You are currently browsing the tag archive for the ‘ayuda’ tag.

Saludos. Hace tanto que no escribo por aquí que me da miedo pensar que pocos vayan a leer esta entrada; sin embargo, regreso a trabajar un poco, ya ha pasado un tiempo desde aquél acontecimiento complicado con el que me crucé que creo que ya me merezco algo de trabajo mental. Por supuesto que la inspiración ha hecho su trabajo, hace unos días mi cabeza dio vuelta a unas cosillas que a continuación les explico.

Viviendo en un país latinoamericano en donde la cultura es predecible y la religión gobierna las cabezas del ganado popular (nosotros) es fácil imaginar que todos mis lectores han escuchado hablar de lo que es un don. La típica representación de Jesús que cura enfermos y demás, así como las exaltaciones de las personas exitosas, los genios científicos y demás, abundan en nuestra memoria. Todos nos hemos topado con la mención de algún genio.

El típico genio de la música: Beethoven

La gente le llama “don” a esa capacidad peculiar, otorgada de manera excepcional a cierta persona. Esto implica que es poco común, que no se ha heredado en su totalidad desde un gen (pero sí posiblemente de muchos genes similares) y que coloca al poseedor sobre los demás en el rango de acción de dicho don. Es decir que si alguien es especialmente hábil con los números, podríamos pensar que posee un don que le da un rango superior, cuando de matemáticas se habla, al compararse con otros con habilidades comunes.

Hasta cierto punto, vamos bien, pero la verdad es que entre tanto elitismo, explotación y necedad, la gente olvida las fuentes básicas, las raíces más profundas de la realidad. Nunca falta aquél que quiere explotar un don ajeno, como los padres que usan a su hijo para ganar reconocimiento propio. ¿Cuáles son estos principios básicos?

Un don es un regalo que no tiene dueño. Generalmente, cuando alguien descubre a algún ser con cierto don, le atribuye al ser mismo su capacidad, aunque también existen quienes dicen que los dones deben ser usados para el bien común. Es el típico caso del médico que entra en dilema sobre trabajar en un hospital público o uno privado: ayudar a todo aquél que lo necesite (mi don es de todos, venid por él) o sólo a aquél que me pague bien por hacerlo (el don es mío, págame si lo quieres). La respuesta es paradójica, hablé sobre eso antes así que no hay que quebrarse la cabeza más de lo necesario.

Un don no es una capacidad que nos permite ser mejores en algo. Hay una diferencia colosal entre ser bueno y ser mejor. El primero habla sobre poder hacer algo bien sin muchas dificultades, el segundo habla sobre la comparación entre quien lo hace con facilidad y a quien le cuesta más trabajo. El primero habla sobre el ser aislado y el segundo sobre el ser comparado contra otros. El primero es humilde, el segundo es desagradable, incómodo, molesto, denigrante, abusivo y manipulador.

Un don no es un regalo. Justo por eso ponía que era un regalo y no un regalo. La verdad es que los dones no son regalos, son como cosas que se dan sin que las esperes, el problema está en que no son gratis. Un regalo se da sin esperar mucho a cambio, los dones se dan esperando muchas cosas a cambio. Si Dios te ha dado un don, no es porque te ha regalado algo, pensar eso es ridículo y masoquista (el típico “desearía no haber recibido este don”, para quien ve muertos o predice el futuro). Que te sea otorgado, no significa que no se cobre. Es como la forma que tiene Dios para trollearnos, aunque la verdad es que los dones te dan posibilidades fantásticas si sabes aprovecharlos, por eso es que son regalos (y repito, con bastardilla).

Como no es un regalo, un don debe manejarse con responsabilidad. Dejé este para el final a propósito, pues es el más importante de todos. Sin importar si los demás puntos te parecen correctos o agradables, este no lo debes pasar por alto. Un don es una capacidad que debe ser utilizada siempre con responsabilidad, sin dañar deliberadamente a otros. Por eso es que pagamos, porque debemos estar al pendiente de esas capacidades para evitar cometer errores que les cuesten a otros.

Debo admitirlo, es una frase grandiosa.

En la Tierra, vivimos como en un campo de pruebas para ver como reaccionan unos dones contra los otros. No podemos evitar equivocarnos, sentir desesperación, ansiedad o incertidumbre. No es necesario preguntar todo el tiempo el por qué de los dones, esas respuestas llegan [casi siempre] solas. Tampoco hay que sentirse malignos por poseer algún don que parezca anti-moral, quizá poseer un don así implica que nuestra moral está mal.

Es muy típico que quien posea un don se sienta aislado e inhumano. Ocurre que al vivir en sociedad, los dones menos explícitos y contrastantes (como hacer una sopa exquisita), que no son demasiado notorios entre la sociedad, que se vuelve cada vez más gris, se vean marginados y exagerados por quienes no tienen la misma capacidad. Todos poseemos [al menos] un don, así que no hay que discriminar a quien tenga alguno que llame más la atención.

Nikola Tesla, un genio marginado por el gran poder de Alva Edison, un plagiador.

La falta de educación, de moralidad, de espiritualidad y de unión con los otros seres vivos, nos ha hecho dar malos pasos a la hora de tratar con estos regalos otorgados por Dios (o lo que se te antoje la gana); por esta razón es que debemos transmitir mensajes de humildad y empatía con quienes nos rodean. Cada quién tiene un don y debe aceptarlo y hacer un uso consciente y responsable del mismo, pedir ayuda es necesario en muchos casos, existen dones difíciles de manejar o para los cuales no hay un estándar el cuál seguir.

Con ese mensaje me despido, espero que hayan disfrutado la entrada, seguro que ya muchos de ustedes se han identificado con una que otra cosilla y por supuesto que tienen muchas ideas para compartir y para rellenar huecos que yo he dejado. ¿Cuál es tu don?, ¿qué más crees que se ha perdido acerca de los dones?, ¿qué clase de dones has discriminado?. El tema es larguísimo, la interpretación y demás los dejo a su criterio. Les deseo lo mejor… y recuerden: Lean, Comenten, Compartan!

Anuncios

He estado pensando en cómo concluir con el tema de la familia, aparentemente la forma más útil es con una ejemplificación de las áreas que pueden ser alcanzadas por este tópico. He mencionado la situación de los miembros de la familia, he hablado sobre su postura frente a la sociedad, he hablado sobre la familia como una necesidad, pero sólo hasta ahora [que ya les he mostrado todos estos conocimientos] es que puedo poner en un marco tangible todo este embrollo.

Como ya les había dicho, la familia tiene varias funciones en el plano social y emocional. Los miembros de un grupo social tan firme generan lazos emocionales muy importantes. Los lazos familiares provienen del instinto, pues también los animales forman grupos familiares (como las manadas); por tanto es una necesidad. Sin embargo, nosotros hemos trascendido a los animales.

Muchas personas creen que el intelecto es lo que nos diferencia de los animales sólo por el hecho de que somos bastante inteligentes en comparación. Sin embargo, hay unos cuantos animales que, aunque no lo parezca, también poseen intelecto, como el ratón y los perros. La verdadera diferencia entre los demás animales y los seres humanos es el ambiente espiritual en el que nos desarrollamos: la intuición.

Por si aún te causa dolor que diga “espiritual” porque me crees religioso o esas mamadas, te corrijo de una vez: espiritual es desigual de religión. La intuición todo un ambiente, es un mundo lleno de ilógica y magia, un universo místico e intangible lleno de todo lo imposible e incomprobable, donde la ciencia es nula y la razón es tonta, donde el amor es energía y el cuerpo es un estorbo. La intuición es el verdadero mundo que nos aleja del resto de los animales, ya que ellos, aunque quizá puedan vivir en él, no lo reconocen.

La familia y la intuición tienen situaciones bien raras. Muchos hablan de la intuición como el “sexto sentido” de la mujer; esto es porque, ya que las mujeres viven mucho más en el plano sentimental y mágico (el derecho), lo tienen más desarrollado; sin embargo, la intuición es todo un mundo poco explorado en el que todos vivimos, lo queramos o no. Ya que las mujeres tienen más presencia en este ambiente, suelen usarlo más y, sobre todo, las madres tienen bastante presente la intuición como un método de protección para sus hijos.

Es difícil mentirle a una madre, siempre saben cuando mientes. Quizá crees que es porque te conoce desde que nació, pero eso son patrañas; en realidad sabe si dices la verdad o no porque el lazo espiritual que comparten es fuertísimo, además de que ella vive en un plano espiritual muy desarrollado. De hecho, toda la familia comparte lazos espirituales importantes debido a su relación sanguínea o emocional. Esto brinda posibilidades muy grandes.

Ya que todos compartimos un universo intuitivo y compartimos lazos fuertes con nuestros familiares, es posible que nos conectemos a través de ese plano. Los verdaderos rituales familiares podrían ser posibles. Si nuestras relaciones con nuestros parientes fueran más desarrolladas podríamos realizar diferentes actividades interesantes de autoexploración e interiorización. Nuestros espíritus serían firmes y dejaríamos de caer en problemas tan pendejos como el alcohol y el cigarro; seríamos personas más decididas y felices, el éxito estaría predispuesto debido a las bases tan firmes, conoceríamos el mundo sin depender de las mentiras escolares que nos imponen.

¿Sabes qué?, ya no leas esto. Acabo de sufrir de una crisis neurótica. En este momento ves mi texto idealista y crees que es muy ridículo y absurdo o demasiado cursi y poético. Pues no, es medio racional y muy idealista. Sé que en un futuro (espero no muy lejano) esto será algo muy cercano a la realidad. Ya pasó mi crisis, ya puedes seguir leyendo… Igual ya acabé.

Trata de imaginar que las capacidades que a veces envidias de otras personas o los conocimientos que poseen algunas personas podrían estar en tu cabeza sólo por la conexión familiar y la presencia de rituales entre sus miembros. Que no te cause estrés la palabra “ritual”, sólo me refiero a las actividades espirituales que se podrían realizar de manera grupal e interactiva entre los miembros de una familia. Sería hermoso y brindaría muchísimas capacidades a todos los que participaran… En fin, quizá esto sea demasiado avanzado como para imaginarlo en verdad.

En fin, las posibilidades y situaciones para las que puede ser utilizada la información sobre la familia llegan a diferentes niveles de diferentes alturas que bien pueden estar lejanos de la intuición. Todo esto ya depende de los intereses de cada quién; pero con lo mío ya llegué hasta un buen punto. En fin; te mando un saludo enorme, espero que hayas agarrado algo chido de la entrada. No dejes de comentar, hasta la próxima!

Mal humor

Antes de empezar, quiero hablar sobre mi ausencia. Sé que no tengo muchos lectores a pesar de mi publicidad, pero quienes me leen podrían preguntarse por qué he tardado tanto. Mil disculpas. Mi pc estuvo fallando durante unos meses y con los examenes no había tenido tiempo; ahora que encontré el problema y he salido de vacaciones me tomaré tiempo para escribir más a menudo.

Bien. Elijo el tema porque ahorita me siento con mal humor y no por otra razón. La verdad es que quizá sea ridículo, pero me tomé un corte de pelo para sacar la cosa militar y mi familia (incluso mi madre) no dejan de burlarse al respecto. De por sí soy bien delicado para esas cosas, no tardé mucho en ponerme de mal humor. Qué mejor manera de relajarme que escribiendo un poco al respecto; espero que mi publicación no suene muy agresiva, trataré de que no sea así.

Toda persona normal ha sufrido de algún momento de mal humor en su vida. Las mujeres llegan a tenerlo durante su ciclo menstrual por ejemplo. Las causas varían en cada persona. Algunos podrían ponerse de mal humor cuando duermen poco, otros cuando no comen, etc. Pero como mi blog no se basa en los males físicos, hablaré sobre esas causas abstractas y complejas que provienen de las emociones, los sentimientos, los estados de ánimo, las palabras, los pensamientos, etc.

La gente siente mal humor cuando se ve agredida, dependiendo de lo que “agresión” sea para la persona. Cada individuo puede considerar como agresión alguna actitud diferente. Hay quienes se sienten agredidos cuando no se les presta algo, hay gente que se siente así cuando se les habla con malas palabras, etc. La agresión no necesariamente es en contra de la persona, hay gente (generalmente materialista) que se ve ofendida si se habla mal sobre sus objetos o logros u otros (sobre todo madres muy apegadas) que se ponen mal cuando hablan mal de sus hijos o los molestan.

En fin, ya siendo una o varias agresiones (según la cantidad que soporte la persona y de la intensidad de cada agresión) tarde o temprano, el agresor logrará su cometido: el mal humor.

Cuando alguien siente mal humor el primer síntoma es la necesidad de aislarse. Es un sentimiento general que las personas malhumoradas quieran alejarse de otros porque la misma presencia de otros llega a ser desagradable. El silencio es una herramienta que el malhumorado utiliza para alejar a otros y para desaparecer de su medio. Mientras menos se llame la atención, mejor.

Casi a la vez se adopta una posición defensiva. El malhumorado pensará que todos quieren agredirle y empezará a refugiarse en su soledad y silencio para que todos se alejen lo más posible y no lo tomen en cuenta, de tal manera que dejen de “molestarlo” (cosa que no necesariamente pasa).

Finalmente, tras el mal humor viene un ataque de enojo que terminará en algo dramático o depresivo. Será dramático cuando la persona expulse todo el mal humor en forma de gritos, insultos, agresiones, etc. Será depresivo si la persona se lo guarda para sí, lo que aumentará la sensación de aislamiento y falta de afecto.

El mal humor no tiene por qué llegar a tales extremos, pero sí es necesario entender que cuando alguien está de mal humor se le debe tratar con pinzas, por puro respeto y si quien está en ese estado eres tú, entonces debes hacerlo consciente y empezar por dejarte llevar.

No se puede eliminar el mal humor de un momento a otro de maneras sencillas, pero lo opuesto es, por supuesto, el buen humor. Un buen chiste, disculpas sinceras y un ambiente pacífico casi siempre logran que la persona se sienta mejor. El apoyo de los demás es condición necesaria para aliviar el mal humor.

En lo personal, cuando me pongo de mal humor, lo que más me molesta soy yo mismo. Es un estado que, ya hecho consciente, comienza a ser desagradable para mí y me causa estrés el simple hecho de estar así. Busco lo que sea para eliminar el mal humor e intento aislarme para no molestar a otros con mi mal humor, porque posteriormente me siento culpable.

Probablemente deba comprender que al estar de mal humor, lo primero que se debe hacer es informar a los otros, para que sean conscientes de que puedes herirlos por accidente aún si tratas de no hacerlo. Y si los demás son buenas personas, seguro que trataran de animarme.

Espero que mis reflexiones les sean útiles. Sigan visitando mi blog y háganle publicidad! mi deseo más grande es que esto sirva a alguien más, ya que no tengo otra razón para escribir. Gracias por leer hasta aquí; no te olvides de contestar la encuesta de integración y por supuesto de dejar tu comentario, por sencillo que sea.