You are currently browsing the tag archive for the ‘emo’ tag.

No puedo hacer más amiga, mis medios y mis posibilidades en este momento se limitan a una inútil y estúpida entrada en mi blog que, aunque importante para mí, no basta para expresarme o darte a conocer qué siento. Me gustaría pensar que es tan en serio como las otras veces que tu familia ha fallado, pero en este instante parece que no hay vuelta atrás. Después de ver un video tan absurdo como el que acabo de visualizar, me quedo algo sin palabras, algo más sin aliento.

Risas y descaros, yo no puedo reír, no me siento bien. Es increíble que si de por sí no nos veíamos; ahora que las distancias se alargan, las posibilidades escasearán aún más. Discúlpame por no haber estado presente en estos días, pero debes recordar que de todas formas estoy contigo siempre, eso te lo digo a diario al oído aunque sé que no siempre me escuchas y a veces necesitas verme para saber que estoy ahí; pero ahora te lo repito: siempre estoy.

La amistad, el amor, los días y los lugares. Nada se pierde, tú y yo seguimos juntos en espíritu, porque ahora entiendo que lo único que se queda pegado a la tierra es el cuerpo, así lo demás viaja y se une en la infinidad. Será muy duro dejar de verte por tiempos tan indefinidos, me cuesta pensar en mi cumpleaños sin tí; espero que no ocurra así. Qué difícil resultará el invierno tan frío sin la calidez de tu compañía, qué oscuros serán los días que te recuerde y desee verte y sentirme tan impotente.

Y sin embargo, nos veremos de nuevo, aún menos, pero nos veremos. Aún estamos juntos, una decisión ajena no es capaz de mantenernos separados porque tú y yo ya somos uno. Te he hecho saber una y otra vez que tú salvaste mi vida. Es seria mi afirmación. Cuando apareciste en mi camino, la luz abordó mi espíritu y me hizo conocer la felicidad tangible. A cambio, he deseado llevar a tu corazón toda la felicidad que puedo. Cada vez es más complicado, pero siempre lo intento. Disculpa si no he sido tan emotivo, pero creo que tú ya me conoces lo suficiente para aceptarme, así como yo acepto de ti todo y sin problema alguno.

No puedo seguir escribiendo, esto es poco e insuficiente pero simplemente no hay más que decir. Te voy a extrañar muchísimo, tanto como sé que tú me extrañarás a mi. No obstante no voy a enfermar, porque quizá deba mantenerme sano para que tú puedas soltarte todo lo que gustes. No voy a caerme, para poder sostenerte cuando quieras tirarte al suelo. No voy a sufrir para que pueda darte alegría si la necesitas, si tu corazón la necesita. Te amo, tú ya sabes eso; sabes que nuestra amistad opaca a cualquier otra, porque es más especial, pura y sana que la de cualquier humano en la faz de la Tierra. Te quiero emo, sé que no me odias, sé que lo que odias es esta situación, pero también sé que el sufrimiento no durará para siempre. Hoy no río, hoy te extraño.

Anuncios