You are currently browsing the tag archive for the ‘evolucion’ tag.

Entonces, se hizo una imprenta rentable y en un momento tal, que fue posible su comercialización; los libros comenzaron a venderse como pan caliente; la población, que fue mayoritariamente analfabeta, ahora quería leer y escribir. Fue tal y como con las computadoras, que hasta hace un par de años nadie sabía usar, excepto los ingenieros, científicos y gente instruida para tal fin. Las letras se volvieron el lenguaje de todos, los libros eran el medio de transmisión del conocimiento más importante desde la tradición oral, ciencia, humanidades, tecnología, viene todo un vórtice de cambios que llevarán a la humanidad entera a una transformación radical en cuanto a su cultura y estilo de vida.

Bibliotecas

Bibliotecas

Claro que existían, desde tiempos muy remotos, sólo que ahora eran la sensación del momento. Hay que construirlas por todos lados, abarrotemos los países de estos centros de lectura en silencio para que todos puedan tener acceso a los libros. El enorme interés por leer incitó a la construcción de bibliotecas, lugares que favorecían no sólo la lectura en privado y en silencio, sino la convivencia con otros lectores. No es lo mismo leer para sí, que leer y después comentar con otro lo aprendido; el conocimiento fue más productivo.

Propaganda

Propaganda

Por supuesto, apareció también un enemigo fatal. Si bien se crearon centros culturales en donde se podía leer en silencio y compartir una habitación con otros lectores, también se generaron nuevos medios de persuasión, control y agresión contra el prójimo. Ahora los gobernantes podían infundir el miedo por otros métodos, no sólo a través de mensajes hablados, sino escritos; lo peor, es que estos perduraban mientras el papel se mantuviera clavado a una pared y, además, mucha más gente podía entender el significado de lo que llevaba escrito.

Más aún, la publicidad para la compra y venta de bienes y servicios apareció. Si bien no está tan mal que un producto se pueda comercializar en grande, es increíblemente desagradable toparse con publicidad en todos lados (recuerdas?). En la actualidad, mucha gente paga para ser publicitada en internet y, además, los consumidores pagan para no recibir publicidad en sus aplicaciones… ¿y se supone que esto es normal?.

Literatura

Literatura

Por supuesto, como olvidar que los libros no son sólo ciencia. Pensar que los libros eran el centro de atención, la tecnología del momento; está claro que este tipo de arte comenzó a crecer como no lo había hecho antes. Cada vez más gente se animaba a escribir, la población analfabeta estaba cayendo, lo que implicaba más escritores y, por supuesto, más lectores activos. Un escritor que es leído, se anima a escribir cada vez más; los escritores de todo el mundo tenían más incentivos para crear arte.

Bien, tu libro será publicado, la editorial lanzará montones de copias al mercado, pero no nos quedemos con sólo eso. Resulta que mi libro, que antes sólo se conocía en mi país, viaja a través de la tierra o el agua y llega a las manos de un extranjero que ni siquiera habla mi lengua, que jamás pensaría en conocer. El arte dejó de ser nacional y empezó a ser universal, era posible apreciar creaciones de autores que no habitaban tu país, ahora podías ser un conocedor sin tener que viajar, ya no necesitas tener grandes capacidades económicas, basta con ahorrar un poco y comprar un delicioso libro.

Comercio

Comercio

Por supuesto, la literatura creció como arte, pero a cambio de esto, el mercado internacional se vio muy beneficiado. Se crearon editoriales, el escritor dejaba de ser un aficionado suelto y se convertía en un empleado a bajo sueldo; al extenderse y mezclarse la cultura entre los países, el consumismo era facilitado a pesar del interés popular de la región, las modas se volvían más generalizadas entre los pueblos.

Cultura

Cultura

No es factible decir que fue un cambio bueno o malo para la cultura de los países, en realidad pasaron cosas que pueden sonar positivas y cosas que pueden sonar negativas.

La ignorancia sobre muchos temas importantes sobre humanidades y ciencia estaba decayendo, la creación de nuevas obras al respecto crecía y, con esto, el pueblo estaba más informado; la religión estaba siendo suplantada por la creencia en el ser humano. Ya no había que atribuirle todo a la magia y lo espiritual, ahora se descubría una forma de demostrar y repetir las cosas que ocurrían alrededor. Por supuesto, el primer libro que se imprimió y distribuyó con tal imprenta, fue la biblia, no es como si se hubiera generado un boom, sólo hubo un desarrollo más racional con respecto a la época anterior.

El choque cultural en europa no fue tan complicado, pero en otros países generó cambios impresionantes. En toda Latinoamérica se acrecentaron los deseos de libertad e independencia cuando tuvieron contacto con las ideas europeas, sobre todo francesas; por ejemplo.

Desarrollo del pensamiento

Incógnito

Dejé hasta el último este punto a propósito, y también a propósito dejaré hasta aquí esta entrada. Te veo en la siguiente que será la última parte, tocaré este tema de forma muy profunda pues considero que es de lo más importante para fines de este blog. Nos vemos!

Youtube, Facebook, Twitter. Las llamadas “redes sociales” (que de sociales no tienen nada) invaden nuestros hogares de manera agresiva; en la actualidad, quien no tiene al menos una cuenta en una de estas páginas de internet parece estar alejado del título “común”. ¿Cómo llegamos a esto?. Los jóvenes de la actualidad están recibiendo de frente el gran impacto del crecimiento tecnológico de esta nueva era, todo causado por el Internet o, mejor dicho, la Internet.

 

Redes Sociales

 

 

En las fechas recientes, las actualizaciones de este tipo de comercios ya son pequeños, pero se hacen uso de las crecientes tecnologías que aparecen día con día en las distintas partes del mundo, sobre todo en países desarrollados. Con esto, se ha creado una nueva forma de ver el mundo y de realizar las actividades diarias. Es una verdadera Revolución en la forma de pensamiento y de vida de las personas. Trabajar desde casa, sentados frente a un ordenador; platicar con nuestros conocidos, amigos y familiares sentados frente a un ordenador; ver programas, series y películas sentados frente a un ordenador; en fin… estar una gran cantidad de tiempo frente a una computadora.

Para nosotros residentes del siglo XXI, este cambio parece un evento legendario sin precedentes. Tiramos las cosas que eran nuevas hace un año porque hoy ya existen tres modelos superiores de lo mismo. La forma de desarrollo de las tecnologías (sobre todo electrónicas e informáticas) supera nuestra capacidad de adaptación, pero no importa, podemos seguir dando saltos sin entender del todo en donde pisamos la última vez. Estamos en la era del cambio, una etapa que no había ocurrido jamás en la historia del ser humano… ¿verdad?

Párale tantito. Intenta recordar cuando ibas en la preparatoria y te dieron tus clasesillas de historia universal. ¿Siglo XVIII, Revolución industrial?, no, más atrás. ¿Siglo XVII, Ilustración?, te falta, te falta. ¿El renacimiento del siglo XV?, más o menos. Piensa que el Renacimiento, la etapa en que los grandes pensadores hicieron a un lado a la Iglesia y comenzaron a centrarse en el Hombre como tal, fue precedida por un evento todavía más grande, pero que, obviamente, jamás te explicaron a fondo en la escuela: la Imprenta (Moderna).

Gutenberg hizo lo que Turing en la actualidad.

Gutenberg hizo lo que Turing en la actualidad.

Durante todo ese gran período de mil años de oscuridad en que no se notificaron demasiados avances ni cambios en la manera de pensar, actuar, vivir, desarrollarse y evolucionar del ser humano, las personas carecían de medios para comunicarse. En esa época, la única forma de pasar un conocimiento era a través de la Tradición Oral. Las historias y leyendas se pasaban a través de cantos y narraciones habladas pues los medios escritos que existían eran costosos y escasos, la gente no sabía leer ni escribir y era más fácil para la sencilla y vana vida de aquellos individuos.

Sin embargo, cercano a los tiempos de la imprenta, comenzaron a surgir ciertos inventos que pudieran parecer irrelevantes, pero que dieron origen a un movimiento cultural que cambió por completo la visión del ser humano. Un cuadernillo, una pizarra de cera; varios inventos se acercaban a una forma cada vez más exitosa de esparcir en el mundo de la literatura, pero fue hasta que a Gutenberg se le ocurrió diseñar su propia imprenta (porque, en efecto, ya habían existido imprentas muchos años atrás) que los cambios curiosos se fueron dando uno tras otro, de manera pausada, pero veloz, de forma discreta, pero sagaz.

La imprenta, después la biblia, después Gutenberg pierde su patente, después se crean libros para distribuir el conocimiento y, cuando el mundo lo había notado, ya existía propaganda E S C R I T A pegada por todos lados en las antiguas plazas y centros de reunión. A ver, esto parece irrelevante. ¿Y qué si existe propaganda escrita?, hoy a cada rato recibimos folletos cuando salimos a la calle, no es nada del otro mundo. Prueba a remontarte a una era en donde [probablemente] sólo el 10% de la población mundial (así es, mundial) sabía leer. Pensar que en un período tan corto como, quizá, unos cien años, cualquiera pudiera generar y distribuir propaganda escrita en cualquier lado, sabiendo que el pueblo la leería, resulta bastante abrumador.

Así que les tenían que leer los que sí podían...

Así que les tenían que leer los que sí podían…

Los libros se publicaban cada vez en mayores cantidades y con una mayor diversidad, las diferentes imprentas evolucionaban y de igual forma, los libros. Se crearon las primeras editoriales y las primera bibliotecas. Las personas tenían una forma muy diferente de comunicación debido a los hábitos de lectura en silencio y a grandes velocidades (recuerda este punto para la siguiente entrada). La información que la gente recibía a diario estaba cada vez más plagada de diferentes y nuevas opiniones procedentes de diversas partes del mundo.

La forma en que la aparición de los libros como un medio de difusión de información cambió el mundo es bastante similar a la forma en que la Internet lo hace ahora. No estamos en ninguna etapa sin precedentes, a lo largo del tiempo han ocurrido una enorme cantidad de revoluciones ideológicas en cuanto al ser humano respecta. Desde mi punto de vista, la más parecida, tanto en virtudes como en defectos, es la aparición de la Imprenta (Moderna).

¿Qué clase de cambios radicales pudo generar la aparición de un aparato como la Imprenta?, ¿qué eventos sucedieron a la aparición de los libros?, ¿qué clase de cambios ocurrieron en la forma (integral) de vida de las personas?, ¿cómo se relaciona esto con nuestro presente?. En la segunda parte resolveremos estas y otras cuantas dudas de gran importancia. Conocer esto, nos permitirá entender mejor en qué estamos parados; entender en qué estamos parados, nos convertirá en seres superiores y conscientes. Te veo en la siguiente entrada.

Saludos. Hace tanto que no escribo por aquí que me da miedo pensar que pocos vayan a leer esta entrada; sin embargo, regreso a trabajar un poco, ya ha pasado un tiempo desde aquél acontecimiento complicado con el que me crucé que creo que ya me merezco algo de trabajo mental. Por supuesto que la inspiración ha hecho su trabajo, hace unos días mi cabeza dio vuelta a unas cosillas que a continuación les explico.

Viviendo en un país latinoamericano en donde la cultura es predecible y la religión gobierna las cabezas del ganado popular (nosotros) es fácil imaginar que todos mis lectores han escuchado hablar de lo que es un don. La típica representación de Jesús que cura enfermos y demás, así como las exaltaciones de las personas exitosas, los genios científicos y demás, abundan en nuestra memoria. Todos nos hemos topado con la mención de algún genio.

El típico genio de la música: Beethoven

La gente le llama “don” a esa capacidad peculiar, otorgada de manera excepcional a cierta persona. Esto implica que es poco común, que no se ha heredado en su totalidad desde un gen (pero sí posiblemente de muchos genes similares) y que coloca al poseedor sobre los demás en el rango de acción de dicho don. Es decir que si alguien es especialmente hábil con los números, podríamos pensar que posee un don que le da un rango superior, cuando de matemáticas se habla, al compararse con otros con habilidades comunes.

Hasta cierto punto, vamos bien, pero la verdad es que entre tanto elitismo, explotación y necedad, la gente olvida las fuentes básicas, las raíces más profundas de la realidad. Nunca falta aquél que quiere explotar un don ajeno, como los padres que usan a su hijo para ganar reconocimiento propio. ¿Cuáles son estos principios básicos?

Un don es un regalo que no tiene dueño. Generalmente, cuando alguien descubre a algún ser con cierto don, le atribuye al ser mismo su capacidad, aunque también existen quienes dicen que los dones deben ser usados para el bien común. Es el típico caso del médico que entra en dilema sobre trabajar en un hospital público o uno privado: ayudar a todo aquél que lo necesite (mi don es de todos, venid por él) o sólo a aquél que me pague bien por hacerlo (el don es mío, págame si lo quieres). La respuesta es paradójica, hablé sobre eso antes así que no hay que quebrarse la cabeza más de lo necesario.

Un don no es una capacidad que nos permite ser mejores en algo. Hay una diferencia colosal entre ser bueno y ser mejor. El primero habla sobre poder hacer algo bien sin muchas dificultades, el segundo habla sobre la comparación entre quien lo hace con facilidad y a quien le cuesta más trabajo. El primero habla sobre el ser aislado y el segundo sobre el ser comparado contra otros. El primero es humilde, el segundo es desagradable, incómodo, molesto, denigrante, abusivo y manipulador.

Un don no es un regalo. Justo por eso ponía que era un regalo y no un regalo. La verdad es que los dones no son regalos, son como cosas que se dan sin que las esperes, el problema está en que no son gratis. Un regalo se da sin esperar mucho a cambio, los dones se dan esperando muchas cosas a cambio. Si Dios te ha dado un don, no es porque te ha regalado algo, pensar eso es ridículo y masoquista (el típico “desearía no haber recibido este don”, para quien ve muertos o predice el futuro). Que te sea otorgado, no significa que no se cobre. Es como la forma que tiene Dios para trollearnos, aunque la verdad es que los dones te dan posibilidades fantásticas si sabes aprovecharlos, por eso es que son regalos (y repito, con bastardilla).

Como no es un regalo, un don debe manejarse con responsabilidad. Dejé este para el final a propósito, pues es el más importante de todos. Sin importar si los demás puntos te parecen correctos o agradables, este no lo debes pasar por alto. Un don es una capacidad que debe ser utilizada siempre con responsabilidad, sin dañar deliberadamente a otros. Por eso es que pagamos, porque debemos estar al pendiente de esas capacidades para evitar cometer errores que les cuesten a otros.

Debo admitirlo, es una frase grandiosa.

En la Tierra, vivimos como en un campo de pruebas para ver como reaccionan unos dones contra los otros. No podemos evitar equivocarnos, sentir desesperación, ansiedad o incertidumbre. No es necesario preguntar todo el tiempo el por qué de los dones, esas respuestas llegan [casi siempre] solas. Tampoco hay que sentirse malignos por poseer algún don que parezca anti-moral, quizá poseer un don así implica que nuestra moral está mal.

Es muy típico que quien posea un don se sienta aislado e inhumano. Ocurre que al vivir en sociedad, los dones menos explícitos y contrastantes (como hacer una sopa exquisita), que no son demasiado notorios entre la sociedad, que se vuelve cada vez más gris, se vean marginados y exagerados por quienes no tienen la misma capacidad. Todos poseemos [al menos] un don, así que no hay que discriminar a quien tenga alguno que llame más la atención.

Nikola Tesla, un genio marginado por el gran poder de Alva Edison, un plagiador.

La falta de educación, de moralidad, de espiritualidad y de unión con los otros seres vivos, nos ha hecho dar malos pasos a la hora de tratar con estos regalos otorgados por Dios (o lo que se te antoje la gana); por esta razón es que debemos transmitir mensajes de humildad y empatía con quienes nos rodean. Cada quién tiene un don y debe aceptarlo y hacer un uso consciente y responsable del mismo, pedir ayuda es necesario en muchos casos, existen dones difíciles de manejar o para los cuales no hay un estándar el cuál seguir.

Con ese mensaje me despido, espero que hayan disfrutado la entrada, seguro que ya muchos de ustedes se han identificado con una que otra cosilla y por supuesto que tienen muchas ideas para compartir y para rellenar huecos que yo he dejado. ¿Cuál es tu don?, ¿qué más crees que se ha perdido acerca de los dones?, ¿qué clase de dones has discriminado?. El tema es larguísimo, la interpretación y demás los dejo a su criterio. Les deseo lo mejor… y recuerden: Lean, Comenten, Compartan!

Saludos. En la entrada anterior te compartí una ligera introducción al tema del arte y lo que, a mi parecer, le toca en este blog. En la entrada presente te hablaré un poco sobre mi experiencia con el arte y mis ideas sobre el tema… como siempre, no esperes un orden racional y estricto ni ideas comunes o fijas en mis palabras y menos al tocar un tema tan abstracto, intuitivo y relativo como el arte.

Aparentemente, el arte es una especie de doctrina que debe ser estudiada y “cultivada” (usan mucho esa palabra cuando hablan de arte) desde que se es niño, con el fin de “alimentar el espíritu” y extender las capacidades creativas. Aparentemente, el arte es un objeto que permite a las personas extender sus capacidades y volverse seres completos. Es real que mucha gente cree este par de cosas sobre el arte, es normal que lo hagan.

La evolución de la sociedad humana está desfasada por miles de años en comparación con la evolución del humano como ser vivo. Esto nos da capacidades y nos quita oportunidades. La sociedad piensa en cosas que el cuerpo era capaz de hacer hace milenios, mientras que nuestro cuerpo ruega por cosas que nosotros ni imaginamos todavía. Debido a esto, pensamos que el arte es una herramienta y no un medio.

Profundizaré más. Una herramienta es un ente cual sea que permite alcanzar o ejecutar algo (más o menos eso); si el arte lo fuera, podríamos definir al arte como un algo delimitado y ese algo nos permitiría hacer u obtener algo (etc.). Un medio es cualquier cosa, situación, evento (etc.) que nos permite alcanzar o ejecutar algo; si el arte lo fuera, podríamos entenderla como cualquier cosa que nos permita hacer u obtener algo (etc.).

Arte

Podría parecer una diferencia muy estúpida: una herramienta es tangible y delimitada, mientras que un medio no necesariamente lo es. Sin embargo, a través de esta diferencia, muchas personas caen en errores muy comunes como el de llamar arte a todo lo que sea música, literatura o pintura y hacer a un lado al resto de las posibles formas de arte. Actualmente, existen muchos cantantes y compositores comerciales que se dedican a crear canciones, utilizando instrumentos sencillos con ritmos sencillos y de baja calidad, con el único fin de vender su imagen y conseguir dinero a cambio. A esto le podemos llamar mainstream, a esto, mucha gente les llama “artistas famosos” aunque sólo deberían llamarlos “famosos”.

¿Por qué?. El arte es un medio a través del cual una persona puede expresar o transmitir algo que nace en su interior. El arte puede nacer del cuerpo, de la mente o del alma, pero siempre nace desde el artista, no del exterior. En el exterior, para esas personas del mainstream, están las estadísticas, los gustos populares, las modas y la política. Todo eso y más influye en la mente de esos “artistas” que me gusta llamar “artistas de plástico”, marcándolos como personas falsas que se dedican a vender algo que no son: artistas.

Objeto: Justin Bieber - Tipo: Artista de Plástico - Inspiración: Su propia "belleza"

Todos podemos ser artistas, con nuestras palabras o nuestros gestos, con nuestras ideas o nuestras costumbres. Todo lo que hacemos puede ser arte si tiene un objetivo real que nace en nuestro interior. En el momento en que dejas de estudiar para cubrir la carrera que tus padres quieren para ti y comienzas a estudiar lo que amas, estás haciendo arte. El arte es un medio, no una herramienta. El arte nace desde adentro y no el exterior.

Con esto, el arte se extiende a niveles amplios. Existe una definición muy sencilla y completa sobre arte: es todo lo que el hombre hace; que me gustaría cambiarla por “todo lo que un ser hace y que ha nacido de su interior”. Para eliminar sexismos y superficialidades nada más. Para este instante creo que ya puedo afirmar que sabes a lo que me refiero cuando uso la palabra “arte”.

Ahora, ¿qué hay de mi?. En el ambiente artístico escribo y hablo, me gusta expresarme de estas dos formas; disfruto de la música y la resolución de problemas, porque me permiten explorar mi creatividad desde muchos puntos de vista; me alejo de los vicios y la podredumbre, porque no me gusta la mediocridad o el desperdicio, y tengo como objetivo llegar a completar mi propia realización sobre la [mi] vida, pues no me gusta que nadie me imponga nada sobre ella.

Mis convicciones y mi arte van de la mano porque utilizo este medio para lograr mis objetivos. Utilizo el arte como un medio para alcanzar la felicidad, para completar mi camino y para ayudar a otros a encontrar el suyo… a formarlo, mejor dicho. La felicidad, la verdad y el ayudar a otros son probablemente mis convicciones más fuertes y a través de mi arte puedo conseguir llevarlas a cabo.

Gracias por haber leído hasta aquí. Espero que hayas agarrado algunas ideas y hayas creado las propias, espero que te haya gustado mi forma de ver el mundo del arte. Te mando un saludo y espero que me leas en la próxima entrada. Espero también tus comentarios, dudas y sugerencias. No olvides compartir esta entrada 😉 Hasta la próxima!

He estado pensando en cómo concluir con el tema de la familia, aparentemente la forma más útil es con una ejemplificación de las áreas que pueden ser alcanzadas por este tópico. He mencionado la situación de los miembros de la familia, he hablado sobre su postura frente a la sociedad, he hablado sobre la familia como una necesidad, pero sólo hasta ahora [que ya les he mostrado todos estos conocimientos] es que puedo poner en un marco tangible todo este embrollo.

Como ya les había dicho, la familia tiene varias funciones en el plano social y emocional. Los miembros de un grupo social tan firme generan lazos emocionales muy importantes. Los lazos familiares provienen del instinto, pues también los animales forman grupos familiares (como las manadas); por tanto es una necesidad. Sin embargo, nosotros hemos trascendido a los animales.

Muchas personas creen que el intelecto es lo que nos diferencia de los animales sólo por el hecho de que somos bastante inteligentes en comparación. Sin embargo, hay unos cuantos animales que, aunque no lo parezca, también poseen intelecto, como el ratón y los perros. La verdadera diferencia entre los demás animales y los seres humanos es el ambiente espiritual en el que nos desarrollamos: la intuición.

Por si aún te causa dolor que diga “espiritual” porque me crees religioso o esas mamadas, te corrijo de una vez: espiritual es desigual de religión. La intuición todo un ambiente, es un mundo lleno de ilógica y magia, un universo místico e intangible lleno de todo lo imposible e incomprobable, donde la ciencia es nula y la razón es tonta, donde el amor es energía y el cuerpo es un estorbo. La intuición es el verdadero mundo que nos aleja del resto de los animales, ya que ellos, aunque quizá puedan vivir en él, no lo reconocen.

La familia y la intuición tienen situaciones bien raras. Muchos hablan de la intuición como el “sexto sentido” de la mujer; esto es porque, ya que las mujeres viven mucho más en el plano sentimental y mágico (el derecho), lo tienen más desarrollado; sin embargo, la intuición es todo un mundo poco explorado en el que todos vivimos, lo queramos o no. Ya que las mujeres tienen más presencia en este ambiente, suelen usarlo más y, sobre todo, las madres tienen bastante presente la intuición como un método de protección para sus hijos.

Es difícil mentirle a una madre, siempre saben cuando mientes. Quizá crees que es porque te conoce desde que nació, pero eso son patrañas; en realidad sabe si dices la verdad o no porque el lazo espiritual que comparten es fuertísimo, además de que ella vive en un plano espiritual muy desarrollado. De hecho, toda la familia comparte lazos espirituales importantes debido a su relación sanguínea o emocional. Esto brinda posibilidades muy grandes.

Ya que todos compartimos un universo intuitivo y compartimos lazos fuertes con nuestros familiares, es posible que nos conectemos a través de ese plano. Los verdaderos rituales familiares podrían ser posibles. Si nuestras relaciones con nuestros parientes fueran más desarrolladas podríamos realizar diferentes actividades interesantes de autoexploración e interiorización. Nuestros espíritus serían firmes y dejaríamos de caer en problemas tan pendejos como el alcohol y el cigarro; seríamos personas más decididas y felices, el éxito estaría predispuesto debido a las bases tan firmes, conoceríamos el mundo sin depender de las mentiras escolares que nos imponen.

¿Sabes qué?, ya no leas esto. Acabo de sufrir de una crisis neurótica. En este momento ves mi texto idealista y crees que es muy ridículo y absurdo o demasiado cursi y poético. Pues no, es medio racional y muy idealista. Sé que en un futuro (espero no muy lejano) esto será algo muy cercano a la realidad. Ya pasó mi crisis, ya puedes seguir leyendo… Igual ya acabé.

Trata de imaginar que las capacidades que a veces envidias de otras personas o los conocimientos que poseen algunas personas podrían estar en tu cabeza sólo por la conexión familiar y la presencia de rituales entre sus miembros. Que no te cause estrés la palabra “ritual”, sólo me refiero a las actividades espirituales que se podrían realizar de manera grupal e interactiva entre los miembros de una familia. Sería hermoso y brindaría muchísimas capacidades a todos los que participaran… En fin, quizá esto sea demasiado avanzado como para imaginarlo en verdad.

En fin, las posibilidades y situaciones para las que puede ser utilizada la información sobre la familia llegan a diferentes niveles de diferentes alturas que bien pueden estar lejanos de la intuición. Todo esto ya depende de los intereses de cada quién; pero con lo mío ya llegué hasta un buen punto. En fin; te mando un saludo enorme, espero que hayas agarrado algo chido de la entrada. No dejes de comentar, hasta la próxima!

Saludos. Puedes considerar esta como la última entrada dedicada a los bloqueos de la capacidad del ser humano. Han sido ya bastantes pero de igual forma llegan al final; la próxima semana iniciaré una nueva saga que pudiera parecer bastante común o simple, pero que, como todo en este blog, tiene rasgos que están ocultos a la vista superficial. Por lo pronto, terminaré este tema con un broche que, aunque no es de oro, si encerrará dentro de la caja que resguarda un montón de cosas integradas en una sola, una mezcla.

Recordemos: miedo, lucidez, poder y muerte. Esos son los cuatro bloqueos de la capacidad de las personas. Como primera instancia aparece el miedo, un enemigo invisible que evita la cercanía con las cosas; luego la lucidez, un pilar de necedad que evita la verdadera sensación de las cosas; luego el poder, un demonio interior que busca el control y dominio sobre otros en lugar de la comunión y la paz, y finalmente, la muerte, una situación imparable que ha sido víctima de ataques múltiples pero todos sin triunfo alguno.

A pesar de que los he mostrado por separado, estos existen juntos todo el tiempo. Existe el miedo a la muerte, un problema bastante común. Un ejemplo es durante la preadolescencia, cuando el puberto se da cuenta de que depende de sus padres para vivir y comienza a pensar en lo problemático que sería si muriesen; es el miedo a la muerte de los padres. También existe la lucidez sobre el poder; que consiste en un gran cinismo y descaro al usar el poder que se tiene sobre algo para controlar, dominar y destruir a otras personas, seguramente has oído hablar del “despotismo ilustrado” (si no, investígalo).

Las combinaciones son muy variadas, estos son sólo ejemplos, el punto es darte a conocer que estos bloqueos de la capacidad no son aislados; al contrario, se pueden fusionar y generar aún más problemas. Al juntarse unos con otros se vuelven más sólidos y difíciles de destruir.

Esto no significa que al presentarse por sí sólo un bloqueo, este será fácil de romper; de hecho nunca es fácil terminar con ellos; siempre aparecen uno detrás de otro, escondidos entre ellos, entre tus pensamientos, tus ideas, tus intenciones, en toda tu vida y lo que la rodea. Son tan presentes como el aire que respiras, la diferencia es que tus pulmones saben discernir entre el oxígeno y todo lo demás que tiene el aire; pero tu consciencia no es capaz de diferenciar entre los bloqueos y la verdad.

Para eso hay que entrenarse, llevar una vida más profunda (ahá… menos superficial), de más reflexión y con menos distractores. Actualmente todo te distrae de llevar una vida feliz y en paz, todo te empuja a bloquearte, así eres más fácil de dominar; sin embargo, al final, la decisión sólo es tuya, de ti depende si te gusta ser el perro de los medios de comunicación masivos, el gobierno y tus pseudoamigos (los hipócritas…) o si prefieres ser el dueño de tu vida.

Estar libre de bloqueos es sólo para la gente perfecta, pero mantenerse alejado de ellos es para todo el que quiera superarse. Si lo que quieres es conocer más la realidad, tener una vida certera y honesta, llenándote de las verdaderas bendiciones que la naturaleza tiene, estando en el mayor esplendor de tu vida todos los días, entonces tienes mucho trabajo por delante. Si quieres una vida conformista y mediocre, sigue viendo la Rosa de Guadalupe (HA!)…

Puede sonar como inalcanzable tener estas metas y logros, pero puedes verte reflejado en mi. A los seis años ni siquiera entendía el concepto Universidad, ahorita es el pan de cada día para mí. Existen lugares que pueden parecer inalcanzables si los ves desde el suelo, pero si elevas tu vista hacia los cielos, las fronteras se vuelven nulas; en lugar de escalar, tienes que caer; en lugar de correr, te deslizas por el viento. Simplemente cierra los ojos, aspira y una vez que hayas espirado (no expirado…) estarás en el lugar que tanto deseas; pero siempre con una mentalidad pura.

Todo esto se trata de aquello, de la pureza. Mientras más sana sea tu mente, menos problemas te traerás. Es igual que una sartén, mientras más limpio esté, mejor te sabrá la comida que cocines sobre ella. Si tienes dificultades para sentir pureza, como yo, entonces te toca un camino más complicado, uno en el que tienes que ser precavido con tus movimientos y cauteloso con tus pensamientos, uno en el que nuestros actos nos hacen responsables de ellos, uno en el que cada respiro que des conlleva múltiples consecuencias que, aunque desconozcamos, están ahí y de las que somos directamente responsables.

Puede parecer algo bastante complicado, pero también parecía complicado aprender a andar en bici, aprender a nadar, aprender a leer y a escribir, aprenderse las tablas de multiplicar, un montón de cosas que ahora son pan comido para ti, pero sólo porque las usas diario. Si empiezas a mejorar tu vida de a poquito, pero diario, de un momento a otro notarás que eres más feliz, más real y más sincero con tu propia vida.

Es el consejo del fin de la saga, purifícate y busca siempre el bien colectivo por encima del individual, eleva tu mentalidad y tu visión para superar las fronteras que te suenan imposibles, ama a los demás y ámate para que puedas aceptar tus errores y los de los que te rodean. Hoy termina esta saga, dentro de una semana inicia otra, ve preparando tus neuronas que más y más información se avecina, la vida no se detiene y por eso no descansaré hasta que se te haga más fácil y feliz! Hasta la siguiente semana y gracias por haber leído hasta este punto; nos veremos más adelante y digo nos “veremos”, considerando que tú me verás a mi! 😉

Pf… vale, antes que nada te quiero pedir una disculpa por no haber publicado esta entrada ayer; mi justificación: festjé el cumple de una amiga jugando gotcha y el día previo tuve examen, no hay más hahaha. Ahora sí: Saludos! En la entrada anterior debrayé bastante sobre muchas complicaciones que tiene el efecto del poder en las personas; es bastante difícil equilibrarse para darle buen uso al poder que se adquiere con la experiencia y la sabiduría.

A través de lo que he estado publicando he estado creciendo mucho en varios sentidos, aprendo cosas al escribir, al leer sus comentarios y al enterarme de ciertos detalles curiosos por aquí y por allá; la verdad es que el destino me está echando la mano para publicar entradas cada vez más fructíferas. Por ejemplo, últimamente está de moda la situación de los mayas, el 2012 y el fin del mundo. Mi padre tuvo bastante curiosidad sobre el tema y como él no es de las personas alarmistas a lo ridículo (gracias a Dios), se puso a investigar al respecto y se topó con cosas bastante interesantes, me platicó al respecto y bueno… si de por sí estaba aprendiendo cosas ahora al doble. Abrir los ojos gradualmente es algo duro porque cada vez que volteo atrás veo mis errores y las grietas de mi pasado más claras; sin embargo, sigo siendo joven y puedo corregir bastante.

Códice Dresde

Este es el "código de dresde" maya, tiene una historia curiosa. No vendría mal que checaran en internet sobre los eclipses de venus y este documento antiguo; un tip: ignoren la información amarillista sobre el tesoro y demás~

El tiempo, generalmente, brinda sabiduría. Las mentes más flexibles y sinceras son más capaces de adquirirla, porque no se andan con rodeos ni intentan justificar las cosas a toda costa, simplemente dejan a la naturaleza ser y fluir. De un tiempo a ahora he intentado con bastante energía lograr esto que les comento y poco a poco voy viendo resultados; me siento feliz. Sin embargo, estoy adquiriendo, de alguna manera, poder. Después de hablar tan mal de él, comienzo a atemorizarme un poco, no quisiera dañar a nadie ni mucho menos. Lo que he aprendido es que cuando tienes poder, lo único que se puede hacer para evitar causar molestias, daño, dolor, etc. es… Compartir!

Lo único que aprendí durante la primaria (aparte de historia ficticia y tablas de multiplicar que hasta la fecha me sirven) es que cuando las cosas no se comparten, adquieren malas características y pierden su significado positivo. El egoísmo tiende a la conservación; si recuerdan en sus viejas clases de historia sobre los “conservadores” y “liberales” (cuando todo era pintado como una novela hahahaha) veían que los malos del cuento eran los conservadores. Actualmente, mientras más conservadores, mejor; nuevamente podría citar la película de los X-Men: Xavier prefería la conservación por encima de la evolución. Actualmente, mientras más ignorante se es, mejor para los grandes poderes; mientras menos tengan que compartir, “mejor” para ellos. Si te mantienes en conservación, no avanzas ni distribuyes tus bienes, sino que los reservas y mueres con ellos.

Sí, sí... recuerdo las enseñanzas de la secu incluso en donde todo era una novela bien de televisa: Y entonces El cura don Miguel Hidalgo I. Costilla tocó la campana y dio el grito de Dolores!... Oh Dios, fue todo un héroe hahahahaha si aprendieron algo en la prepa seguro que se ríen también...

Imagina una tubería. Cuando el agua comienza a estancarse dentro, esta se va enmoheciendo, se llena de bacterias, hongos y partículas; pierde su pureza. Si el agua fluye, esta va arrastrando los pocos contaminantes que tiene y se dispersan entre las personas que le dan uso. Cuando tu poder (sea dinero, conocimiento, etc) fluye hacia otras personas, das oportunidad a que sea aprovechado de maneras que tú no podrías pensar ni llevar a cabo; cuando las cosas fluyen, la armonía existe.

Amiga, espero que te des cuenta de que eres la que estoy citando. Durante varias pláticas con una gran amiga, he notado que le agrada la idea de tener poder y control sobre otros a los que llamaría “subordinados”. Le agrada sentir que puede dominar el mundo con su cerebro. He presenciado como guarda el conocimiento para ella misma y le cuesta muchísimo trabajo soltarlo, incluso conmigo que soy un buen amigo suyo. Como se reserva las cosas, los problemas que tiene en sus pertenencias son grandes, a veces su cabeza la obliga a hacer cosas que ella no quiere; eso le duele y está desconcertada sobre cómo salir adelante; sin embargo tiene las intenciones de hacerlo. Mujer, mi consejo: deja de querer todo para ti sola, busca una forma para compartir lo que posees; verás que es genial.

Las sinapsis, conexiones entre las neuronas, necesitan compartir corriente eléctrica para transmitir información... un ejemplo más de millones que hay.

Este blog es un ejemplo perfecto. Lo utilizo para compartir lo que aprendo, lo que veo y lo que me dicen para que no se quede en mi cabeza. Antes tenía problemas para expresarme y a veces sentía que explotaría. Ahora me doy cuenta. No podía compartir. Si quieres puedes verlo como una liberación de energía, como el compartir tus capacidades y beneficios con otros o como un acto caritativo que alimentará tu autoestima y tu moral. Muchas personas agradecen cuando se les regala algo, si lo que se les regala es muy valioso mucho que mejor (valioso no es igual a caro…).

Concluyo: Si lo que deseas es darle un buen uso a tu poder, compártelo! si te lo quedas sólo te contaminarás con él; evitarás que se produzca más (por ejemplo, cuando comentas con otras personas sobre lo que leíste en un libro, puedes encontrar opiniones diferentes que sean más productivas que el libro solo) y perderás el hermoso privilegio de recibir el agradecimiento de otros. Si buscas poder, búscalo en las personas, no en objetos vanos. Podrá parecerte difícil: ¿por qué he de compartir lo que tanto trabajo me costó obtener?, la respuesta es fácil: lo que obtuviste no llegó a tus manos por tus méritos, en realidad logras tener todo lo que posees gracias a las demás personas que trabajan para que ello exista, a las personas que te educaron, a las personas que te alimentan, etc etc… No estás sólo, no te aisles, comparte!

Recuerda que en el mundo vivimos todos, no te lo quieras comer solo!

Ahora me despido. Fue una entrada larga pero en realidad bastante sencilla. El concepto es importante, espero que lo tomes en cuenta, mientras más compartes, mejor 🙂 Gracias por haber leído hasta aquí, ahora sólo falta tu comentario que con gusto voy a leer y responder. No dejes de compartir el blog con tus amigos y conocidos para que más gente se entere de que existe! Gracias de nuevo y hasta la próxima!

 

Con el éxito obtenido desde la creación del grupo en facebook, la entrega de la última entrada y el apoyo que me han dado mis lectores me siento mucho más motivado a continuar escribiendo sobre temas más nuevos y profundos. Sigo pidiendo más apoyo con los comentarios para que me hagan saber lo que me falta, lo que va bien y lo que está mal, etc. En fin. El tema que llega a mi cabeza el día de hoy es ya el tercer bloqueo de la capacidad del ser humano. Hemos pasado ya por el miedo, un enemigo invisible que aparece antes de siquiera probar un nuevo platillo; después la lucidez, un enemigo sutil que aparece cuando tienes el conocimiento sobre el sabor del platillo, pero igual no lo pruebas. Muy bien… ¿qué suele pasar después de que pruebas el platillo y además… te gusta?

Obama SABE de qué se trata!!

Ya que has logrado superar dos grandes obstáculos y comienzas a dominar el área aparece un enemigo interior contra el que casi nadie quiere pelear porque lo disfruta. Quienes no lo tienen se quejan por envidia, quienes lo tienen no lo cambian por un deseo irremediable; la solución no es fácil sino al contrario, es quizá mucho más difícil que ser valiente o tener interés por conocer en carne propia las cosas, la solución tiene que ver con el ego, con la personalidad, con la aceptación… Esta problemática resulta ser la más difícil de todas, tanto que casi (y es un casi… CASI) nadie lo tira abajo… hablo del Poder.

Cuando las cosas dejan de ser tan novedosas y espectaculares, el ser humano comienza a aplicar el legado que le ha dejado la evolución, eso que llamamos adaptación. Conforme las cosas se van volviendo más comunes para nosotros, tendemos a perfeccionarlas y desarrollarlas de forma más eficiente, se inicia el camino hacia el dominio de las artes, prácticas y empleos; adquirimos poder sobre aquéllo que ya conocemos. Al principio todo era divertido, era nuevo, era fantástico; ahora, todo es común y sencillo, la novedad se pierde incluso al estar “conociendo” y con esto llega el deseo de control.

Así las jirafas evolucionadas, bien mala onda, no le dieron hojas a las más pequeñas y las dejaron morir...

Una de las características más nefastas de las personas de la actualidad es el hecho de que cuando están instruidos en algo, comienzan a utilizar sus capacidades para obtener beneficios egoístas. Citaré el ejemplo de un sastre que ha logrado la maestría en su habilidad para tejer; su habilidad es magnífica y tiene toda la capacidad para hacer prendas tan elegantes o populares como las de cualquier estrella de televisión; sin embargo, se rehúsa rotundamente a enseñar a otros, sabe que su arte conlleva un gran poder (venta, fama, fortuna) y que si más personas la aprenden, su poder irá disminuyendo hasta que sea uno más que sabe coser.

Una mentalidad limitada al egoísmo es la gran causa. El monopolio, la burocracia, los problemas sindicales; en la política existen muchísimos problemas relacionados con esto. El poder es un tema común entre los políticos, ya que su único trabajo es tener el poder y ganar aún más poder; no tienen interés en otra cosa que el poder. La ayuda al prójimo, la evolución y el progreso se vuelven productos de segunda mano que a veces convienen y a veces no. Obviamente, la política no es la única proyección de este problema; los “artistas” que aparecen en la tele muchas veces iniciaron con sueños y personalidades bastante positivas, pero terminaron siendo consumidos por la fama y la fortuna (el poder).

Soy Famoso

Ahora Rafita no cumplirá su sueño de volverse bailarina de ballet~

Qué desagradable es escuchar de personas que abandonan sus sueños reales y terminan limitados por la necesidad de sentirse grandes y poderosos; qué feo es ver que este problema es mil veces más común en los hombres. Quizá sea lógico, después de todo (desde un punto de vista etológico, o sea del comportamiento animal) en nuestra raza es el macho quien debe proteger a la familia y procurar su bienestar. Es un instinto más que se deforma en una necesidad implacable de permanecer en el poder y avanzar más y más.

¿Escucharon sus primeros dos discos?, eran geniales... ¿Escucharon los que siguieron, cuando se comercializaron?, si no: qué suerte.

Y como la limitación está en quedarse igual, la gente no se da cuenta de que al enseñar y brindar a otros ese poder que se ha adquirido, este crece y se desarrolla. Sólo así existe la evolución, con la transferencia e intercambio de ideas, energías y esfuerzos. Si el poder no se transmite y se conserva, lo que se crea es un refrigerador lleno de comida que termina por pudrirse; si el alimento se lo dieran a otras personas, estas podrían conseguir más comida y más refrigeradores. No hay necesidad de mantener todo en un sólo punto si podemos difundir lo positivo por todos los medios posibles.

Una amiga me pidió que escribiera sobre la complejidad de las personas. !Esto es complejidad! Es hasta desesperante: primero no queremos probar las cosas porque no las conocemos, luego no queremos probarlas porque ya las “conocemos” y al final, una vez que las probamos y nos ha gustado, decidimos no compartir con nadie y nos llenamos de óxido por dentro.

En fin, como estoy introduciendo el tema del poder y lo difícil que es sostenerlo sin perder la cabeza no planeo extender más esta entrada. Una introducción sólo abarca los picos de los múltiples icebergs que están debajo de su gran océano. Sólo es cuestión de tiempo, iré publicando entradas al respecto más adelante; espérala máximo hasta el próximo fin de semana, pero mantente al tanto, quizá la publique antes. En fin te mando un saludote y un montón de ideas creativas para que pienses más al respecto, analices y me dejes tu punto de vista abajo en los comentarios. No temas comentar, al contrario, hazlo con orgullo: tú comentaste y los otros cobardes no! Disfruta de la vida, hasta la siguiente entrada!!

Qué mal… tuve tres votos para mi encuesta! Y lo peor es que, habiendo tres respuestas posibles, recibí un voto para cada una. Creo que el tema no le interesa a mucha gente, pero qué más da, siempre está bien conocer un poco más. Probablemente la gente no tiene mucha idea de lo que la pereza es en realidad; la idea general es la flojera, tomándoles como sinónimos. Sin embargo, la pereza abarca una cantidad gigantesca de características y, como es tan amplio el concepto, creo que es más adecuado tomarlo primero.

La pereza es la falta de ganas, el estar sin hacer nada, inerte como ser no vivo, sin acción, sin cambio. La pereza no sólo implica estar estático sin hacer nada, sino retroceder y quedarse aún más atrás. La gente perezosa normalmente la confundimos con aquélla que no obedece órdenes o está todo el tiempo viendo la televisión, pero en sí, la pereza puede o no estar presente en esos tipos de personas.

Alguien que de verdad tiene pereza es alguien que busca el reposo total de manera constante. Puede haber depresión, incertidumbre o inseguridad. A veces la depresión nos incita a quedarnos en la nada para olvidar, dejar de caminar y pensar con el objetivo de deshacernos de eso que nos hace sentir mal. Tras unos días, debería desaparecer (cuando es una especie de crisis nada más), pero en algunos casos permanece y es cuando la gente lleva una depresión crónica, que les impide vivir adecuadamente. Bajan de peso por comer menos, se ponen pálidos porque salen poco y se les ve con caras caídas porque no hay emoción nueva que no sea la tristeza, melancolía, etc.

La incertidumbre sobre el futuro también nos hace ser estáticos, el no saber hacia donde tiramos la flecha, nos obliga a bajar el arco sólo para asegurarnos de que no le daremos a alguien en la cabeza o haremos explotar un barril con pólvora. Aquéllos que buscan un futuro propicio terminan esperando el momento adecuado para actuar, permaneciendo estáticos mientras ese llega. El problema en sí, se presenta cuando no hay momento adecuado, cuando lo que se busca es demasiado lejano o cuando no se aprovechan las oportunidades correctas.

La inseguridad también nos hace no hacer nada. Tener miedo sobre lo que puede pasar cuando actuamos es similar a la incertidumbre, sólo que en este caso pensamos que todo acto tendrá una consecuencia que puede ser negativa. Ante esto, podemos decidir mejor no actuar.

La pereza esta presente en mil casos diferentes, no sólo estos tres. Pero estos sean, probablemente, los mejores ejemplos, sobre todo la depresión, que todos hemos vivido alguna vez. No obstante, seguramente en la primaria alguna maestra nos llamó “perezosos mentales” y es que, en sí, la pereza no es solamente física, también implica el uso de la mente y la razón y el análisis.

Gente sobra que tiene este problema y es que, con el crecimiento de la influencia de los medios de comunicación en nuestros cerebros, la gente cada vez piensa menos. Ni más ni menos, hace poco leí un artículo muy interesante que trataba con este problema, dirigido al lenguaje. Prácticamente decía que las personas reducimos nuestro lenguaje al que presentan en la televisión, reduciendo nuestra capacidad de analizar correctamente las palabras y de crear nuestros propios enunciados, sólo a la espera de que una canción nueva tenga una frase que podamos ocupar.

Los medios de comunicación hacen que perdamos capacidades intelectuales al injertar un lenguaje muy sencillo con unas cuantas palabras diferentes. La capacidad de abstracción de conceptos y generación de ideas tiene muchísimo que ver con todo esto. Ya la gente no quiere pensar, prefiere esperar a que piensen por ellos; prefiere dejar de crecer y permanecer igual; mientras menos cambiemos, mejor. Es ahí, de verdad, cuando la pereza se ha vuelto un problema en nuestras vidas, uno que no nos permitirá salir adelante (muy relacionado con el ego que no quiere cambiar, de hecho) y nos dejará quejándonos de nuestras vidas fracasadas echando la culpa a otros o a otra cosa.

Mucho para pensar y pocas ganas de hacerlo, vaya dilema. A mí no me gusta quedarme con la duda, analizar es la solución. No me considero muy perezoso, sólo un poco, quizá, más porque me lo imponen que por otra cosa, pero en fin; no puedo negar que sí tengo mis cayos. Espero hayan entendido la entrada, no olviden comentar… ¿Qué les hace ser perezosos? Ni salgan con que ustedes llevan vidas activas y bla bla… que para palabrerías y mascarones, en los blogs de los famosos, aquí no! No dejaré encuesta esta vez, de todas formas no me responden, así que me basta con los comentarios! Tampoco olviden seguirme, para que reciban en su correo los avisos sobre mis nuevas entradas. Disfruten de la vida y no dejen de crecer. Hasta pronto!

Antes de poder continuar sobre el problema del alcoholismo, y en específico sobre los niveles del mismo, tengo que aclarar a lo que me estoy refiriendo al mencionar los adjetivos “físico”, “mental”, “emocional” y “espiritual”; ya que de lo contrario, estaremos manteniendo ideas muy diferentes entre tú y yo.

Para empezar, puedo mencionar que he escuchado ya sobre la idea de que el hombre se compone de “cuatro círculos” (físico, mental, emocional y espiritual), sin embargo, desde mi punto de vista esa es una idea bastante reducida. De hecho podría decir que no sólo nos componen, sino que somos parte de ellos.

Por eso es que he pensado que más que componentes del hombre, son realidades en las que habitamos o hemos habitado. Hace poco escuché algo nombrado “teoría de cuerdas”. A pesar de que no se me explicó bien de qué trata, parece que dicha teoría menciona la existencia de 10 dimensiones diferentes.

Es uno de esos intentos del ser humano por hacer objetivo lo relativo y de establecer leyes para eso que aún no es capaz de comprender. Seguro que será un gran avance, pero hasta entonces sólo me deja claro que existen varias dimensiones diferentes y que existen en el mismo tiempo y espacio, pero que no se tocan.

Desconozco cuales son todas las dimensiones; pero llevo un buen tiempo pensando en el siguiente orden:

1: La primera dimensión tendrá que ser la emocional. Ya que en el inicio todo es mera sensación. Lo vivimos, primero sentimos y luego…

2: Pensamos. La segunda dimensión sería la mental. Ya que se incorporan ideas y emociones, todo adquiere mayor complejidad.

3: La tercera dimensión, esa en que habitamos, es la física. es la forma corpórea que las ideas y emociones toman al cambiar de una a otra dimensión.

4: Posteriormente, llega la cuarta dimensión, la espiritual. Esa hacia la que nos dirigimos y que no comprendemos del todo.

Es posible explicar todo esto con el nacimiento de un bebé. Al inicio, la madre sentirá todo tipo de emociones al saber que alberga un niño dentro de ella. Posteriormente comenzará a pensar como es que logrará el nacimiento y el mantenimiento que sigue. Mientras el niño está desarrollándose, está comenzando a vivir en una nueva dimensión, lo que significa que murió en la anterior; sin embargo, no es sino hasta que el niño nace, que existe en realidad en la dimensión física.

(Debo recordar que es sólo un ejemplo para ejemplificar la sucesión de las dimensiones y no el hecho en sí)

Finalmente (para nosotros) llegaría la muerte. Es el final de su aparición en esta dimensión, el fin del trayecto en la dimensión física y el inicio de la nueva, la cuarta dimensión. Lo que para muchos es la liberación del alma que alberga en nosotros.

Entonces, todo lo que conocemos ha pasado ya a través de dos dimensiones anteriores. Además, aunque ya hemos finalizado nuestro trayecto sobre ellas, aún tenemos huellas de las mismas. De ahí que sean tanto dimensiones como componentes.

Esto podría explicar miles de cosas, incluyendo los recuerdos que  tienen algunas personas de “vidas pasadas”, fantasmas, ovnis, los recuerdos previos al parto y demás traumas que hayan ocurrido antes de nacer o incluso hasta el rompimiento de tablas con las manos o la sanación “milagrosa” que algunos pueden lograr.

Entonces, debemos comprender que todos formamos parte, alguna vez, de otras dimensiones, que por el momento estamos en la tercera y que aún nos falta camino por recorrer después de la muerte. (Por el momento dejaré esto al aire, porque de aquí vienen una serie de reflexiones que salen un poco de lo que busco en esta entrada)

Entonces, nos componemos de dos dimensiones pasadas (que para nosotros resultan completamente abstractas, pues no pertenecen a lo que conocemos físicamente): la emocional, que se relaciona con todo lo que se siente sin contacto con lo físico, y la mental, que abarca todas las ideas y pensamientos. Nos componemos de la dimensión en la que nos encontramos, la física, todo eso que es materia o energía. Y estamos avanzando hacia una dimensión espiritual, de la cual comenzamos a componernos con el tiempo, pues tal como el bebé iba tomando su forma física durante el embarazo materno, nosotros formamos el espíritu hasta que tiene una forma. Ya que hemos muerto, el espíritu tomará una forma real en otra dimensión.

Claramente estoy hablando de evolución. El mismo ente va avanzando en todas las dimensiones de una en una , quedándose con una parte de lo que vivió en la anterior y comenzando a formular algo nuevo en la siguiente.

Ya estaré sacando más ideas al respecto en diferentes entradas y aclararé lo que pudiera haber quedado inconcluso en esta, sobre todo lo espiritual, ya que es con lo que menos estamos familiarizados, puesto que aún no llegamos a él en realidad. Ya teniendo un poco más claro el asunto emocional, mental, físico y espiritual del hombre, puedo continuar con mi tercera entrada sobre el alcoholismo.

Sigan leyéndome, que el miedo no los frene. Hasta la siguiente entrada, gracias por haber llegado hasta este punto.