son probablemente mis convicciones más fuertes y a través de mi arte puedo conseguir llevarlas a cabo.

Gracias por haber leído hasta aquí. Espero que hayas agarrado algunas ideas y hayas creado las propias, espero que te haya gustado mi forma de ver el mundo del arte. Te mando un saludo y espero que me leas en la próxima entrada. Espero también tus comentarios, dudas y sugerencias. No olvides compartir esta entrada 😉 Hasta la próxima!

Después de toda la cantidad de problemas internos y externos, de la faramalla social y el entorno que rodea nuestros hogares, he decidido cambiar de rubro. Basta ya de tanto estrés con la familia, bienvenida la belleza de la superficie, creación única brindada por el interior del ser, expresión del sentimiento, pieza maestra de la humildad. Bienvenida el arte a nuestras lecturas.

A través de la mente, todos conocemos definiciones de arte. “Todo lo que el hombre hace”; o sea que la mujer no hace arte; “Toda expresión de los sentimientos”, es decir que el arte sólo es creación humana. Las escuelas nos juegan varios movimientos dándonos definiciones de arte y buscando concretar lo que es abstracto. Al menos yo puedo decirte que lo que hacen es como querer describir el sabor del agua… ¿y a qué sabe?, pues… a agua… Entonces el arte es… ¿arte?

Hay quienes piensan que estos desmadres son arte

Sí. el arte es una de esas cosas puras que por más que el humano quiere tocar, no altera. Casualmente fuimos capaces de crear una palabra que no puede ser definida o concretada; generamos un concepto que no se puede asegurar bajo ninguna base. Ocurre que el arte es muy subjetivo. Esto significa que la interpretación dada al arte varía de acuerdo a la mentalidad de cada persona. Y esto implica que lo que para mi puede ser arte, para ti puede no serlo. Teniendo esto en cuenta, es imposible definir de manera universal el concepto de arte.

Existen personas que estudian “arte” en universidades y se van a museos a decidir lo que es arte y lo que no, soberbia y más soberbia. El único trabajo que podrían en verdad tener es el de decidir “qué se queda en el museo y que no”, porque en el momento en el que una sola persona diga que un objeto es arte, el objeto se vuelve arte. No existe regla alguna para decidir lo que lo es y lo que no; simplemente el criterio personal de cada individuo es capaz de generar arte en un instante.

Si existiese una regla para decidir lo que es arte y lo que no es su procedencia. Normalmente la gente al leer o escuchar cosas como lo que recién mencioné comienzan a pensar “mira esa piedra… digo que es arte, ya es arte” y yo pienso: “ah qué pendej@!”. O sea no (y aquí viene mi neurosis)… La verdadera concepción del arte está en el corazón de las personas. Si eres capaz de definir cualquier cosa como arte, es porque algo viste en ello o algo te hizo sentir, lo suficientemente intenso como para llamarle arte.

Un chacal podría pensar que Daddy Yankee es arte porque le produce sensaciones lo suficientemente profundas como para definirlo así. Y bueno, ya qué… es arte… al menos para el chacal. ¿Y qué tal cuando se dice que algo no lo es?; como en este caso, el 98% de mis lectores dirán que Daddy Yankee no es arte. El debate entre lo que es y no es duraría milenios y nunca se llegaría a una verdad absoluta; más bien existirían millones de verdades relativas. Para el chacal, ese mono es arte, para ti no lo es, punto.

Aceptación, humildad, tolerancia y prudencia. Si eres capaz de manejar esas cuatro virtudes en lo que a ti concierne, entonces sigue leyendo las próximas entradas que tratarán temas artísticos y demás. Si tu soberbia, tu egocentrismo, tu racismo, intolerancia e imprudencia te pueden más (momento elitista), puedes buscar en internet blogs de Paty Chapoy o Joaquín López Dóriga; seguro que encuentras alguno.

Lo que yo opino es que aquello que es de plástico, no es arte. Para mi, el arte proviene del corazón del artista, es creado desde el fondo del pensamiento y con la mano desnuda. Una vez que está implicado un interés absurdo, una necesidad banal o una orden externa, la creación se vuelve “de plástico” y deja de ser arte; se vuelve un simple objeto artificial creado por un humano y no por un ser.

Ya te iré dando una mejor idea de mis ideas, pero lo que me interesa son tus ideas sobre mis ideas, sobre las ideas de otros y sobre tus propias ideas… tengo una idea: comenta! Te interesa el arte?, qué es arte para ti?… Estas preguntas cuyas respuestas tienes claras en la cabeza en este instante, te serán difusas y extrañas cuando haya terminado de hablar sobre el arte o… al menos, eso espero. Te envío un saludo, queda esperando el videovlog hasta que hayan terminado las mugrosas vacaciones y regrese a mi frío claustro en el defectuoso. Hasta la próxima entrada!